Santa Fe Violenta

Demencial ataque contra dos hermanos en Blas Parera y Derqui tras el partido de Colón

Alexander Zapata, de 14 años, y Luciano Agustín de 16 resultaron heridos de bala. Les tiraron desde una moto cuando estaban festejando tras el partido de Colón

Domingo 19 de Diciembre de 2021

El sábado, el partido que disputaron Colón y River en la ciudad de Santiago del Estero, tuvo como colofón los festejos por la participación de los sabaleros en la final del fútbol nacional. Decenas de vecinos de barrio San Pantaleón se reunieron en la esquina de Blas Parera y Derqui, a gritar y festejar. En ese momento atravesaron el lugar dos motociclistas y el que viajaba como acompañante disparó balazos sobre la multitud. Dos hermanos de 14 y 16 años resultaron heridos.

Embed

Alexander Zapata, de 14 años, y Luciano Agustín Zapata, de 16, fueron llevados por los vecinos hasta el Hospital Iturraspe, donde fueron revisados por los médicos que constataron que el menor de ambos presentaba un impacto de bala en su pierna derecha, en tanto, su hermano mayor en la espalda.

Luego de practicar las primeras curaciones, los hermanos fueron derivados a otros dos hospitales de Santa Fe. Alexander al Hospital de niños Orlando Alassia por su edad, y Luciano Agustín de 16 al Cullen.

Ambos recibieron curaciones y quedaron internados en observación, siendo la situación más comprometida la del último de los nombrados porque al balazo lo recibió en la espalda.

Mientras los dos hermanos Zapata eran llevados al Hospital Iturraspe, los vecinos denunciaron a la Central de Emergencias 911. Minutos después concurrieron efectivos de la Comisaría 6ª, que iniciaron la investigación del hecho, y además intentaron ubicar cámaras de seguridad de la zona, públicas y privadas, comerciales y domiciliarias, que pudieran contener las imágenes sobre los dos agresores.

El fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación ordenó que los agentes del Área Científica de la Agencia de Investigación Criminal realicen los peritajes criminalísticos de rigor, como el secuestro de imágenes de las cámaras de vigilancia ubicadas sobre Blas Parera como de las privadas, comerciales y domiciliarias de la zona para poder identificar a los agresores.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario