Información General

Fue denunciado por grabar un video sexual no consentido por su pareja

Ocurrió en Corral de Bustos. La mujer lo denunció por violencia de género. Grababa las relaciones sin que ella lo supiera

Sábado 13 de Agosto de 2022

Un tribunal de segunda instancia de Marcos Juárez ordenó investigar un hombre que grabó las relaciones sexuales con su novia sin el consentimiento de ella, quien lo denunció por violencia de género. Los camaristas tomaron esa decisión luego de revocar un decreto que disponía el archivo de la denuncia formulada por una mujer. La presunta víctima, de 24 años, acusa a su pareja de registrar imágenes fílmicas de las relaciones sexuales que mantuvo con él, y de hacerlo de manera subrepticia y sin contar con su consentimiento. Esto, a su criterio, constituye violencia sexual por vulnerar su intimidad y su libertad de autodeterminación, ya que desconocía que había dispuesto una cámara oculta para concretar la filmación. Los hechos denunciados ocurrieron en Corral de Bustos, ciudad cordobesa cercana a la frontera con Santa Fe y ubicada a 189 kilómetros de Rosario.

El tribunal _con competencia en violencia familiar y género_ hizo lugar al recurso de apelación interpuesto por la mujer, identificada con las siglas M. B. A., con patrocinio del defensor oficial Hedelsio Luis Villarroel. Y ordenó al Juzgado de Competencia Múltiple de Corral de Bustos-Ifflinger (nombre oficial de la ciudad) que dé trámite a la denuncia a fin de garantizar la protección integral de los derechos de la denunciante, desde una perspectiva de género.

La presentación de la joven había sido archivada en la misma Corral de Bustos. La primera presentación se hizo el 18 de febrero, pero el Juzgado la archivó ese mismo día por considerar que no había un delito por investigar. Con el patrocinio de Villarroel, la joven presentó entonces un recurso de apelación en la Cámara Civil, Comercial, de Familia y del Trabajo de Marcos Juárez, que revocó la decisión y ordenó reactivar la investigación. Esta resolución data de principios de junio, pero debieron correr los plazos legales para que fuera cosa juzgada, y en el medio estuvo la feria judicial. De ahí que recién en agosto el caso tomó estado público, más allá de los rumores en redes sociales. Hasta donde se sabe, la joven habría descubierto el ardid al ver que en el celular del novio (al que tenía acceso permitido) había archivos de videos donde aparecían teniendo relaciones sexuales. Todo indicaría que había una cámara en algún lugar del cuarto o sala donde tenían los encuentros, que sí eran consensuados.

En su resolución, el tribunal de segunda instancia agrega que, en caso de que los derechos de la mujer hayan sido violentados, deberán adoptarse las medidas pertinentes para protegerlos. “Previo trámite conforme al procedimiento previsto por la ley, deberá expedirse sobre la potencial lesión al derecho de una mujer que requiere un análisis y una respuesta judicial desde una perspectiva de género, adoptando las medidas pertinentes que fueren necesarias, pero no ordenar el archivo sin más fundamento que el dado en el decreto que se ataca”, manifestaron los camaristas Raúl Morra, Graciela Filiberti y Jorge Namur.

La Fiscalía de Cámara de Bell Ville (que intervino en la causa) compartió la solicitud de la víctima y afirmó que la denuncia podría constituir un supuesto de violencia sexual contra la mujer contemplado en la normativa. En este sentido, consideró necesario dar trámite, con celeridad, a la presentación y brindar las medidas de protección y asistencia que sean oportunas. Ahora comienza la investigación. Según pudo saberse, y aunque no está confirmado oficialmente, se habrían llevado adelante algunas medidas, como secuestro de material electrónico y digital probatorio.

En un informe puesto al aire por C6N, de Multimedios Corral, Villarroel afirmó: "La noticia de una supuesta violencia siempre puede dar lugar a distintas interpretaciones, y si bien el juzgado la archivó, el Poder Judicial brinda herramientas para la defensa. En este caso, elevamos el reclamo y los vocales decidieron que existe un supuesto de violencia sexual tan cual lo ha relatado la víctima. El consentimiento desplaza cualquier acusación delictiva en el caso de abuso sexual, pero hay otras cuestiones que requieren una respuesta del Poder Judicial. En este caso, la disposición de una cámara y su uso sin que la mujer haya brindado su consentimiento. Era claro que existía un avasallamiento a la voluntad de la persona, porque ella tiene que poder decidir en qué condiciones realiza este acto. Por eso es una forma de violencia sexual que violenta la voluntad de la mujer".

En la resolución, los jueces remarcaron que los hechos denunciados son capaces de constituir un "perjuicio de difícil, tardía o imposible reparación ulterior, toda vez que no brindar el curso legal correcto, podría afectar a la víctima, y con ello, hacerla desistir de recurrir a la justicia en casos como el presente y poner en riesgo su integridad moral, física, mental", motivo por el cuál "los órganos judiciales deben construir el análisis de los casos desde una adecuada perspectiva de género para así reconocer fielmente los derechos de las víctimas mujeres y evitarles una nueva victimización en la esfera institucional".

Por Marcelo Castaños// La Capital

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario