Cuarto robo a punta de pistola

Se bajó de la moto y entró al local con el arma en la mano: "Dame todo o te quemo"

El asalto lo sufrió un empleado de una carnicería de cortes porcinos en Candioti Norte. Fue el domingo al mediodía

Lunes 02 de Septiembre de 2019

El domingo, minutos antes de las 13, un comercio de la reconocida cadena local de carnicerías de cortes porcinos, ubicada en la esquina de Necochea y Chacabuco en pleno barrio Candioti Norte, sufrió un nuevo robo. Fue el cuarto en tres meses.

Según relató el empleado que en ese horario estaba a cargo del local, un joven a cara descubierta ingresó al local, sacó un arma y lo amenazó con matarlo si no le daba la plata de la recaudación.

Robo Figan 3.jpg

"Faltaban unos minutos para que cierre, terminé de atender a un cliente y justo en ese momento ingresó un joven que había dejado la moto en la vereda", comenzó recordando Ignacio y continuó: "Apenas levanté la vista tras guardar el dinero de la compra anterior, que el joven me apuntó con un arma en la cabeza pidiéndome la plata".

Según el empleado todo ocurrió en apenas un instante y el ladrón actuó con el rostro descubierto: "Dame toda la plata porque te quemo acá nomás, la plata grande dame, la plata grande", lo amenazó el delincuente según recordó el empleado, que fue obligado a tirarse al piso y no llamar a la policía.

Robo Figan 2.jpg

"Ya esta situación de inseguridad es total, estamos a la deriva y nadie nos cuida. La bronca que siento como comerciante es muy grande, te descuidás dos segundos y te roban", subrayó Carlos Ingino, titular de la cadena de carnicerías y sentenció: "En este país es más fácil ser delincuente que un ciudadano de bien. Tenemos que vivir encerrados con los ladrones sueltos en las calles, es una cosa de locos este país".

• LEER MÁS: Le robaron dos veces en tres días y recibió una insólita respuesta de la policía

El comercio, ubicado en una tradicional y concurrida esquina de barrio Candioti Norte, en el mes de junio había sido robado en dos oportunidades de forma muy violenta, con la misma metodología delictiva y en menos de 72 horas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario