dolor

Hospital Alassia: murió el nene atropellado en la ruta

Ignacio Valentín estaba internado en el Hospital Alassia desde el sábado 13 de marzo, tras ser atropellado junto a su mamá en la Ruta Provincial Nº 1.

Martes 23 de Marzo de 2021

Ignacio Valentín, de siete años, murió en el Hospital Alassia luego de ser atropellado por un automóvil junto a su mamá en la noche del sábado 13 de marzo a la altura del kilómetro 1,5 de la Ruta Provincial Nº 1.

El nene, al ingresar a la sala de urgencias del nosocomio, presentaba traumatismo encéfalo craneal grave, politraumatismos y la fractura del fémur.

Accidente ruta 1.jpg
Peritos en el lugar del hecho. El niño sobrevivió desde el sábado hasta hoy en el Hospital Alassia.

Peritos en el lugar del hecho. El niño sobrevivió desde el sábado hasta hoy en el Hospital Alassia.

Ignacio Valentín caminaba junto a su mamá de 29 años por el cantero central y cuando intentaron cruzar hacia la colectora fueron embestidos por un automóvil que provenía desde el sur hacia el norte. La mamá quedó tirada en el pavimento de la ruta al igual que su hijo.

Los vecinos se amontaron sobre la ruta hasta la llegada de la Policía y de las ambulancias. Madre e hijo fueron llevados a los hospitales Cullen y de Niños, Hospital Alassia. El nene de siete años, Ignacio Valentín I., quedó internado en estado grave en el Hospital Alassia y sobrevivió hasta hoy.

Accidente ruta 1 a.jpg
El auto, con las consecuencias del impacto en la Ruta Provincial N° 1, que que fue letal para Ignacio Valentín.

El auto, con las consecuencias del impacto en la Ruta Provincial N° 1, que que fue letal para Ignacio Valentín.

Griselda Roldán, su madre, fue revisada por los médicos de la Emergentología del Hospital Cullen en el shockroom para pacientes en estado crítico, y constataron que presentaba traumatismo facial y fractura del brazo izquierdo, en estado consciente.

La mujer recibió curaciones y quedó internada en observación. Ella admitió que caminaba junto a su hijo de siete años, cuando intentaron cruzar la ruta y resultaron embestidos por un automóvil.

Vale recordar que se ordenó que el conductor del vehículo, un Fiat Sienna, quede privado de su libertad hasta la extracción de muestras de sangre y de orina. Después quedó libre pero afectado a la investigación. Desde la fiscalía ordenaron el secuestro de imágenes de las cámaras de vigilancia públicas y privadas que pudieran existir en todo el sector como el testimonio de vecinos que observaron el choque y las circunstancias en que se produjo. Se ejecutaron los peritajes criminalísticos de rigor en el lugar del choque y el automóvil quedó secuestrado en la dependencia policial de la jurisdicción.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario