Santa Fe

Emotivo encuentro de dos hermanos que estuvieron separados más de 60 años

La emocionante historia tuvo su momento más conmovedor este jueves en la Terminal de Ómnibus de la ciudad. Mirá el VIDEO

Jueves 06 de Diciembre de 2018

Faustina y Mario fueron separados en su infancia junto con sus hermanos a raíz del asesinato de su madre a manos de su propio padre. Todo ocurrió en 1954 en la localidad de Tartagal, en el norte provincial. Si bien la historia es aún confusa, lo cierto es que todos los hijos del matrimonio tomaron caminos distintos. Tampoco está claro si eran 7 o 13 hermanos. Después de ese dramático episodio, todos fueron adoptados por diferentes familias.

El tiempo transcurrió, pasaron 60 años hasta que Faustina Fernández ubicó a uno de sus hermanos, Mario, con la ayuda del trabajo de la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Santa Fe. Ese emocionante encuentro se registró este jueves, minutos después del mediodía, en el sector de plataformas de arribo de colectivos en la Terminal de Ómnibus de la ciudad.

Embed

(Video gentileza Radio Cadena 3)

El año pasado, Faustina, de 70 años (que vive en Lomas de Zamora), se contactó con la Secretaría de DD.HH. de Santa Fe pidiendo ayuda para contactar a algunos de sus hermanos, con la gran dificultad de poseer muy pocos datos sobre su paradero.

Por aquel entonces, Mario se había ido de su hogar antes del asesinato de su madre. Según su relato, desde muy chico trabajó como peón rural, también en la Forestal, fue camionero; hizo su propio camino viviendo por diferentes lugares de la provincia.

Faustina y Mario. A puras lágrimas tras su encuentro en la Terminal de Ómnibus de Santa Fe. (Foto gentileza Radio Cadena 3)

Según Publio Molinas, subsecretario de Derechos Humanos de la provincia, "fue un año de trabajo que comenzó con el llamado de esta señora pidiendo información y buscando el paradero de sus hermanos que hace 60 años fueron separados”.

Hace unos días, Mario (que hoy vive en barrio Los Troncos), recibió el llamado de la Secretaria de DD.HH. diciéndole que había una mujer llamada Faustina que decía ser su hermana y quería verlo… Y así fue, hoy se encontraron con un interminable y emocionante abrazo en la Terminal de Ómnibus de la ciudad.

¿Te gustó la nota?