Policiales

El robo número 12 del año a la panadería El Castillo

Fue a plena luz del día sobre la transitada avenida Blas Parera. Dos hombres llegan en moto, entran a la panadería y en un minuto se llevan toda la recaudación.

Miércoles 17 de Noviembre de 2021

Decir que las panaderías y heladerías son blancos delictivos en la ciudad de Santa Fe, no aporta datos nuevos. Pero la realidad indica que una panadería en particular, una familia de comerciantes y un nutrido grupo de trabajadores ve en riesgo su continuidad de trabajo por la saña delictiva y la reiteración de robos.

Se trata de la firma El Castillo, que posee varias sucursales en la ciudad y que, puntalmente una de ellas, la ubicada en la esquina de avenida Blas Parera y Castelli, en barrio Piquete y Las Flores, ya lleva 12 robos en lo que va del 2021. Siempre la misma metodología, delincuentes armados o que amenazan con sacar armas que a plena luz del día y en un puñado de segundos, se hace de dinero en efectivo de la recaudación diaria.

LEER MÁS: Una panadería en el blanco de los delincuentes: otra vez robaron la sucursal de El Castillo

Todos los robos del año, inclusive los más de 10 hechos de inseguridad también sufridos el año 2020, quedaron registrados por las cámaras de seguridad del interior del comercio.

Embed

Este martes, minutos antes del mediodía, a plena luz del día, dos delincuentes llegaron en moto, la estacionaron en la vereda e ingresaron a la panadería cuando la misma no tenía clientes en el interior. Uno de los ladrones con gorra y barbijo, parecía ser el más calmo, mientras que su secuaz, más violento y fuera de sí, amenazó en todo momento a la empleada con sacar un arma si no le entregaba el dinero en efectivo recaudado en el día.

Toda la secuencia delictiva, que quedó grabada en las cámaras de seguridad, duró apenas un minuto mientras se observaba gente pasar por la vereda del comercio. En un momento, uno de los delincuentes golpeó con su puño cerrado sobre el mostrador exigiendo más dinero y pertenencias de la empleada.

Embed

Finalmente, y tras llevarse el dinero en efectivo, uno de los delincuentes agarró del mostrador una serie de productos, pero su cómplice, se los sacó de las manos y los devolvió. Los dos ladrones salieron caminando de la panadería amenazando a la empleada.

LEER MÁS: En 35 segundos: así robaron una panadería en el norte de la ciudad

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario