Ovación

La increíble anécdota de Garcé, el ex-Colón que fue llevado por Maradona al Mundial

El exdefensor del Sabalero, a quien Diego llevó a Sudáfrica 2010, tenía un vínculo muy especial con una de sus hijas y contó un secreto que sorprendió a muchos.

Viernes 18 de Octubre de 2019

Ariel Garcé fue sin dudas la sorpresa de la lista de jugadores que viajaron al mundial de Sudáfrica 2010. El exdefensor de River y Colón de Santa Fe sorprendió a propios y extraños cuando apareció en la nómina de Diego Armando Maradona. El Chino dio una extensa entrevista con TyC Sports donde detalló una serie de anécdotas imperdibles de su viaje a la máxima competencia.

El Chino se refirió a la polémica bandera que decía Gacé traé alfajores: “Yo estaba viviendo un gran momento, no podía creer que iba a viajar y cumplir uno de mis sueños. Uno de los masajistas me cargaba siempre, traé chorizos de Tandil o traé alfajores me decía y después pasó lo de la bandera en el estadio”, expresó el exfutbolista, quien se tomó con humor la situación.

Embed

“En ese momento, cuando estábamos cantando el himno vi la bandera pero no entendí. Después me di cuenta y fue muy ocurrente, estuvo muy bueno, realmente fue chistoso”, agregó el Chino. Aquella ingeniosa bandera recorrió el mundo. Si bien Garcé no sumó minutos en el mundial de Sudáfrica 2010, para el exfutbolista fue una experiencia inolvidable.

Por otro lado, el Chino reveló cómo se enteró que iba a ir al mundial: “La semana anterior me habían dado en la lista de 30, había sido como una revolución. La prensa estaba ensañada en criticarme, en decir que no estaba a altura. Después un día me llama una mujer, me pasa con Diego (Maradona) y empecé a temblar. En ese momento pensé ‘si me va a decir que no, no me va a llamar’ y ahí fue que me dijo ‘sos uno de mis 23 gladiadores’”, expresó.

Embed

Por último, Garcé recordó una imperdible anécdota que involucra a Gianinna Maradona: “Cuando ella era chica me contaron que le gustaba mi forma de jugar, como que yo era un poco su imagen de jugador. Le mandé mis camisetas de River a través de Claudia y una vez me llevaron como de sorpresa cuando cumplía 13 años. Me vio y se puso a llorar. Decían que dormía con la camiseta mía y para el padre, de Boca, que la hija duerma con una camiseta de River… Era fuerte”, señaló.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario