Ovación

Llega a Santa Fe el evento Reacción Fighting Champions

La velada se desarrollará el sábado 8 de junio, en el Complejo Piedras Blancas, desde las 21, y contará con 10 peleas, con dos títulos nacionales en juego.

Lunes 04 de Marzo de 2019

Santa Fe se prepara para vivir un evento único, irrepetible y que promete ser inolvidable. El próximo sábado 8 de junio se realizará un evento de Artes Marciales Mixtas denominado Reacción Fighting Champions. La velada tendrá lugar en Piedras Blancas y arrancará a las 21.

El mismo será organizado por Sebastián Marzocchi y Jonatan David Giménez, quienes pertenecen a la Academia de Luis Aragón. El evento contará con 10 peleas, y habrá dos títulos nacionales en juego.

Se destacará la presencia del cordobés Agustín Molina, quien pesa 93 kilos, y en MMA, y Bryan Andrés Ipuche en 95 kilos, quien lo hará en modalidad Kick boxing. El oriundo e Pilar, provincia de Córdoba, también pertenece a la academia Topfighting, y contará con la presencia del profesor Matías Sosa Campi, "La Bestia".

En dichas peleas con el título nacional en juego, en MMA, Molina enfrentará al santotomesino Cristian Gómez, mientras que el santafesino Horacio Scotta lo hará en Kick Boxing ante Ipuche.

Giménez y Marzocchi  visitaron a UNO Santa Fe para contar todos los detalles de la competencia que se avecina, y dejaron en claro cuál será el espíritu del evento, que será inédito para Santa Fe y la región.

Jona Giménez comenzó contando su relación con este deporte, e indicó: "Empecé a los 13 años en un gimnasio boxer de Santa Fe. En realidad mis la invitaron a mi hermana ya que venía un profesor de España que es pariente de familia, pero no quiso ir. Este deporte no era para mí, me costaba relacionarme con las personas, entonces mi hermana me mandó a mí a realizar las artes marciales. Me empezó a gustar desde el primer día".

Y agregó: "A los 16 años comencé a pelear en kick boxing, que es el boxeo con patadas y perdí por puntos. Conocí lo que fue la derrota, no supe cómo afrontarla y no sabía si seguir o dejar, por fuerza de voluntad seguí. Me di cuenta que era bueno en la lucha cuerpo a cuerpo y a los 17 años comencé a competir en MMA, en la jaula, como amateur. En 2012 hice un torneo de MMA por un cinturón amateur, gané dos peleas seguidas y la última la perdí, con un compañero de mi misma academia. Mi compañero, el que me ganó, me consiguió más peleas, y empecé a mejorar física y mentalmente. No paré de ganar, salió otra competencia, y con 18 años gané tres peleas ante finalistas, en Tandil y me gané el cinturón de campeón argentino amateur de la Federación Argentina de Artes Marciales Mixtas".

Mientras que en otra parte de la nota, Jona destacó: "Luego hice varias competencias de MMA hasta el año pasado, cuando peleé por una asociación que se llama Pitbull, lo hice ante un campeón al que le saqué el cinturón de la categoría ligero hasta 70 kilos, cambiando mi categoría de amateur a profesional".

En cuanto a su dedicación para este deporte, contó: "Entreno desde las 18 a las 22, de lunes a viernes, a veces los sábados. Entreno la parte de boxeo y patadas, por otro lado la de lucha y física. Es muy complejo el entrenamiento que hay que realizar para llevar adelante en este tipo de arte".

"Nosotros nos vemos limitados en el deporte que hacemos. Tengo 21 peleas de MMA y me costó mucho llegar a esa cantidad. En Argentina cuesta mucho participar en eventos, no como en Estados Unidos donde hay muchas con la UFC. Como no conseguimos peleas creamos este evento y por eso no vamos a pelear, pero en un futuro sí, para así hacer crecer este deporte en Santa Fe en particular y en Argentina en general", agregó en otra parte de la entrevista. 

Para luego contar detalles de su vida personal: "Soy del barrio Santa Rosa Lima, trabajo en Herrería de Obra con mi papá y como seguridad en boliches. Tengo a mis viejos y mis hermanos que me apoyan muchísimo. Estudié Ingeniería Informática, pero la pausé debido a que este deporte me llevaba mucho tiempo. No es un deporte violento sino un arte, que lleva mucha dedicación y tiempo. También puede implementarse como un sistema de defensa personal. Sería muy bueno que todos sepan lo que es luchar y defenderse".

Una experiencia de vida

A su turno, Sebastián Marzocchi, quien se crió en barro Nueva Pompeya y ahora vive en el barrio Nueva Esperanza, detalló cómo se empezó a relacionar con este deporte: "Hacía artes marciales tradicionales, como karate y sipalki do. Siempre fui muy silencioso para las actividades deportivas. Jugaba al fútbol. Jugué en Unión en inferiores de AFA. Me inicié en Pucará, luego pasé por Agua y Energía. Me hice amigo de Jona, hacía Jiu Jitsu, mientras hacía artes marciales me gustaba lo que hacía Luis Aragón, le pedí permiso para entrenar y me llevé una gran sorpresa, ya que no conocía Judo y Jiu Jitsu. Hace seis años que estoy en la academia, Jona me enseñó mucho. Empecé en Boxer, ahora estoy en el norte de la ciudad donde entreno en el gimnasio Upper".

Mientras que luego hizo referencia al apoyo que encuentra de su familia para realizar la actividad, y dijo: "Mi familia está compuesta por mi mujer, y mis hijos Daniel y Francisco. Trabajo en el Servicio Penitenciario, me cuesta mucho llegar a los entrenamientos pero me sirve mucho para mi trabajo. Incluso con Aragón dimos clases en el Servicio Penitenciario. En mi vida y en mi trabajo este deporte cambió mucho, ahora controlo mucho mi temperamento. Mucho tiene que ver con quien lo da, en este caso Luis es una persona muy pacífica y que siempre nos está enseñando. Es un deporte que es muy efectivo también para las mujeres".

Y sobre la idea de organizar el evento, contó: "La idea fue de Jona, Queremos pagarle bien a los competidores, ya que son los que se rompen el lomo para brindar un buen show y no están bien pagos. Tuve la posibilidad de ir a Córdoba, donde peleé con Agustín Molina. Ahora no están saliendo peleas, por eso queremos hacer viral este evento para sumar ayuda del gobierno y sponsors. Es un espectáculo muy lindo".

¿Te gustó la nota?