Policiales

Violenta emboscada con ocho policías heridos, un arma oficial robada y tres patrulleros dañados

Sucedió durante la madrugada en la ciudad de Sunchales. Uno de los ocho policías resultó quebrado por los golpes

Sábado 02 de Mayo de 2020

Este sábado, a las 2.30 de la madrugada, en el sur de la ciudad de Sunchales, en el departamento Castellanos, efectivos del Grupo de Operaciones Tácticas vieron que tres desconocidos se aproximaron al patrullero donde estaban. Los policías les preguntaron qué estaban haciendo y ellos les respondieron que varios desconocidos habían intentado robarlos. Lo que siguió fue una lluvia de piedrazos y el ataque de 30 personas contra los policías que estaban en el lugar como los que llegaron de apoyo. El resultado fue que ocho policías resultaron heridos y una escopeta calibre 12.70 fue robada por los agresores.

Lluvia de piedrazos

En el momento en que las tres personas denunciaban el robo que habían sufrido cuando un piedrazo lanzado desde la oscuridad impactó violentamente contra el patrullero policial. Y súbitamente, aparecieron en escena 30 personas desde la oscuridad que armados con palos y lanzando piedrazos la emprendieron contra los policías. A esa altura, los oficiales pidieron refuerzos y trataron de sostener la situación como pudieron, ya que presumieron que también había adolescentes y mujeres.

Policías Sunchales 1.jpg
Durante el ataque a los efectivos policiales de Sunchales tres patrulleros sufrieron daños y ocho agentes resultaron heridos.

Durante el ataque a los efectivos policiales de Sunchales tres patrulleros sufrieron daños y ocho agentes resultaron heridos.

Desbordados

Cuando llegaron los refuerzos policiales de la Comisaría 3ª y otros patrulleros con policías del GOT, también recibieron la bienvenida con una tormenta de piedrazos, mientras continuaban las agresiones contra los policías. Los agentes se vieron absolutamente desbordados por la treintena de personas fuera de sí.

Policías heridos

Finalmente, los policías se replegaron y tuvieron que ir al hospital de Sunchales, adonde ocho policías en total, cuatro de la Comisaría 3ª y otros cuatro del GOT, terminaron atendidos por las heridas de distintas consideración. El que se llevó la peor parte fue uno de los suboficiales resultó quebrado. Todos recibieron curaciones y en el acta de procedimiento quedó expuesta la situación vivida, como el robo de una escopeta calibre 12,70 provista por la repartición policial y daños visibles en los tres patrulleros policiales.

Peritajes criminalísticos

Informaron la novedad sobre el suceso a la Jefatura de la Unidad Regional V Castellanos, y estos hicieron lo propio y en detalle con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, que ordenó un pormenorizado informe sobre los sucesos y la totalidad de las consecuencias que arrojó, y que eleven el caso a los pesquisas de la Agencia de Investigación Criminal, como la realización de los peritajes criminalísticos a los agentes del área Científica de esta última repartición.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario