Clima

¿Cuántas veces pasó la tormenta de Santa Rosa?: qué dicen los registros

La tormenta que tiene nombre propio, un origen particular tiene su historia en la ciudad y a través de los registros del Servicio Meteorológico y del INA veremos cómo fue la ocurrencia de dicha tormenta en la zona. ¿pasó o no pasó?

Sábado 29 de Agosto de 2020

A nivel popular, en fechas cercanas al 30 de agosto de cada año, se suele esperar la ocurrencia de una fuerte tormenta a la que se denomina: "Tormenta de Santa Rosa", en coincidencia con la festividad de Santa Rosa de Lima, patrona de la Iglesia Católica de Lima, de Hispanoamérica, de las Filipinas y de las Indias Orientales. Existe, además, la creencia popular de que se trata de una de las peores tormentas del año.

Según el vocabulario meteorológico internacional de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), se denomina "tormenta" a la descarga brusca de electricidad atmosférica que se manifiesta por un resplandor breve -relámpago- y por un ruido seco o estruendo sordo -trueno-. Las tormentas se asocian a nubes convectivas las que, generalmente -aunque no siempre-, generan precipitaciones intensas en forma de chaparrón de lluvia o, en ocasiones, de nieve o granizo, así como también vientos fuertes.

EN el siguiente gráfico, los registros de las tormentas ocurrido en fechas próximas al 30 de agosto (entre el 25 de agosto y el 4 de septiembre), sobre la base de las observaciones hechas por los registros del Servicios Meteorológico Nacional (aquí ubicados en la ciudad de Sauce Viejo) y del Instituto Nacional del Agua (INA), en el período que se comprende desde 1906 al 2012.

Embed

El criterio considerado fue contabilizar, para cada año, el o los días consecutivos con tormenta y la cantidad total de agua caída en el episodio. En caso de registrarse más de un evento en el lapso considerado, se tomó en cuenta el que dio lugar a mayor cantidad de agua caída

Cabe aclarar que, eventualmente, pueden observarse tormentas, a veces intensas, aún antes del 25 de agosto, a las que la gente considera como “Tormenta de Santa Rosa”. Este es el caso del año 2005, cuando tuvo lugar una intensa tormenta de lluvia y viento entre los días 20 y 23 de agosto, con un total de agua caída de 188.4 mm.

El resultado de este análisis muestra que, en los 107 años de registros, en 58 oportunidades, es decir solo el 54% de los casos, se produjeron tormentas en los días próximos al del santoral de Santa Rosa de Lima, si bien no siempre estuvieron asociadas a precipitaciones intensas y/o abundantes.

Cabe destacar el aumento de la frecuencia de tormentas que se observa a partir de la década del 90: sólo en 1995, 2005, 2006 y 2007 no se observó este fenómeno durante los días considerados. No obstante las décadas con mayor frecuencia de este "episodio" son la del '90 con nueve casos y la del '50 con ocho. Así mismo entre los días considerados pudieron haber tenido lugar episodios de lluvias sin tormentas, los cuales no fueron considerados en el análisis, como bien se aclara al principio de este informe.

Tal es el caso, por ejemplo, del año 2010 que durante el día 2 de septiembre precipitaron más de 45 mm pero sin observarse tormentas. En cambio durante el día 31 de agosto del mismo año llovieron sólo 18 mm, pero con tormentas, por lo que es este episodio el considerado para el análisis del informe ya que cumple con el criterio pedido.

Vale la pena aclarar que la llamada “Tormenta de Santa Rosa” no se observa en todo el país. Excepto en el este y el centro del país, es difícil que se manifieste con actividad eléctrica. En el noroeste argentino, la extrema sequedad del aire en esta época del año hace muy poco probable la ocurrencia de actividad tormentosa.

La leyenda de la tormenta

En 1615 en la “Ciudad de Los Reyes” (Lima) una religiosa llamada Rosa –(Isabel Flores de Oliva, 1586-†1617)– encabezó una rogativa desde una iglesia, ante el posible desembarco de piratas holandeses que ya habían asaltado el puerto vecino de Callao. Sin previo aviso, una gran tormenta impidió que las embarcaciones se acercaran a tierra y así, la ciudad de Lima quedó salva. Los creyentes comenzaron a atribuir la presencia de la tormenta y la huida de los piratas al poder místico de Rosa.

La leyenda se popularizó en Argentina, con gran fuerza en la zona del Río de la Plata, en Córdoba y en la región de Cuyo. La capital de la provincia de La Pampa lleva su nombre. Es una región en donde se dan tormentas fuertes con mucha frecuencia, principalmente en primavera y verano. Generalmente las primeras tormentas de la temporada se suelen dar en la fecha de la Tormenta de Santa Rosa. En Uruguay también es muy popular dicha tormenta en los 5 primeros días posteriores o previos al 30 de agosto.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario