Santa Fe

En dos meses hubo 110 consultas por picaduras de alacrán

La cifra se desprende de los casos atendidos en el Hospital Alassia, el último tuvo lugar este jueves cuando una nena de 14 años tuvo que ser internada

Sábado 05 de Enero de 2019

Desde el nosocomio santafesino confirmaron que desde fines de octubre al día de hoy recibieron un total de 110 consultas vinculadas con casos de alacranismo. Es en esta época en la que el hospital puede llegar a recibir de dos a tres casos por día.

"Son consultas que han motivado alguna atención por guardia, desde la valoración, la medicación, aparición de síntomas generales, externación hasta la internación y casos graves", explicó el doctor Pablo Ledesma, secretario técnico del nosocomio en torno a la cifra que hasta el momento maneja el hospital.

Del total de casos solo siete fueron calificados como graves de los cuales cinco han requerido asistencia respiratoria mecánica, los últimos dos ya en piso y en sala común, evaluando su externación porque han tenido una buena respuesta.

Ledesma sostuvo que a pesar de la prevención que pueda generarse desde el Estado, esta no es suficiente si las condiciones de habitabilidad de la vivienda no son adecuadas.

Es por esto que el profesional de la salud recomendó mantener el hogar y alrededores libres de escombros, ladrillos, tejas, leña, maderas y sellar las cámaras de las cloacas.

También sugirió colocar malla metálica en las rejillas de las casas. Además aconsejó no dejar ropa en el suelo y si ello sucede, sacudirla antes de utilizarla, al igual que a los zapatos: se deben revisar antes de ser colocados.

El último caso

En la tarde del jueves una niña de 14 años ingresó a la guardia del Hospital de Niños Orlando Alassia con un cuadro de alacranismo grave.


"En el día de hoy está estable sin síntomas generales y hemodinámicamente compensada. Por la tarde, en caso de que no presente síntomas y tras 24 horas de observación, podrá recibir el alta", afirmó el  secretario técnico del nosocomio.


Al momento de su ingreso, la adolescente presentaba dolor intenso en la zona de la picadura y enrojecimiento típico.
Tras suministrarle la medicación correspondiente a su cuadro, realizaron los controles y la niña empezó a evidenciar sudoración intensa y vómitos.
"Cuando el paciente presenta síntomas como vómitos, transpiración, sudoración o aumento de frecuencia respiratoria, cambia el cuadro y pasa de moderado a crítico", explicó Ledesma.


En este caso se procedió a la internación de la chica, que mejoró luego de que le suministraran el antídoto, los vómitos cesaron al igual que el dolor.

¿Te gustó la nota?