homenaje

A 30 años de la muerte de Enrique Muttis: "Dejó la vara muy alta en la política santafesina"

Muttis fue intendente, profesor de historia y geografía y desde 1966 la cara y la voz de Notitrece, en Canal 13. El emotivo recuerdo de su hija, Daniela

Lunes 12 de Julio de 2021

Enrique Muttis murió el 13 de julio de 1991 a los 57 años en la mitad de su gestión como intendente de la ciudad de Santa Fe. Llegó al cargo con la Municipalidad en llamas. El ex intendente Carlos Aurelio Martínez (Partido Justicialista) fue destituido en 1989 por sustracción de bienes públicos y realizar operaciones comerciales en condiciones irregulares, hechos por los que fue condenado en 2003. Con una campaña austera y el currículum de sentarse a la mesa para almorzar con cada familia santafesina desde su trabajo como presentador de noticias en Canal 13 durante una década, Muttis ganó las elecciones.

Entre protestas y ollas populares se las arregló para hacer historia: puso en orden las finanzas municipales. Sin recibir aportes de los gobiernos nacional y provincial contemporáneos logró pagar sueldos y aguinaldos de la planta trabajadora en tiempo y forma. Algo, hasta ese momento, impensado.

Este político, reconocido en la ciudad en bulevares, edificios educativos y bibliotecas, tenía varias pasiones que desarrolló en su adultez. La historia, la locución, la militancia partidaria y la gestión pública. Fue profesor de historia y geografía en el Instituto del Profesorado de Santa Fe, en el Colegio Nacional Simón de Iriondo y en la Universidad Católica de Santa Fe. Desde 1966 fue la cara y la voz de Notitrece en Canal 13. Afiliado al Partido Demócrata Progresista, fue electo concejal en 1973 aunque no pudo cumplir su mandato por la dictadura, fue subsecretario comunal de la provincia de Santa Fe y diputado nacional electo en 1987 hasta que renunció en 1989 para hacer la campaña por la intendencia.

Se casó en 1955 con Julia Matilde Gandini (murió en 2013), y tuvieron una hija, Daniela. Cuando nació, un día de la madre de 1966, fue noticia. Los equipos de Canal 13 cubrieron su llegada con una nota al matrimonio. Muttis entró a la casa de los santafesinos, y él los invitó a entrar a la suya.

ENRIQUE MUTTIS 2.jpg
Muttis fue concejal electo, diputado nacional, funcionario provincial e intendente. Murió en funciones en 1991 a cargo de la Municipalidad.

Muttis fue concejal electo, diputado nacional, funcionario provincial e intendente. Murió en funciones en 1991 a cargo de la Municipalidad.

Daniela, hoy abogada, cuenta a UNO Santa Fe: "Mi familia era muy chiquita. Mi papá también era único hijo, los hermanos de mi mamá no se casaron, o sea que por mi parte no tenía hermanos, ni primos hermanos. La verdad que a pesar de tener todas esas actividades, era un padre súper presente. Podía contar con él, me ayudaba a estudiar, sobre todo le encantaba historia que era su pasión. Como padre el mejor de los recuerdos tengo".

En la intimidad, le decían Enri. Sus amigos de militancia, por su gran altura, robustez y simpatía le decían "el Oso Yogui". Era noctámbulo y le gustaba mucho leer historia argentina y latinoamericana en especial. "Le apasionaba toda la historia. Se quedaba hasta las tres, cuatro de la mañana leyendo libros. La biblioteca de mi papá era súper variada, sabía un montón", recuerda Daniela.

En los 80 la familia pasó de vivir en un departamento interno en barrio Constituyentes, a una casa de una planta en Candioti donde luego falleció de cáncer. "Después de muchos años, yo ya tenía 15 años, pudimos comprar una casa en barrio Candioti, mi papá la pudo comprar, no con créditos, sino a través de pagaré. Es una casa muy sencilla que, a comparación de lo que uno ve ahora de la de la gente que está en la política, puedo decir no es posible. Dos habitaciones, un baño, una cocina comedor, un garaje y un patio con una entrada. Y a un costado que era una entrada que unía la entrada con el patio, que a ese pasillo de paso mi papá lo convirtió en su biblioteca".

Daniela cuenta que, junto con la historia, la pasión de Muttis era la política. "Desde que tengo uso de razón, lo acompañaba junto con mi mamá, a hacer sus campañas políticas, recorrer la provincia. Tenía una vocación del servicio increíble. De hecho cuando él fue diputado nacional, en vez de cumplir los cuatro años como le tocaba le pidieron volver a Santa Fe porque fue cuando se hizo ese periodo de Martínez que quedó acéfala la Municipalidad y la gente del partido le pidió si él podía presentarse. Y bueno, renunció a su banca nacional para presentarse en las elecciones municipales. Esa victoria fue increíble porque la verdad que creo que ni él se imaginaba que iba a tener tanto apoyo de la gente", contó.

Al ser consultada sobre cómo manejaban el reconocimiento popular de Muttis a nivel familiar, su hija relata: "Mi marido es entrerriano, y siempre dice «debo ser el único que conocí antes a mi suegro que a mi mujer», porque el almorzaba en el pueblo de Santa Elena con la televisión, con mi papá dando el noticiero. Era totalmente familiar, estaba en las mesas de toda la gente donde el noticiero llegaba. Era muy conocido pero por su visibilidad en la televisión, no tanto por político. En su momento, daba las noticias a la mañana y a la tarde. Entonces era sentarse a almorzar con Enrique Muttis, y capaz que cenando también. Era súper conocido, pero no solo en la ciudad, sino por la provincia. Un día queríamos irnos a Esperanza, Gálvez y todo el mundo se acercaba a saludar, quería hablar con él".

"Cuando él fue candidato a intendente, que en ese momento se necesitaban muchísimos fiscales para las escuelas y la verdad que el partido no contaba con tanta gente como para tener un fiscal por mesa, venía gente a mi casa a decirnos que quería ser fiscal porque lo conocía a mi papá por la televisión o porque eran ex alumnos. Fijate lo que movilizó él, siendo candidato a intendente y no habiendo hecho ninguna prácticamente campaña política porque fue algo totalmente austera su campaña. Entonces ahí te das cuenta, que realmente movilizaba a la gente. A través de la televisión y de la docencia. Porque era gente totalmente apartidaria, no era gente del partido democrático. Era gente de afuera que se venía a ofrecer para ser fiscales. Era una figura de Santa Fe", agrega Daniela.

ENRIQUE MUTTIS.jpg
Enrique, Julia y Daniela Muttis.

Enrique, Julia y Daniela Muttis.

En relación al paso de Muttis por la intendencia, Daniela reflexiona: "Hubo mucha contra hacia él. Es como todo, ¿no? Creo que la Argentina no cambió en ese sentido, se agudizó. Que cuando no es el color político mayoritario se hace un especie de boicot dentro del lugar donde vota estás ejerciendo tu función. Tuvo mucha contra en la Municipalidad especialmente de los gremios. Le hicieron protestas, semanas de ollas populares. Una cosa que me acuerdo es que una vez nos llamó de la Intendencia porque habían tomado la la Municipalidad y estaban encerrados en el despacho del intendente, no podían salir porque habían entrado a la municipalidad con bombos, con todo".

Por esas épocas la familia tuvo custodia policial en la casa de Candioti, en la que recibían amenazas. "Fue muy estresante. Creo que mi papá en ningún momento pensó que iba a ser así tan duro la gestión. No por lo que se encontró, porque ya se sabía que habían destituido a un intendente por malversación de fondos, pero nunca pensó que iba a tener una contra tan grande dentro, sobre todo en la parte gremial. Nunca pensó que iba a tener una guerra tan grande", describe.

"Obviamente tampoco tuvo mucho tiempo para hacer obras, para verse, pero dejó una municipalidad en cuanto a la finanzas totalmente bien. Dejó las finanzas en orden, cosa que hasta en ese momento había sido un desastre. Creo que mi papá a partir de su paso por la Municipalidad dejó una vara muy alta. Demostró que se podía gobernar siendo honesto, y a partir de ahí creo que los que le siguieron trataron de equipararse o tratar de estar dentro de ese nivel. Es lo mejor que pudo haber dejado en la Municipalidad: esa conducta y esa vara para que los que seguían pudieran ser más o menos parecido en cuanto a gobernar", sostiene Daniela.

En la intimidad del hogar, quien llevó la organización de la economía familiar fue con más impronta Julia, aunque siempre en equipo entre los dos. Se sentaban todos los domingos a fin de mes a hacer el balance de cuánta plata había ingresado con los sueldos de ambos, en qué se había gastado, cuánto se iba a ahorrar y en qué iban a usar lo que llegara el mes siguiente. "Es que esas cosas que te van quedando y que hoy por hoy yo las aplico también en mi casa. Mis padres eran los dos profesores y mi papá a su vez era locutor. Ósea que fuimos siempre de clase media. Eran de cuidar mucho el dinero. La que más hacia las finanzas en mi casa era mi mamá, pero se tenía que cuidar bastante el dinero porque la docencia nunca fue bien remunerada", comenta Daniela.

ENRIQUE MUTTIS 1.jpg
El ex intendente Enrique Muttis junto a su familia.

El ex intendente Enrique Muttis junto a su familia.

Al ser consultada por este medio si en la actualidad, Muttis se identificaría con alguna ideología o movimiento actual, respondió: "Seguiría siendo Demócrata Progresista. No te puedo decir con qué ideología. No me atrevería a decir con qué partidos... Pero si con políticas que hagan progresar a la Argentina, que se pueda acabar dentro de lo posible con tanta pobreza. Él estaba muy comprometido en Santa Fe con los jardines municipales, siempre buscando la manera, sobre todo con las criaturas tuviesen su copa de leche o aunque sea una comida. No me atrevería a decir con quién o con qué partido. Sé que Demócrata Progresista a muerte, porque eso fue algo que lo tenía en su corazón. Mi papá era súper abierto, para nada conservador. La plataforma del Partido Demócrata Progresista para su el momento de su creación era un partido súper de adelantada. El divorcio vincular, la separación de la iglesia del Estado, todas propuestas que eran muy locas para esa época tan conservadora".

"Es un orgullo para mí que haya una biblioteca que se llama Muttis, hay un jardincito un jardín de infantes en barrio San Agustín que lleva el nombre de mi papá. De hecho hace poco me llamaron por los 25 años que va a cumplir ese jardincito que lleva el nombre de mi papá porque va a haber un acto protocolar. Y eso a mi me llena de orgullo porque pusieron los nombres en establecimientos educativos y bibliotecas, que es en realidad lo que más sobresalió mi papá, que fue un gran profesor. Incluso pienso que hizo de docente aún en la política. Porque dejó una enseñanza: que se puede servir a la comunidad sin necesidad de robar. Él decía que no hay que acostumbrarse a la frase «roba, pero hace». Hay que hacer y no robar. Me llena de orgullo ver instituciones, el Bulevar Muttis. Creo que es una manera de reconocimiento postmortem hacia él", concluyó Daniela.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario