Santa Fe

"Dame todo o te disparo": la impunidad sin límites en pleno mediodía de Santa Fe

Ocurrió en Urquiza al 1800, cuando Maximiliano regresaba del supermercado. Lo que antes pasaba de noche, sucede a toda hora

Martes 04 de Agosto de 2020

Maximiliano vive en Santa Fe, en la zona sur. Todo lo que le pasó fue cuando volvía del supermercado, el sábado a las 13.30, al regresar de realizar la compra de todas las semanas. "No me imaginaba que me podía encontrar con esto", afirmó.

"Uno a la noche viene más alerta –reflexionó– pero no a esa hora (pleno mediodía de sábado) con el movimiento que hay en hora pico, la gente vuelve de trabajar", dijo asombrado.

Y continuó: "Cuando estoy por entrar me encuentro con una persona vestida de negro, con barbijo negro con detalles de Colón; de mediana estatura, joven. Me pregunta si conocía a «fulana de tal». Lo miro y le digo: «No tengo idea»

"Al abrir la puerta entro al edificio y es cuando me dice: «Dame todo que te disparo». Me pide la billetera, me pide el celular. Logro dar dos o tres pasos adelante y él queda en el umbral del edificio. Veo la empuñadura del arma. La tenía escondida, creo que lo hacen para no llamar la atención"

Embed

"Le pido «por favor, devolveme la billetera con los documentos», a lo cual accedió. No se quiere ir y entonces le digo «cerrá la puerta porque está sonando y en cualquier momento va a venir gente a cerrarla".

En declaraciones al programa "De 10", que se emite por la emisora LT 10, la víctima comentó que una vez en la vereda y ya con el blíndex cerrado, el delincuente le volvió a pedir que se retirara del hall. "Dale que te disparo", amenazó nuevamente.

Maximiliano explicó que cuando fue a realizar la denuncia, los policías le advirtieron que el objetivo era que no pudiese ver hacia donde escapaba. "Me sacó el celular y el efectivo que tenía en la billetera".

A partir de las filmaciones, contó la víctima, se observa cómo el malviviente había dejado su moto estacionada en la bicisenda de enfrente. Recordó que no es la primera vez que ocurre una situación similar en el edificio. "Hace uno o dos meses, en una siesta una moto cae con dos personas al portón, empiezan a pegarle, lo alcanzan a abrir y se llevan una moto", añadió.

Dame todo o te disparo la impunidad sin límites en pleno mediodía.gif

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario