Información general

El marido de Ana Rosenfeld murió por coronavirus

Marcelo Frydlewski, marido de la abogada estaba en terapia intensiva de una clínica de La Florida, EE. UU., y ella estaba esperando un "milagro"

Sábado 09 de Octubre de 2021

El marido de la abogada Ana Rosenfeld falleció por una complicación en un cuadro de coronavirus tras permanecer internado más de un mes en Miami, Estados Unidos. Allí había viajado con la abogada para disfrutar de unas vacaciones junto a sus nietos. La noticia la dio a conocer su hija.

“Viviste como cualquier persona en el mundo quisiera vivir. Disfrutaste más de lo que se podía. No te privaste nunca de nada. Formaste la familia que todos queremos formar. Viviste como pocos y luchaste como ninguno. El que todo lo puede y todo lo sabe. El que admiro más que a nadie en el mundo. Deseo que el mundo entero pueda tener un papá como lo tuve yo”, escribió la joven en un mensaje de despedida.

Frydlewski estaba intubado en terapia intensiva con pronóstico reservado. Su esposa, Ana Rosenfeld días atrás había escrito: “Alguien me dijo hoy que el 99% depende de Dios y que el 1% depende de vos, peleá con fuerza por ese 1%, que te estoy esperando mi amor”.

Desde hace un mes y medio, casi a diario, Ana Rosenfeld se volcaba a sus redes sociales con tiernos mensajes de amor hacia su marido, Marcelo Frydlewski, para quien pedía “un milagro”. El hombre había sido internado en una clínica de Miami, adonde habían viajado para visitar a una de sus hijas, luego de una complicación en su cuadro de coronavirus. Y, aunque su situación era grave, la abogada no perdía las esperanzas de volver a abrazar a su “amorcito”, como le decía en la intimidad. Sin embargo, en las primeras horas de este sábado, el hombre falleció.

La noticia del fallecimiento

El periodista Ángel de Brito compartió la información desde su cuenta de Instagram. “Lamentablemente falleció Marcelo, un hombre simpático, cariñoso y siempre a favor”, puso el conductor de Los Ángeles de la Mañana. Y le mandó un abrazo a la abogada y a sus hijas, Pamela y Stephanie.

Ana y Marcelo, que estaban casados desde hace 36 años, habían viajado a Estados Unidos para ver a sus hijas y nietos, que viven en Miami, y cuando se hisoparon para emprender su regreso a Buenos Aires, dieron positivo de Covid-19. La abogada transitó el virus sin problemas, pero su marido tuvo que ser internado por una complicación en su cuadro. Desde entonces, ella se refugió en sus afectos y no dejó de rogar, esperando el momento de volver a abrazar al hombre con el que compartió casi cuatro décadas. Pero los partes médicos fueron cada vez más desalentadores.

En la primera semana de septiembre, Rosenfeld había contado que su marido había sido intubado, pero no perdía la fe. “Se complicó un poco, pero va a salir”, había dicho en medio de los saludos por el año nuevo judío. Sin embargo, hace un par de semanas, los médicos le plantearon a Ana el peor panorama. Y, a partir de ese momento, la familia habría comenzado a tratar de prepararla emocionalmente para este desenlace.

“Cada vez que le hago escuchar un mensaje de los nietos siento que su corazón sonríe. Aprendí a decir un día a la vez. Seguimos rezando más fuerte que nunca”, fue el último mensaje que publicó la letrada hace un par de días en su Instagram. Y que, por supuesto, recibió miles de comentarios cariñosos por parte de sus amigos y conocidos.

La semana anterior, en tanto, Rosenfeld había publicado una foto de Marcelo en bata de baño que decía: “Sigo dormido. Sé que rezan por mí y me acompañan a salir del estado crítico en que me encuentro. Los médicos están haciendo todo lo que tienen a su alcance. Siento que es Dios quien los guía en sus decisiones. Confío en ellos, en sus oraciones, en mi familia y en Dios por encima de todo. Perdón que Ana no pase un parte diario de mi estado de salud. Nada nuevo que contar hasta que me despierten”.

Todavía no se sabe nada con respecto al velatorio de Frydlewski. Pero, por lo que había trascendido, la familia ya se habría encargado de hacer las averiguaciones correspondientes como para realizar el traslado de su cuerpo a la Argentina, para así poder darle el último adiós.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario