Información General

¿Y si probamos con jugar?

Dicen los que saben, que la mejor manera de aprender y estimular la mente humana es a través de la incorporación de contenidos lúdicos en todo el proceso.

Domingo 18 de Noviembre de 2018

Esto de ninguna manera es excluyente solo a los niños, sino que todas las poblaciones aprenden mejor desde ambientes agradables y libres.

Si nos remontamos un poquito para atrás, pregunto, ¿la educación que recibieron los que hoy son adultos mayores, contenía el juego como posibilidad? ¿Era la mirada del docente la que habilitaba la interacción del niño con el entorno? O más bien, ¿lo confinaba a moverse sin margen de error, con el castigo o el reto como resultado de lo no hecho, de lo hecho a medias, o de lo hecho mal?

Víctor Montoya, un escritor, periodista y pedagogo boliviano, a través del escrito "la letra con sangre entra" relata tristemente la vena de la educación que generaciones más envejecidas recibieron, aquella que más que posibilidades generaba miedos, y el rechazo de ninguna manera contenía el despliegue humano como posibilidad. Esa, donde mediaba desde el reto al sopapo, los coscorrones en la cabeza, la regla en los dedos.

Donde había docentes que inhibían la participación de los niños, donde nada se aprendía desde el terror a equivocarse.

Donde no existía la interacción si la consecuencia luego podía ser angustiosa y hasta humillante.

Aquí es donde la reflexión me lleva a interpelarme, tendrá que ver este tipo de educación (o de mala educación) con el rechazo que muestran más de una vez los adultos mayores a aprender cosas nuevas en esta etapa de su vida?

Será eso que genera aún hoy el miedo a fracasar, a romper, a exponerse a situaciones que no saben si podrán resolver o controlar?

Será está educación para no fallar la que hace que directamente no intenten generar conocimientos nuevos aún sabiendo que es bueno para ellos?

Creo que tiene injerencia directa, y también creo en el poder del otro para modificar estás situaciones. Cómo? Habilitando espacios desde la amabilidad, la calidez, el manejo de las expectativas de logro, el aliento a equivocarse y aprender del error.

Te puede interesar

La edad no quita derechos

Siempre es posible reconciliarse con nuevas maneras de "aprehender en el mundo", no importa la edad que se tenga, y siempre es posible también, reconfigurar los conocimientos para seguir explorando el mundo sin tapujos y sin miedos, con ganas, con ansias y con empuje.

Usando nuestros intereses como motivadores innatos, y nuestras capacidades como vehículos para conectar con lo que me genera interés, nos mantendremos activos, resilientes y empoderados.

Por ello, y porque apuesto al aprendizaje y la estimulación durante toda la vida, quiero proponerles a ustedes un juego. Si, un juego de estimulación cognitiva para adultos mayores que encontrarán junto a las notas sobre gerontología en esta "Columna para la tercera edad" los domingos.

Aquí nos reuniremos para poner en actividad nuestras funciones cognitivas y desafiar el envejecimiento y el declive cognitivo.

Estos ejercicios, son especialmente diseñados para adultos mayores argentinos, y usaremos información de nuestro país y el mundo, para poner en funcionamiento nuestro engranaje mental.

Espero que les guste esta nueva propuesta! Arrancamos el domingo que viene, preparados, listos? Ya!

Si tenés dudas o comentarios, podes escribirme a lailatomas@hotmail.com.

¿Te gustó la nota?