Santa Fe

Desalojaron y derrumbaron locales de la denominada “Saladita del Norte”

Se trata de cinco comercios ubicados en terrenos nacionales en Blas Parera al 7400. Se vivieron momentos de tensión en el operativo. Aprehendieron a dos hombres mayores de edad y secuestraron una granada de agresivos químicos, esposas y un chaleco portaobjetos reglamentario. 

Martes 18 de Noviembre de 2014

A primera hora de la mañana de este martes, los vecinos de barrio Las Flores de la ciudad de Santa Fe se encontraron con un gran operativo municipal y policial en locales comerciales ubicados en Blas Parera al 7400, más conocidos como “Saladita del Norte”. 

Con más de 100 efectivos policiales y una gran cantidad de personal y cuadrillas municipales, cinco locales fueron decomisados, desalojados y derrumbados; entre ellos un kiosco, una gomería y tres tiendas polirubro. Los mismos fueron construidos hace aproximadamente tres años en terrenos de la Dirección Nacional de Vialidad, que fueron transferido al "Programa Nacional Arraigo".

El operativo especial de control fue realizado por la Municipalidad de Santa Fe, con el apoyo de la Unidad Regional I de la Policía Provincial al mando de su Subjefe, Comisario Inspector Sergio Fernández. 

De esta manera, Fernández explicó a Diario UNO que "el personal policial dispuesto en el operativo se encuentra solo a los fines de resguardar el orden en auxilio de la Municipalidad y con una orden judicial del Juzgado de Faltas de desalojar y demoler los locales comerciales emplazados en este terreno fiscal”.

El desalojo

El procedimiento inició en un clima de tensión. Pese a que la mayoría de los comerciantes permitieron la actuación de las autoridades, previa negociación, en uno de los locales un hombre intentó impedir el ingreso y resistir al desalojo subiendo a los techos con una mujer y un menor. En ese momento personal policial debió actuar, facultado por la orden de allanamiento y en colaboración al procedimiento municipal, permitiendo el ingreso al local. Allí se procedió a la aprehensión de dos hombres mayores de edad y al secuestro de una granada de agresivos químicos, un chaleco portaobjetos que habitualmente utiliza el personal de las fuerzas de seguridad y esposas reglamentarias.

Los vecinos observaron el procedimiento desde la vereda de enfrente, mientras los comerciantes manifestaban su descontento con la actuación de las autoridades. De esta manera refirieron que "muchas veces" se acercaron a la municipalidad "para regularizar los terrenos" y les manifestaron que "eran propiedad del ferrocarril". 

"Nos dijeron que ellos no tenían nada que ver", dijo una de las comerciantes, quien también afirmó que las instalaciones no estaban habilitadas como local comercial, pero "sí tenían la instalación de agua y luz legal". También comentaron que no son los únicos y que a pocos metros también existen "otras saladitas". 

Con una gran cantidad de camiones y camionetas dispuestas por la municipalidad, la mercadería y utilería fue retirada de los locales con ayuda y trabajo de las cuadrillas del programa Iniciativa Comunitaria y Cooperativas de Trabajo de la subsecretaría de Acción Social, dependiente de Desarrollo Social, identificados con sus remeras amarillas.

Asimismo desde el municipio se informó que intervino personal de las Secretarías General, de Control, de Planeamiento Urbano y de Producción, con el apoyo de las fuerzas policiales, bomberos y guardia de Infantería.

Por el procedimiento, el tránsito en la zona se vio afectado con un corte total de la avenida Blas Parera, entre J. de la Rosa y Millán Medina; para luego dejar habilitado, cerca del mediodía, la mano sur-norte de la importante arteria.  

¿Te gustó la nota?