Sauce Viejo: les prohíben acercarse a una escuela

Prohíben a tres hombres acercarse a una escuela de Sauce Viejo

Es por el enfrentamiento que mantuvieron el pasado jueves frente a las instalaciones de la Presidente Perón y que obligó a realizar un gran despliegue policial

Lunes 06 de Mayo de 2019

El juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Rodolfo Mingarini, homologó este lunes un acuerdo entre dos fiscales del Ministerio Público de la Acusación y un defensor público para que dos de los tres detenidos en el operativo policial que tuvo lugar frente a la escuela Perón, en Sauce Viejo, abandonen el barrio.

La medida fue una alternativa a la prisión preventiva y apuntó a que los hermanos G. y J. Wan Vele se muden a la ciudad de Santo Tomé. Mientras que el tercer detenido, L. Ortiz, se quedará en el barrio donde sucedieron los hechos pero tendrá prohibido –al igual que los Wan Vele– acercarse a la escuela Presidente Perón (Nº 1.297) ubicada entre las calles 6 y 19.

La resolución del juez Mingarini fue luego de un acuerdo que llevaron a cabo los propios imputados, mediante su abogado Gustavo Durando y los fiscales del área de flagrancia, Sebastián Szeifert y Arturo Haidar.

En dicho acuerdo se estableció que los tres deberán presentarse una vez al mes al Ministerio Público de la Acusación para así demostrar que se encuentran sujetos al proceso que los tiene imputados por el delito de "resistencia a la autoridad". En el caso de Ortiz, como no puede abandonar el barrio deberá presentarse cada quince días al organismo judicial y además no podrá tener ningún tipo de contacto con ningún miembro familiar Wan Vele.

Los tres fueron imputados el pasado sábado en la Sala 3 del subsuelo de tribunales y desde entonces se analizó la posibilidad de que acuerden medidas alternativas a la prisión ya que el delito atribuido no supera el año de cárcel.

La detención se produjo el pasado jueves tras un procedimiento policial que tuvo lugar frente a la escuela de Sauce Viejo luego de que dos familias del barrio comiencen pelearse, golpearse y hasta arrojarse piedras.

Embed

El suceso ocurrió a las 12.45 y en consecuencia debió actuar el personal de la Subcomisaría 13ª que efectuó dos disparos con cartuchos antitumultos, para terminar con los incidentes generados por los violentos.

El caso tomó estado público ya que cuando se llevaba a cabo el trabajo policial, el momento quedó grabado en un video que rápidamente se viralizó por las redes sociales y causó un gran impacto en la comunidad educativa y en el propio Ministerio de Seguridad.

¿Te gustó la nota?