Su historia

Kehm, el artista anónimo santafesino que empapela las calles con carteles y collage

Sus ganas de cambiar el estado de ánimo de la gente lo llevaron de ser ingeniero a ser un artista con el que muchos se sienten identificados

Lunes 31 de Octubre de 2022

Kehm, ese es el apellido del artista que hace tres años arrancó a pegar carteles y collage en Santa Fe. Su anonimato es una pieza clave en lo que busca transmitir, no quiere trabajar para Instagram sino para las calles, se apropia de los espacios. Es oriundo de Esperanza, radicado en Santa Fe y hace un par de años de mudó a Bariloche. Es ingeniero civil pero hoy está plenamente dedicado al diseño.

Al momento de definir Kehm, indicó: "Metafóricamente es una persona que intenta transmitir lo que siente en la calle con lo que puede".

En este proyecto está solo, aunque a veces colabora con otras personas. El artista prefiere mantenerse en el anonimato: "No es por una cuestión de vandalismo o denuncias, sino que nace de transmitir algo. Dado que hay tanto cuerpo en Instagram, tanta exposición, dije no quiero que la transmisión del pensamiento sea como dependiente, una relación con lo que es estéticamente un cuerpo, una persona, o sea que sea un ente. Por eso mismo nunca muestro el cuerpo ni quién es en las redes". Aún así, sostuvo que este anonimato en algún momento va a cambiar porque consideró que ya caducó ese pensamiento. "Me es más fácil explicar algo haciendo un video selfie que estar escribiendo", precisó.

•LEER MÁS: Emigró, llegó la pandemia y armó un emprendimiento que volvió locos a los australianos

kehm 2 (7).jpg

Sobre los inicios de este proyecto, dijo: "Nace de una necesidad de expresar algo que no podía decirlo en el laburo, como una sensación de que uno no escucha. Por otro lado un desamor grande que me hizo como empezar a motivar cosas que no podía decirle más a esa persona porque ya no estaba más".

Además, se declaró fan de las paredes de Palermo o las expresiones en la calles: "Dije, si pasa en Buenos Aires por qué no puede pasar en Santa Fe tranquilamente. Empecé, vengo de la rama dura de la ingeniería y me vine plenamente al diseño. Arranqué a jugar con programas de diseño y comencé a meterme más cómo era el engrudo, porque no sabía ni cómo pegarlo en la calle, no sabía si se podía o no se podía".

"Arrancó con calcomanías pegándolas en cualquier lado. Después fue como mutando, uno va como queriendo hacer cosas más grandes. Al que arranca siempre le digo «vas a arrancar con algo chiquito y después vas a querer más y más tamaño». Creo que está muy relacionado con el ego. También con el tema de que conectas muchísimo más con una pared de 3 metros que con una calcomanía chiquitita", señaló.

Sobre el objetivo de sus obras, reveló: "Era cambiar el estado de ánimo en un instante de una persona, esa era la primera intención, después fue mutando todo eso".

"Te quiero ver"; "bajonear con vos"; "vivila en modo turista; la vida te ubica"; "moviéndote las cosas pasan"; son algunas de las múltiples frases que se encargó de pegar en las calles.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por kehm (@_kehm)

Kehm explicó que la identidad de los afiches es de un movimiento que viene de Perú, de los carteles chicha. Este tipo de arte se popularizó en Buenos Aires de la mano del Tano Verón. "Cuando nadie conoce nada y uno ve un solo referente piensa que es el dueño pero no somos dueño de nada básicamente. Sí soy dueño de las frases", expresó.

Por otro lado, el joven hace collage con fondos coloridos con las frases e imágenes en grises.

El artista nunca pide permiso para pegar sus carteles, "porque si pedís permiso se torna en una burocracia". Siempre trata de no poner su arte en paredes privadas, como en una casa. "Sí cuando uno ve casas abandonadas o espacios que están públicos que uno cree que podría embellecerlos, se toma. Me parece que es genial eso de que cada persona pueda hacer propio ese espacio, sin ofender a nadie obviamente", indicó.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por kehm (@_kehm)

Manifestó que el arte en las calles lo hacen pocos pero por una cuestión de costos. Por tal motivo, se vio obligado retroalimentar lo que hace en las calles, vender los afiches. "Después ya se desmadró y hoy se transformó en un ingreso paralelo. Arrancó a las calles y por suerte lo pudimos llevar a los bares. Vivimos en un mundo donde se necesitan pagar las cosas y para poder pagar eso que uno quiere hacer necesitás dinero. Entonces haciendo trabajos puedo pegar lo que yo quiera en las calles", expresó.

Gracias a su trabajo como ingeniero civil pudo viajar a distintos puntos del país por lo que pudo ir pegando su carteles en otros lugares. Por otro lado, cuando asiste a festivales de arte se cruza con otros artistas e intercambia afiches, por lo que otros pegan sus obras en otras ciudades y el hace lo mismo para otros colegas.

El joven aseguró que no quiere trabajar para Instagram: "Creo que uno se convierte en algo que no quiere porque empezás a hacer contenido para Instagram y digo no pará, no soy para Instagram, es para la calle. Y si llega a Instagram que sea solamente una foto de lo que se hizo, a veces ni hay foto. Sé que es una fuente de trabajo pero no quiero trabajar para ellos".

kehm 2 (6).jpg

"Mi único deseo eterno es seguir disfrutándolo, que no se transforme en un laburo pesado, ese es uno de los motivos también por los cuales estoy en Bariloche. En Santa Fe ya se había tornado muy demandante, me estaba ocupando mucho tiempo y dije necesito desenchufarme un poco. La intención es que siempre sea un cable a tierra, no algo demandante. Hacerlo porque realmente querés hacerlo y no por un trabajo. Para vivir tengo otro trabajo, con ese pago las cuentas. A Kehm lo respeto muchísimo o intento respetarme mucho para que no muera porque sino se transforma ya en algo automático. En el futuro espero que dure y mute en lo que tenga que mutar porque los afiches son solamente una forma de expresión, cada tanto hago esténcil o algún aviso de pasacalles, algún video, lo que sea. La intención es expresarse, el formato se verá en el momento. Hoy son afiches, hoy es papel, pero no tengo ninguna duda de que va a mutar en algo", cerró.

•LEER MÁS: Cómo piensa el argentino que es uno de los 10 mejores estudiantes del mundo

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario