Alquileres

Estudiantes prefieren los departamentos con amenities

Según una inmobiliaria local, los estudiantes universitarios prefieren invertir un poco más en departamentos con amenities a la hora de buscar alquileres

Sábado 25 de Septiembre de 2021

Si bien el pico de la demanda por parte de estudiantes del interior de departamentos en alquiler se da entre diciembre y enero, la llegada del último tramo del año despierta las inquietudes de las familias por los alquileres.

“Lo que tiene de bueno la ciudad de Santa Fe es que en los últimos 10 años ha producido una gran cantidad de departamentos orientados a estudiantes y con diferentes ofrecimientos de servicios; desde el departamento de dos o tres pisos, con escaleras, sin ascensor y bajas expensas, hasta los departamentos que pueden usar estudiantes u otras familias con otros requerimientos”, dijo a UNO Walter Govone, presidente de la Cámara de Empresas y Corredores Inmobiliarios de Santa Fe.

Con la profundización de la crisis económica en Argentina, sorprende la cantidad de desarrollos inmobiliarios casi de lujo que se fueron instalando en la capital provincial. Según Govone, en los últimos años ha habido un cambio paulatino en la búsqueda de los padres, que antes querían alquilar lo más barato con tal de que puedan venir a estudiar.

“Hubo una cierta tendencia de que no solamente vengan a buscar lo más barato, sino que ya algunos padres querían que tengan algún amenity, que tengan seguridad, pero no es que ahora todo el mundo está buscando eso”, aclaró.

alquiler estudiante mudanza.jpg
Departamentos para estudiantes.

Departamentos para estudiantes.

En diálogo con el programa Ahí Vamos (de 9 a 12 por FM 106.3 La Radio de UNO) el empresario inmobiliario Alberto Bottai también se refirió a esta tendencia, y describió el panorama post pandemia de los alquileres santafesinos.

“Hemos tenido alguna devolución de departamentos en 2020 y ya durante este año no. Si tuvimos alguna devolución fue durante el 2020; en 2021 la gente lo ha seguido conservando, pero no tenemos una notable cantidad de gente que haya devuelto durante el 2021, y ahora ya empiezan las consultas para los alquileres que se harán durante el 2022”, contó.

No es un dato menor considerando que la oferta de departamentos para jóvenes todavía escasea. “La gente muchas veces privilegia tener un acceso rápido a todo lo que es El Pozo y toda esa parte donde está la universidad”, dijo Bottai, y aseguró que ya no tienen disponibles las unidades más caras, que cuestan el doble de un departamento común. “Hemos tenido muy buena demanda de toda la mercadería”.

• LEER MÁS: Con la ley de alquileres los propietarios prefieren vender

El costo de estudiar en Santa Fe

“Hoy el costo de enviar un hijo a estudiar a una ciudad como Santa Fe, Rosario, Córdoba no solamente está en el costo del alquiler en sí sino también el mantenimiento y todas las demás cosas”, puntualizó el presidente de la Cámara de Empresas y Corredores Inmobiliarios.

¿Cómo es posible que la gente se incline hacia departamentos más caros? Por los servicios que ofrecen. “No puedo hacer una estadística caprichosa –aclaró Bottai– lo que conozco es que a un departamento común lo supera el que tiene una pileta de natación, un salón de usos múltiples para reunirse, calefacción por agua caliente (que cuando me voy la corto y no pago más nada porque se maneja con una caldera en la cocina), tienen puertas blindadas de seguridad en cada unidad y todo esto tiene una expensa baja (hablando siempre para un dormitorio) de menos de 5 mil pesos”.

“Los precios son muy variados porque un departamento clásico no tiene amenities, no tiene seguridad, con un dormitorio están en valores parecidos a los 13 o 14 mil. Los de dos dormitorios costarán 25 mil, una cosa así”, informó, explicando que las familias de estudiantes prefieren el grupo de departamentos de las torres nuevas que cuestan el doble, pero tienen amenities. “Como son muchas unidades no tienen una expensa alta, entonces en vez de 14 o 15 llegan a 26 y lo pagan con gusto muchos inquilinos”, afirmó.

Finalmente, el referente opinó que la gente privilegia si lo que más le gusta es la seguridad o si lo que más le gusta es la pileta porque no paga un club, y sin aventurarse a un análisis sin estadísticas, dijo: “Hay una serie de factores que hacen que nosotros, en este momento, de esos departamentos que pusimos en alquiler en el mercado hace tres o cuatro meses, ahora no queda ninguno”.

• LEER MÁS: Alquileres: "La situación no es buena para el inquilino"

Por su parte, Govone dijo: “Antes era impensado que un estudiante busque un departamento que tenga amenities y hoy digamos ya no es tan así, porque a lo mejor los padres cuando vienen a visitarlos quieren tener otras comodidades, o por otras razones”.

“Puede estar habiendo una tendencia pero tampoco es que si no tienen amenities los estudiantes no alquilan”, aclaró. “El que quiere venir a estudiar puede hacerlo, va a encontrar una variada oferta en el mercado adaptada a su bolsillo, no es que hoy puede venir únicamente el que tiene dinero”.

De todas formas, reconoció que a muchas familias les gustaría enviar a sus hijos a estudiar y no puedan pagar todo lo conlleva, pero no es el alquiler el limitante. “Siempre se la rebuscan cuando hay intenciones y sobre todo también alguna posibilidad económica, pero eso siempre fue así. Enviar un hijo a estudiar a otra localidad requiere un costo que no es para todos, pero se le busca la forma”, dijo Govone.

Y agregó: “Lo que uno ve en estas épocas de crisis económica es que se alquilan departamentos y a lo mejor en vez de venir una persona vienen dos o tres, se tratan de acomodar para solventar los gastos y que sean menores. Por ahí en épocas que no hay tanta crisis a lo mejor el padre pretende que su hijo estudie solo para que pueda concentrarse”.

Una ciudad en crecimiento

Algo que sí fue cambiando con respecto a los nuevos edificios, es que “ya no son tan básicos como hace 15 años atrás”. Según Govone, se fue mejorando la calidad constructiva de las torres y de los departamentos. “Se hacen un poquito más chicos que hace 10 o 15 años por la cuestión de costos, pero la calidad en general de lo que son los pisos, las aberturas, las terminaciones, las cocinas, son mejores”.

• LEER MÁS: "Entre propietarios e inquilinos hay una desigualdad de fuerzas"

En este sentido, afirmó que la ciudad de Santa Fe se ha transformado desde el 2010 en una "ciudad universitaria por excelencia” porque “tiene una oferta académica muy importante, no solamente por las tres universidades sino también por todos los institutos terciarios”.

“Se construye y se produce para esos estudiantes y también es verdad que muchos de esos estudiantes que vienen acá después no vuelven a sus lugares de orígenes, se quedan acá, entonces también eso demanda una cantidad habitacional que hay que cubrir”, puntualizó.

Y concluyó: “El tema de los barrios cerrados también está explotándose mucho porque la gente está buscando otra calidad de vida y por eso también hay un auge importante de la cantidad de barrios cerrados. Pero sí, es una ciudad que está creciendo y también hay que saber cómo crece; el Estado tiene que involucrarse para que sea ordenado ese crecimiento y después no haya problemas como ha habido en muchos años, que la ciudad crecía descontroladamente o en lugares donde no había que crecer, y después se encontraban con grandes problemas como pasó con Colastiné, en las zonas de lugares inundables”.

Escuchá la nota completa acá:

AHI VAMOS 23.09.2021 ALBERTO BOTTAI INMOBILIARIA.mp3

Alberto Bottai, empresario inmobiliario.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario