Quitan subsidios a Buenos Aires

Lo anuncian el ministro de Economía, Amado Boudou, y el ministro de Planificación, Julio de Vido, en una conferencia de prensa que se realiza en el ministerio de Economía.

Viernes 02 de Diciembre de 2011

El Gobierno nacional dispuso quitar subsidios a edificios públicos, alumbrado público y alumbrado de las autopistas de la ciudad de Buenos Aires, y también a clientes de distintos barrios de las zonas norte de Capital Federal y el Gran Buenos Aires, por un monto total de 367.400.000 pesos.

Así lo anunciaron los ministros de Planificación Federal, Julio De Vido, y de Economía, Amado Boudou, en una conferencia de prensa.

En un paso más de la Casa Rosada para modificar su política de subsidios, De Vido aclaró que las quitas a edificios públicos y alumbrado porteño permitirán al Estado nacional recuperar 230.500.000 pesos.

El ministro puntualizó que la eliminación alcanza también a zonas de los barrios de Belgrano R, avenida Libertador, Catalinas, Retiro y Recoleta, y también a edificios torre que tengan salón de usos múltiples, piscina o gimnasio -entre otras comodidades- en determinadas zonas de los barrios de Núñez, Belgrano y Palermo. Además, la quita alcanza a la zona norte del Gran Buenos Aires, específicamente a los barrios La Horqueta y Barrancas, de San Isidro, y Punta Chica, en el partido de Tigre.

Según De Vido, la quita de los subsidios en todos estos barrios y edificios de categoría, suma otros 136 millones de pesos.

Boudou, en tanto, se encargó de criticar al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri: "No tiene sentido mantener subsidios porque Macri se los está cobrando a los vecinos, a través del ajuste promedio del 267 por ciento que tuvo la tasa de ABL en Capital Federal".

"Entonces, tiene que hacerse cargo. Tiene capacidad de gestión para poner cámaras, para comprar netbooks, entonces bien debieran poder hacerse cargo", subrayó en referencia a la gestión del PRO en la Ciudad.

En total, de acuerdo con las cifras oficiales, son afectados ms de 26 mil usuarios, por 367.400.000 pesos.

Desde que el Gobierno anunció el "redireccionamiento" de los subsidios, el monto total involucrado hasta ahora es de 4.800 millones de pesos, de un global cercano a los 75 mil millones de pesos.

Asimismo, De Vido garantizó que el Gobierno va a evaluar "cada caso en particular" de las declaraciones juradas que deben completar quienes argumenten que necesitan seguir siendo subsidiados en el uso de servicios públicos.

"Hay que demostrar que se necesita el subsidio", sostuvo el funcionario, quien destacó que la declaración llegar con las facturas de los servicios de gas, agua y electricidad, también a barrios de alto poder adquisitivo.

El funcionario aclaró que los usuarios que no respondan la declaración jurada, recibirán una carta documento en la cual se los invitar nuevamente a definir su postura.

"Y en caso de haber silencio también con esa carta, se dar por expirado el subsidio", sostuvo el ministro, quien insistió con que el "redireccionamiento" tiene que ver con "cuestiones de equidad, a partir de una correcta distribución de los subsidios al agua, al gas y a la electricidad".

De Vido hizo referencia también a las empresas de servicios públicos: dijo que las compañías "están un poco nerviosas, porque no reciben un solo peso de la quita".

Por su parte, Boudou aseguró que la eliminación "no es una cuestión fiscal, sino un redireccionamiento" de esos beneficios.

"No es una cuestión fiscal: es un redireccionamiento de los subsidios, que tiene como fin mejorar la equidad en el uso del Presupuesto y mantener la competitividad", sostuvo el funcionario.

Según Boudou, "vamos avanzando en un sistema que tiene por objetivo la personalización, la racionalización y el redireccionamiento de los subsidios".

En conferencia de prensa, el ministro volvió a criticar con dureza a los diarios Clarín y La Nación, por su "fuerte intento por desvirtuar los anuncios" formulados por el Gobierno sobre esta cuestión, según remarcó.

¿Te gustó la nota?