Información General

Autorizan un test rápido que puede detectar el virus de la gripe en cinco minutos

Está desarrollado para el uso profesional en entornos de atención sanitaria, como hospitales, salas de emergencia y laboratorios clínicos. Fue autorizado por Anmat

Martes 12 de Julio de 2022

Ante el incremento de casos por el virus de la Influenza A y B (gripe), la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) autorizó el uso de una prueba rápida de uso profesional que en pocos minutos permite la detección e identificación del virus de la Influenza a través de hisopos o aspirados nasofaríngeos.

La nueva prueba Bioline Influenza Ultra de Abbot ofrece resultados en un lapso de entre 5 y 8 minutos. Su uso está recomendado en hospitales, salas de emergencia y laboratorios clínicos como herramienta eficaz para la detección de la influenza que, como se sabe, tiene una mayor prevalencia durante la temporada de invierno.

"Los expertos en salud pública esperan ver un regreso más fuerte de la gripe a medida que las economías se reabren por completo y aumentan los viajes y las actividades sociales. Para prepararnos, debemos estar atentos a las pruebas sintomáticas y el tratamiento temprano para reducir la propagación de la gripe", expresó Óscar Guerra, director médico de Abbott en Latinoamérica.

Si bien la gripe había logrado descender en los últimos dos años, principalmente por causa de la pandemia y el aislamiento obligatorio, ahora, con el regreso de la presencialidad en las actividades, el país ha registrado un aumento temprano en los casos de influenza A (unos 129.916 casos durante las primeras 12 semanas de este año), que normalmente circula a fines del otoño y durante el invierno (principalmente entre los meses de mayo y agosto), lo que hace que la necesidad de realizar pruebas sea aún más crítica.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda enfáticamente la vigilancia nacional de la gripe, así como la prevención y medidas de planificación de control de la enfermedad, que incluyen vacunas, diagnóstico temprano y tratamiento, para reducir el impacto de la enfermedad, especialmente en las poblaciones vulnerables.

En respuesta al contexto de salud actual, Guerra agregó: "Para apoyar la salud pública, debemos estar un paso adelante en el diagnóstico, de modo que los profesionales de la salud puedan tener las herramientas de primera línea que necesitan para identificar rápidamente la influenza tipo A y B y recomendar un tratamiento temprano, especialmente para los grupos en riesgo".

Un estudio clínico de rendimiento versus cultivo celular utilizando hisopos nasofaríngeos demostró que el test Bioline Influenza Ultra de Abbott tiene una sensibilidad del 88,5% para la Influenza A y del 91,5% para la Influenza B y una especificidad del 97,4%.

El test está desarrollado para uso profesional en Argentina en entornos de atención sanitaria, como hospitales, salas de emergencia y laboratorios clínicos. Es de fácil lectura con líneas codificadas por colores para identificar de qué virus se trata en caso de detectarlo.

Las pruebas rápidas pueden ser útiles para detectar la infección por el virus de la influenza como causa de brotes respiratorios en cualquier entorno, pero especialmente en instituciones donde se congregan personas, como hogares de ancianos, centros de atención de enfermedades crónicas y hospitales, así como escuelas, entre otros sitios.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario