Ovación

Rugby: Roberto Campanella, el hombre de las tres pasiones

Roberto Campanella, fue un destacado jugador de rugby santafesino, abraza la política y como si fuese poco también tiene una gran pasión por el derecho.

Domingo 15 de Noviembre de 2020

Roberto Campanella es una de las grandes personalidades del rugby santafesino. Es un verdadero ícono de una época inolvidable del rugby. Tiene 69 años, cuatro hijos y su esposa Adriana, nació en Melincué, pero llegó a Santa Fe a los 17 años proveniente de Río Cuarto. A la capital provincial vino a estudiar abogacía en la Universidad Nacional del Litoral, y tras pasar por Jockey de Santa Fe, recaló en Liceo y comenzó a cosechar vínculos que en el tiempo se estrechan aún más. Cuentan que la casa de La Rioja casi Rivadavia fue centro de reuniones, una especie de jabonería Vieytes, donde también estaba Guillermo Quevedo de Sa Juan.

Como jugador Roberto Chiquito Campanella fue un octavo completo, que todo lo hacía bien, líder, siempre escuchando y disponible para acompañar y transmitir. Campanella tenía una visión integral del juego, periférica y sabe aportar precisas referencias para mejorar las estrategias. En el rugby cumplió todas las funciones que se pueden llevar a cabo; fue jugador del Liceo Militar, jugador y entrenador del seleccionado mayor de la Unión Santafesina de Rugby, y luego, ya en Universitario, cumplió la función de coach y llegó a ser su presidente.

"Antes que decretaran la cuarentena y que llegara la pandemia estaba con una afección, por lo que me debieron realizar una cirugía de sustitución de la prótesis de mi cadera derecha, que es un poco la herencia del rugby. La cirugía no salió bien, tal es así que me tuvieron que hacer nueve intervenciones quirúrgicas, hasta que dieron en el punto, con lo cual mi internación quedó superpuesta con la pandemia" comenzó señalando el doctor Roberto Campanella en un reportaje brindado a UNO Santa Fe.

image.png
 Chiquito Campanella comenzó jugando en Río Cuarto, luego vino a estudiar a la UNL, y tras jugar en Jockey, pasó casi 20 años en el Liceo Militar.

Chiquito Campanella comenzó jugando en Río Cuarto, luego vino a estudiar a la UNL, y tras jugar en Jockey, pasó casi 20 años en el Liceo Militar.

Roberto Campanella, extercera línea del Liceo Militar General Manuel Belgrano resaltó que "ni me enteré que había pandemia, porque estuve postrado en una cama, en Rosario gran parte del tiempo, la primera intervención fue el 8 de octubre del año pasado, y ahora ya estoy bien, con el andador y la silla de rueda. Laburando la cabeza, pensando en el rugby, y en mi profesión, al punto que ya puedo trabajar vía zoom con las audiencias que tengo en tribunales".

"Al rugby claro que lo extraño, han sido tantos años como jugador y entrenador, y luego como dirigente, que la verdad uno extraña poder ir al club. Es un paso semanal obligado los fines de semanas, los viajes acompañando al plantel superior y el disfrutar de nuestros amigos en el histórico rincón de Universitario. Hace más de un año que no voy al club, pero no me lo imagino a Universitario absolutamente vacío. Como hombre de rugby siempre creí en el rugby regional, basado en los clubes, que más allá que tengan una actitud profesional el espíritu es amateur" sostuvo Roberto Campanella.

Con toda su experiencia y conocimientos, el expresidente del Club Universitario de Santa Fe, Roberto Campanella, comentó que "Sucede que esta pandemia nos ha hecho retroceder y como que estamos en 1965, nos mandaron prestado un entrenador Izak Van Heerden, un coach sudafricano, quienes eran muy generosos con nosotros, nos preparó para una gira, y arrancamos nuestra inserción en el rugby del mundo. Esto bajado a los clubes, va a ser mucho más complicado".

"La política no te deja nunca. Son pasiones. Siempre digo, que dejando de lado la familia, que es algo superador, yo tengo tres pasiones, que son el derecho, que es la política y es el rugby. La política no la dejas, la abandonas cuando se te va la pasión" contó a cerca de otra de las pasiones que tiene Roberto Campanella, ya que fue legislador provincial y concejal por la ciudad de Santa Fe.

Los comienzos en el rugby

Roberto Campanella es uno de los emblemas del rugby santafesino todo. Por eso es oportuno conocer como fueron sus comienzos en el deporte de la pelota ovalada. "Mira empecé de muy chico a jugar en Urú Curé de Río Cuarto porque mi padre trabaja en el Banco Nación. Volví a tomar contacto cuando vine muy joven a estudiar a Santa Fe, y me metí en el Jockey Club. En el cual jugué en la cuarta división, y teníamos de entrenador a Botella García Sarubbi. Después se disolvió y de desarrollar el rugby, y nos dispersamos. Como tenía amigos me fui a jugar a Liceo, y ahí hice toda mi carrera rugbística".

El exdiputado provincial contó que "en Liceo recuerdo a Horacio Gaviola como entrenador, luego en otras épocas tuvimos a una persona muy querida y respetada que vino al CEC que fue el inolvidable Raúl Tacca. Que fue, sin lugar a dudas, un maestro, que bien merecido tiene que una calle lleve su nombre en donde está el polo deportivo en el sur de la ciudad. Era muy amigo de Perasso, y de Marcos Ocampo, con la famosa bajadita del scrum del SIC, y nos enseñó y mejoró el scrum, algo que no funcionaba en nosotros. Nos empezamos a destacar en el rugby de siete, y fuimos los primeros que asistimos a jugar un seven nacional que en aquel entonces organizaba el CASI. Que perdimos en cuartos de final jugando contra CUBA".

image.png
Campanella jugó cerca de una década en el seleccionado de la USR, y también integró el seleccionado del Interior de la UAR.

Campanella jugó cerca de una década en el seleccionado de la USR, y también integró el seleccionado del Interior de la UAR.

Roberto Campanella señaló que "debuté en Primera División en el Jockey a los 18 años, en el cual estuve dos años, y posteriormente pasé al plantel superior en Liceo. Allí jugué desde los 18 hasta casi los 38 años, mucho tiempo, y por eso jugué con muchas generaciones diferentes, incluso con dos periodistas como César Miño y Guillermo Tepper. Siempre jugué de tercera línea, pero los sábados lo hacía en primera, y los domingos, en segunda jugaba de full back. Un amigo de la vida, que es Guillermo Quevedo, sanjuanino con el cual jugamos en Liceo y en el seleccionado, que vive ahora en España, jugaba de octavo, se encontró conmigo, y terminó jugando de centro".

"El clásico que teníamos en CEC era con La Salle Jobson. Todavía no había llegado la división que derivó en Santa Fe Rugby, pero recuerdo a Patricio Favre, a Pito Pretti, Juan Manuel Mateo, y la Foca Moreno obviamente que ya estaba. Toda gente inolvidable de nuestro rugby. Tengo una hija mujer, y tres varones que jugaron en La Salle. Salvo Tomás que se fue a jugar a Universitario. A Uni llegué por un llamado, ya que yo concurría a ver los partidos de primera, que estaba en un buen nivel, yo aprecié y charlaba mucho con Juan Manuel Mateo que era el entrenador. Juan Manuel era un buen coach, pero sobre todo un gran armador de grupo. Uni ha formado y ha tenido bueno equipos, y muy buenos formadores. Mi primer entrenador en un seleccionado juvenil fue el Pato Royo, personalidad importante de Uni" destacó Roberto Campanella, el exintegrante del seleccionado mayor de la Unión Santafesina de Rugby.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario