Santa Fe

Cómo se vivió el paso de la superluna de sangre en Santa Fe

Más de 700 santafesinos pudieron ver el supereclipse en la Costanera 

La Luna fue la gran protagonista de la madrugada. El evento comenzó a las 0.33 en Santa Fe y muchos fueron los que desde la madrugada se acercaron al lado sur del Parque Astronómico del Centro de Observadores del Espacio (Code), en Almirante Brown 4998 y que hoy se encuentra en construcción.

En una noche con cielo despejado y buen clima, más de 700 santafesinos observaron las diferentes fases de la superluna de sangre desde los telescopios instalados en el lugar. 

El punto máximo del eclipse total de Luna se observó a las 2.12, con una "superluna de sangre" en sombra absoluta y cubierta por la tierra. Esta fase se llama "totalidad" y es la etapa más impactante del fenómeno según los especialistas. Recién pasadas las 4 de la madrugada la Luna salió por completo de la umbra y dio fin al fenómeno.

También las redes sociales se llenaron de postales de aquellos que se quedaron despiertos para ver el espectáculo natural que ofrecía el cielo. 

Embed

¿Por qué la Luna se ve roja?

La Tierra bloquea toda la radiación solar directa que llega a la Luna, oscureciéndola.

Sin embargo, las partículas en suspensión presentes en la atmósfera refractan parte de la luz solar, en el espectro del rojo. Es el mismo fenómeno que ocurre el alba y el ocaso, en los cuales el cielo toma un tono anaranjado-rojizo debido a la incidencia casi horizontal de los rayos solares. La Luna recibe esta radiación, lo que provoca que tome un color desde amarillo claro hasta rojo parduzco, que depende de factores medioambientales terrestres (nubes, polvo en suspensión, erupciones volcánicas) y físicos (distancia entre la Luna y el centro de la umbra).

Si estuviéramos en la Luna durante un eclipse, desde allí veríamos un eclipse total de Sol.

La Tierra estaría en Fase de Nueva, totalmente oscura, pero su contorno lo veríamos rojizo: es la atmósfera iluminada por el Sol desde del fondo del cielo. Las longitudes más largas de la luz filtrada por la atmósfera terrestre que van hacia los colores más fríos del espectro, tiñen de rojo a la Luna.
En la propia Luna veríamos que el suelo su pone de un color rojizo muy particular.

¿Te gustó la nota?