Chispazos en la transición

La política santafesina se está reperfilando

El interbloque de diputados justicialistas se levantó de la sesión. Joaquín Blanco los acusó de montar un espectáculo. La pelea por los recursos y las tensiones políticas están que arden

Jueves 10 de Octubre de 2019

El interbloque del PJ en la Cámara de Diputados decidió levantarse en medio de la sesión de este jueves con duras acusaciones a sus pares del oficialismo. Sucede que el Frente Progresista, con mayoría en la Cámara baja y en sintonía con los senadores del PJ, pisó el acelerador en el segundo semestre para sacar leyes que impactan en la disposición de recursos para el año que viene –y los venideros– que será el primero de Omar Perotti como gobernador.

Entre los temas que tenían preferencias para tratarse hoy estaba el proyecto de Intervención Integral de Barrios, que venía con media sanción del Senado. Esa iniciativa significa plasmar y darle fuerza de ley a un Plan Abre ampliado, ya que no solo llegará a las ciudades de Santa Fe, Rosario, Santo Tomé, Villa Gobernador Gálvez, Pérez y Granadero Baigorria como hasta ahora, sino que abarcará a todos los municipios de primera y segunda categoría.

Embed

En el recinto el diputado Leandro Busatto (PJ) dijo que, sin ánimos de chicanas, "en la provincia se está viviendo un proceso de reconfiguración política que se está llevando por delante las prácticas, los usos y las buenas costumbres parlamentarias" y advirtió que "la política está siendo irresponsable" porque "se está haciendo política para debilitar a las instituciones del gobierno que viene".

El diputado Luis Rubeo (PJ), por su parte, explicó que este jueves el oficialismo convocó a una sesión conjunta de las comisiones de Presupuesto y de Asuntos Constitucionales para apurar el tratamiento de ese proyecto. Pero no consiguió quórum. "Querían darle dictamen imputando partidas presupuestarias que van a implicar nada más y nada menos que la friolera de 3.400 millones de pesos que va a asumir el año que viene. Un gobierno que se va con un déficit que supera los 30.000 millones de pesos. Me parece una actitud caradurezca", disparó.

"Manifestamos el disconformismo con el tratamiento de las leyes que el oficialismo quiere imponer faltando 60 días para irse del gobierno. Gobernaron esta provincia durante 142 meses, no sacaron ninguna sanción de leyes fundamentales y ahora quieren garantizarse a través de leyes amañadas de la mañana a la noche afectando partidas presupuestarias que tienen que ver con el próximo gobierno. Nosotros no vamos a convalidar esto", dijo Rubeo luego de levantarse de su banca porque el oficialismo igual logró llevar el tema al recinto y aprobarlo.

Por su parte, el diputado socialista Joaquín Blanco cuestionó la actitud de sus pares del justicialismo y dijo no compartirla, aunque admitió que "son las reglas del juego". "Nosotros creemos que a los debates hay que darlos en los lugares y los momentos correspondientes y hoy no participaron de la comisión de Presupuesto ni de la de Asuntos Constitucionales y se retiraron del recinto. Y eran temas que tenían preferencia. Todos sabían que podían ser tratados y que había voluntad mayoritaria de ser tratados hoy", aseguró.

Además recordó que el miércoles muchos intendentes de las distintas fuerzas políticas, entre ellas del justicialismo, fueron a la Legislatura a una reunión en el Senado para expresar su apoyo a la ley de Intervención Integral de Barrios.

Bloque del PJ1.png
Los diputados posaron para la foto en el hall de la Legislatura después de abandonar el recinto.
Los diputados posaron para la foto en el hall de la Legislatura después de abandonar el recinto.

"Lo que pasó hoy no fue sorpresa para nadie. Creemos que el peronismo utilizó este escenario para montar un espectáculo, una teatralización política evidenciando un enojo que claramente no debería ser ni con el Frente Progresista, ni con otros bloque que votaron a favor, si no que deberían conversar puertas adentro junto con los senadores y los intendentes para clarificar su postura política porque no es lo mismo lo que plantean los senadores y los intendentes con lo que plantean sus diputados".

El origen del proyecto

El proyecto de ley del Plan Abre es una iniciativa del bloque de senadores del PJ y que fue votado por todos los bloques del Senado. Para ser más precisos, la iniciativa, que fue adelantada por UNO Santa Fe cuando se aprobó el 29 de agosto pasado, corresponde al senador Armando Traferri, el presidente del bloque justicialista.

Ante la referencia de que fueron los propios senadores peronistas los que impulsaron el Abre ampliado, Rubeo respondió: "No importa. Eso no tiene nada que ver. Hay millones de proyectos. Ahora les agarró el apuro de tratar el Plan Abre, un proyecto que entró a la Cámara el 16 de septiembre y en menos de 30 días ya se estaba tratando. Por qué no lo impulsaron antes. Ese proyecto perdió estado parlamentario y el Senado ya lo había sancionado en otra oportunidad. Es lo mismo que incluir a Santa Fe y a Rosario en el Fondo de Obras Menores. Lo quieren hacer 60 días antes. Me parece que es una tocada de oreja, por ser educado, al gobierno que viene".

El propio Traferri formaba parte del equipo de transición del gobernador electo Omar Perotti. Pero a fines de septiembre, luego de conocerse un encuentro mano a mano entre Perotti y Lifschitz el senador anunció que dejaba de participar de esa instancia ya que "no tenía sentido" si había un diálogo directo.

Pero el senador por San Lorenzo dio el portazo de la comisión de transición porque se quedó afuera de la toma de algunas decisiones de las que se enteraba por los medios. Que Traferri haya vuelto a presentar el proyecto del Abre ampliado en este momento no es casualidad. El tironeo entre Perotti y Traferri tiene como trasfondo la conducción de la Cámara alta en los próximos cuatro años.

El gobernador electo tiene allí a un hombre de confianza, el senador por Castellanos, Alcides Calvo. Sin embargo, hasta el momento las negociaciones no le permitieron al rafaelino pisar fuerte en la Legislatura para dividir el bloque que comanda Traferri. Según referenciaron fuentes consultadas por UNO Santa Fe, la semana pasada hubo una reunión de los senadores justicialistas en las que el presidente del bloque preguntó si había alguna objeción o planteo a realizar y la respuesta fue el silencio absoluto. Nada había cambiado.

Hoy se blanqueó que gran parte de la discusión tiene que ver con el manejo de los recursos. El Frente Progresista quiere garantizarles por ley a los intendentes electos de Santa Fe, Emilio Jatón, y de Rosario, Pablo Javkin, un mínimo de fondos ante la falta de un gobierno provincial del mismo signo político, tal como lo tuvieron hasta ahora.

Pero lo que no se dijo –al menos tan abiertamente– es que en esa disputa por la billetera también se esconde una pelea política, no solo entre el Frente Progresista y el PJ, sino también, entre los senadores peronistas y Omar Perotti. La política santafesina toda, ya se está reperfilando.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario