Santa Fe

En los ocho meses que pasaron, 277 chicos faltaron de su hogar

El dato es provincial. En promedio, hubo más de una denuncia de extravío por día. El 90 por ciento corresponde a chicas de entre los 12 y 17 años. La mayoría fue hallada en poco tiempo.

Domingo 31 de Agosto de 2014

Según los datos del Registro Provincial de Información de Niños, Niñas y Adolescentes Desaparecidos, en lo que va del año 277 chicos se fueron de su hogar, lo que implica que en promedio hubo un poco más de un pedido de paradero diario.

También se conoció que la distribución geográfica de los casos, de la cual surge que es mayor en el sur provincial, donde hubo 170 casos registrados; mientras que, en la zona norte, las denuncias alcanzaron al número 107. Las estadísticas disminuyeron este año, ya que en los anteriores representaban casi el doble.

En cuanto a la resolución de los casos cabe destacar que casi todos fueron hallados a los pocos días de iniciada la búsqueda, y que el 90 por ciento de los mismos correspondió al sexo femenino, con edades que oscilan los 12 y 17 años.

La mayoría de las denuncias llegan al Registro derivadas de las comisarías, aunque también hay un alto porcentaje de las mismas efectuadas en Fiscalía y en la delegación de la Secretaría de Derechos Humanos donde funciona el mismo.

Diario UNO dialogó con el secretario de Derechos Humanos de la provincia de Santa Fe, Horacio Coutaz, quien aseguró que “si un chico se va de su casa es por un motivo, nadie lo hace porque sí y entonces una vez que se logra la localización se trabaja para identificar cuál es la razón y actuar en consecuencia”.

En ese sentido, el funcionario explicó que tienen tipificados cuatro motivos por los cuales los chicos se van del hogar y describió: “Unos tienen que ver con inconvenientes familiares; otros con cuestiones más típicas de la adolescencia, es decir por novios no queridos o similares; algunos se definen como casos de trata, tema sobre el cual la provincia presta especial atención; y también están los que surgen de los impedimentos de contacto, que tiene que ver cuando uno de los progenitores se lleva a un chico sin anoticiar al contexto”.

Al respecto, Coutaz aseguró que, una vez que se renueva el contacto y la situación está judicializada no intervienen más y que, en consecuencia, se deriva el caso a donde corresponda. “Si tiene que ver con violencia familiar se trasladan a Niñez, al área de Salud o a alguna ONG que pueda colaborar; si es un caso que pueda tener vinculación con trata interviene el Centro de Asistencia Judicial; y así sucesivamente”, dijo.

Sobre este último punto, el mandatario sostuvo: “Nosotros no decimos que no exista trata, al contrario. Pero sí tenemos en claro que los casos pasan muy poco por el Registro, ya que en su mayoría se resuelven a través del Ministerio de Seguridad, la Secretaría o la Dirección de Políticas de Género”.

Sobre niños y adultos

Cabe destacar que más allá de las denuncias de extravío a ritmo diario, son 12 los casos complejos de niños y adolescentes que llevan perdidos varios meses, o incluso años (los mismos pueden verse en www.santafe.gov.ar). Consultado sobre cómo trabaja el Registro en el seguimiento de este tipo de casos, Coutaz aseguró que “todo depende del caso”, pero afirmó que nunca son dejados de lado y que siempre se está en busca de nuevas pistas y de la difusión de los mismos, incluso a través del Sistema Solidario de Localización de Personas al que todo ciudadano puede acceder para ayudar (ver cuadro).

—¿Cómo se debe actuar ante una desaparición o pedido de paradero?

—En caso de desaparición siempre decimos que hay que desterrar el concepto que dice que hay que esperar 48 horas, no hay ningún tiempo para hacer la denuncia. Ni bien se conozca o suponga la desaparición de un menor hay que hacer la denuncia, es preferible que después haya que desestimarla a perder tiempo en la búsqueda. En tanto si alguien no les quiere tomar la denuncia lo que hay que hacer es también dirigirse directamente a la Secretaría de Derechos Humanos (en Saavedra 2.059) o llamar al 0800 555 3348 que está siempre disponible. Y a este número también hay que dirigirse en caso de tener algún dato significativo.

—¿Qué significa que las denuncias estén en trámite?

—Eso no quiere decir tampoco que sean casos de desaparecidos sino que tiene que ver con que si bien los chicos ya fueron ubicados, todavía no se cerró administrativamente su caso o no fue derivado.

Por otra parte, el Registro Provincial también brinda datos respecto del número de mayores desaparecidos y en el sitio web hay 18 casos publicados. En cuanto al tratamiento que se desarrolla en esos casos, el secretario de Derechos Humanos indicó: “Es distinto en cuanto a que los mayores pueden irse por sus propios medios y están en todo su derecho de no querer volver a sus hogares, como fue el caso tan resonante de este chico que se fue el día de su casamiento. Distinto es el caso de un mayor que tenga algún tipo de discapacidad, o de un caso en el que tenga implicancia la Justicia”.

Datos históricos

El Registro Provincial de Información de Niños, Niñas y Adolescentes Desaparecidos de la provincia de Santa Fe es una base de datos que fue creada en 2006 para centralizar y agilizar las búsquedas de paraderos en conexión con otras entidades públicas (como el Registro Nacional) y privadas (como la ONG Missing Children).

“Desde el momento de su nacimiento, en promedio, la entidad recibe dos denuncias por día o 600 al año”, explicó Coutaz y agregó: “Hay veces que se superponen los casos y hay mayor movimiento, pero es relativo. En cuanto al lugar de dónde provienen las denuncias hay que decir que en general son de las grandes ciudades como Reconquista, Santa Fe y Rosario; y que la mayoría de las mismas corresponden a los sectores más vulnerables”.

—Existe desde la comunidad, o al menos es lo que se traduce mayormente en las redes sociales, una tendencia a realizar comentarios agresivos o estigmatizantes cuando hay un caso de desaparición de una niña adolescente. ¿Por qué cree que sucede?

—Siempre hay cuestiones prejuiciosas que tienden a decir que «seguro se fue con el novio» y este tipo de cosas, pero en general creo que tiene que ver con la impunidad que hay en las redes sociales al escribir sin tener que poner el nombre verdadero y demás. De todas maneras considero que sucede en menor medida y que el Registro ya es algo que está institucionalizado y que la sociedad en general respeta y difunde, tal como lo hacen los medios, que son una gran ayuda.

Loreley Duré

Diario UNO Santa Fe

¿Te gustó la nota?