Santa Fe

Caso Ana María Acevedo: los médicos quieren evitar el juicio

Este miércoles a las 9, en los tribunales santafesinos, los seis procesados en la causa que investiga la muerte de la joven de 20 años, que no recibió la atención médica correspondiente en el hospital Iturraspe, intentarán frenar que el caso llegue a sentencia. 

Martes 23 de Junio de 2015

Ana María Acevedo tenía 20 años cuando murió en 2007, porque seis médicos santafesinos se rehusaron a realizarle las prácticas médicas que requería el severo cáncer de mandíbula que le habían detectado casi un año antes.Sus tres pequeños hijos quedaron sin mamá y a cargo de sus padres, en la ciudad de Vera, y ella fue forzada a transitar una dolorosísima agonía, porque esos médicos, cuatro de ellos del hospital Iturraspe, se negaron a realizarle un aborto terapéutico para que ella pudiera recibir un tratamiento de radioterapia y combatir el tumor, aun cuando en la Argentina no es punible el aborto cuando peligra la vida o la salud de la mujer. El resultado fue una cesárea realizada el 26 de abril de 2007, a las 22 semanas de gestación, de la que nació una beba que solo vivió 24 horas. Ana María falleció menos de un mes después, el 17 de mayo de 2007.

Apelación 

Este miércoles, a las 9, esos seis médicos deberán afrontar una audiencia oral y pública en los tribunales santafesinos, en la que se debatirá la requisitoria de elevación a juicio que formuló contra ellos el fiscal Carlos Stegmayer.

Se trata del exdirector del Iturraspe, Andrés Ellena, y los jefes de los servicio de Oncología, César Blajman, y de Ginecología, Raúl Alejandro Musacchio, procesados por el delito de “incumplimiento de los deberes de funcionario público y lesiones graves culposas en concurso real”; y de los médicos Jorge Venanzi, oncólogo radiólogo del mismo hospital; Sandra Barbieri, directora del hospital Samco de la localidad santafesina de Vera, y José Manuel García, presidente del Consejo de Administración de ese centro de salud, procesados por el delito de “incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

Los abogados defensores de los médicos apelaron esa acusación con una línea argumental muy llamativa. Tras siete años de tramitación de la causa, ellos sostienen que las imputaciones que realizo la fiscalía no son claras y que por lo tanto no saben de qué defenderse, que así se está limitando su derecho constitucional al debido proceso y que, por lo tanto, debería ser declarada nula. 

Maniobras dilatorias

En representación de Ellena y de Blajman, por ejemplo, el abogado Roberto Büsser esgrimió: “El escrito del fiscal es ineficaz porque no incluye atribución de hechos ni imputación específica y porque omite determinar cuál era la conducta que debería haber desarrollado”.

Para la Multisectorial de Mujeres de Santa Fe, que interviene como actor civil en la causa, en representación de Norma Cuevas y Haroldo Acevedo, los padres de Ana María, esta queja se trata de una nueva maniobra dilatoria: “Es un argumento absolutamente inconsistente. A principios del año pasado esta causa estaba lista para ir a sentencia y con estas apelaciones retardan esa decisión. Yo creo que nunca, ni los médicos ni sus abogados, se imaginaron que con la implementación del nuevo Código Procesal Penal iban a tener que enfrentar una audiencia oral y pública. De hecho Büsser pidió que la audiencia no fuera pública y los camaristas se lo negaron. Lo que se va a debatir hoy, en realidad, es una cuestión muy técnica, de derecho, no se va a tratar su responsabilidad en la muerte de Ana María, pero es realmente muy simbólico que haya seis médicos sentados en el juicio como acusados. Que, además, nunca mostraron un gesto de autocrítica o arrepentimiento. Todo lo contrario, siempre pusieron trabas en la investigación”, opinó en diálogo con Diario UNO la abogada Paula Condrac.

Quienes deberán resolver el incidente serán los camaristas Roberto Priu Mántaras, Jaquelina Balangione y Oscar Burtnik, mientras que en representación del Ministerio Público actuará el fiscal de Cámara, Miguel Ángel Molinari. Como contraparte, los abogados que actúan en representación de los imputados son:   Roberto Büsser por Andrés Ellena y César Blajman; Luis Alberto De Pro por Musacchio; Marcelo Gervasoni por Jorge Venanzi; Ricardo Lazzarini por Sandra Barbieri, y Vigliocco por José Manuel García.

Quienes no van a estar en la audiencia son los padres de Ana María. No solo porque venir desde Vera con sus tres nietos es un esfuerzo muy grande para la familia sino porque, además, todos sufren mucho cada vez que se encuentran con las personas que dejaron sola a Ana María ante una muerte anunciada.

 “En septiembre, cuando fue la inauguración de la plazoleta Ana María Acevedo, de casualidad, Norma lo vio a Blajman en la terminal. Después de ese encuentro se enfermó, quedó muy afectada. Él le había prometido que iba a salvar a Ana María y al bebé”, concluyó Condrac.

Gabriela Albanesi / Diario UNO

¿Te gustó la nota?