Ovación

El deseo máximo de Nicolás Fernández de jugar en Unión

El delantero de Defensa y Justicia habló a corazón abierto sobre su durísima infancia en Santa Fe y además, volvió a dejar en claro que su sueño es ponerse la rojiblanca

Martes 16 de Abril de 2019

En las últimas horas, el santafesino Nicolás Fernández brindó una extensa y profunda entrevista al canal deportivo TyC Sports. Después de la gran campaña que hizo con Defensa y Justicia, con quien se consagró subcampeón de la Superliga, Evita no se metió tanto en temas futbolísticos sino que habló a corazón abierto sobre todo lo que debió afrontar para llegar a esta actualidad.

Reveló experiencias de vida no conocidas junto a sus hermanos Brian y Leandro: "Fue una vida bastante dura. Siempre pedíamos pan en la casa de enfrente y en las de los costados. Igualmente fue alegre. Jugábamos con amigos todo el tiempo. Mi mamá era la que laburaba y mi tío nos llevaba a los entrenamientos, pero mi papá no estuvo a la altura de comportarse como un verdadero padre".

Pero la reflexión del oriundo de barrio Yapeyú no quedó solo ahí: "Siempre me acuerdo de la vida dura que pasé, del hambre. Soy un chico humilde de una familia humilde. En Santa Fe nos hicimos famosos por cómo jugábamos en el barrio y la gente nos paraba por la calle para felicitarnos. Cuando llegué a Florencio Varela también me hice una fama, pero no descarrilé. Aprendí mucho con lo que les pasó a mis hermanos y me fueron quedando enseñanzas. Hace casi ocho años que estoy en Buenos Aires y nunca me importó salir al boliche. Hoy, si sos futbolista, eso te tira para abajo".

En otro tramo de la charla con uno de los canales deportivos más vistos de Argentina, tomó por un instante la tragedia marcó a los Fernández el 13 de agosto de 2012, cuando David, el segundo de los 10 hermanos, se disparó con su propio revolver luego de protagonizar un accidente en moto. Tenía 18 años. 

"Es duro. Yo estaba en Buenos Aires con Leandro y Brian. A Leandro le tocaba debutar en Ferro y tuvimos que partir para Santa Fe cuando supimos que había tenido un accidente. Es triste, hasta que caes en que se fue pero lo vamos a recordar con lo mejor. Nuestra vida sigue y la fuerza de él siempre nos llega. Lo recordamos en cada situación y en cada partido, que es cuando le gustaba", contó.

Embed

Asimismo, bancó a Brian cuando tuvo problemas con las adiciones: "Me puse triste porque es mi hermano. Es un gran futbolista y que haya pasado por eso es feo. A la familia lo afectó; a mí también. He llorado día y noche por las cosas que le pasaban. Él no se da una idea del potencial que tiene. Si no fuera por esto que pasó, sería un jugador de la Selección Argentina. Él sabía que estaba muy mal, pero lo seguía haciendo. Por suerte hoy en día se terminó y está disfrutando de sus goles".

En el final de la charla, no pudo ocultar su fanatismo por Unión: "Sería muy lindo poder irme a un lugar mejor por este momento que estoy viviendo, pero la realidad es que Defensa hoy es mi casa y me siento cómodo. Es mi lugar. Eso sí, siempre digo que al club en el que quiero jugar es Unión. Es fija y siempre lo nombro".

¿Te gustó la nota?