una familia indignada

Cremada por error: quisieron velarla y el cuerpo faltaba

"Queremos que paguen los responsables", dijo Javier Galassi tras que su mamá fue velada y cremada en San Carlos y no en Santa Fe porque rotularon mal el cuerpo

Martes 08 de Junio de 2021

Javier Galassi vive en la vecina ciudad de Santo Tomé y en la mañana del lunes 7 de junio perdió a su mamá de 64 años luego de haber sido operada el sábado pasado de una peritonitis. La familia se disponía a velarla y luego querían cremarla, según permite el protocolo establecido para aquellos pacientes no Covid, pero antes de poder hacerlo se dieron cuenta que el cuerpo de su mamá no estaba en el sanatorio en el que había sido atendida, sino que ya había sido cremada en otra ciudad.

Según relató a la prensa, "el sábado a la noche la llevamos a mi mamá al sanatorio de Santo Tomé (Servicios Médicos), donde fue operada y quedó alojada en terapia. Como parte del protocolo le realizaron los hisopados y PCR, cuyo resultados estarían a las 48 horas, es decir el mismo día en que nos avisaron que falleció. Si bien desde el nosocomio nos dijeron que era negativa, lo cual nos habilitó la realización del sepelio como queríamos, al momento en que la cochería quiere retirar el cuerpo, no lo encontraron, no estaba en la morgue".

La familia se enteró más tarde que el cuerpo de su mamá había sido traslado a la ciudad de San Carlos, donde pasada las 13 del mismo lunes había sido cremada. El error se habría dado cuando fueron rotulados los cuerpos por lo que se realizó la denuncia correspondiente en la Comisaría 12ª de Santo Tomé y ya interviene la fiscal de turno, para saber qué responsabilidad le cabe al centro médico. Javier afirmó: "Nosotros queremos que paguen los responsables".

La palabra de la empresa funeraria

Rolando Chelini, de la empresa Sentir Carruajes, respecto el hecho, en declaraciones periodísticas afirmó: "A la sucursal de Sentir San Carlos llegó una familia a solicitar los servicios para un fallecido por Covid en Santo Tomé, por lo cual se dirigieron a retirar el cuerpo. Cuando los empleados llegaron al sanatorio lo retiraron según el rótulo donde figuran los datos de la persona fallecida. Al ser los restos de un paciente con Covid, lo que se realiza es que en ese mismo momento, así sellado como lo entrega el efector, se pone en el ataúd y se traslada al crematorio directamente". Y continuó explicando: "Cuando alguien fallece por Covid, el último en ver el cuerpo es la enfermera o camillera del sanatorio, luego se pone en una bolsa, se rotula y nadie más puede ver el cuerpo".

Chelini concluyó: "Acá no se trata de buscar culpables, sino responsables y en este caso es de las personas del sanatorio. Los empleados de la cocherías o casas velatorias se limitan a retirar y trasladar los cuerpos".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario