debate en la legislatura

La ley tributaria empieza a destrabarse en la Legislatura

El senador radical Felipe Michlig dijo que las modificaciones consensuadas con los diputados frentistas y con el gobernador Omar Perotti le dan luz verde a la iniciativa. La Cámara baja la trataría el lunes

Viernes 27 de Diciembre de 2019

La ley tributaria ingresó el lunes por la noche a la Legislatura. Con un asueto y un feriado de por medio (24 y 25 de diciembre) el Senado tenía el tema en agenda para el jueves. Pero esa jornada fue aprovechada de punta a punta para realizar todas las reuniones que permitieran llegar a un acuerdo para que salga, no la ley que envió el Ejecutivo, sino la ley posible.

El senador radical Felipe Michlig (San Cristóbal) dijo que primó el "sentido común y dejar de lado diferencias que son propias de los seres humanos" para comenzar el diálogo, algo esencial en la política pero que en los últimos meses parecía imposible de lograr. "Alguien da el primer paso o da la primera señal y comenzamos un diálogo que no tengo dudas que va a ser fructífero", agregó, aunque se negó a darle el crédito a alguien por el acercamiento.

LEER MÁS: Las disputas políticas se quedan sin tiempo en la Legislatura

En cuanto a las modificaciones que le hicieron al mensaje del Ejecutivo, Michlig destacó el trabajo que se hizo durante todo el jueves entre los diferentes bloques del Senado, pero sobre todo con el bloque del Frente Progresista en Diputados, que tiene mayoría. "Pudimos consensuar un texto de la ley tributaria y también de todo lo que concierne a la moratoria de impuestos provinciales que hoy le daríamos media sanción en la Cámara de Senadores y quedaría para ser tratado el lunes en Diputados", sostuvo y añadió que también se acordó darle sanción definitiva a la adhesión al consenso fiscal firmado la semana pasada entre Omar Perotti y Alberto Fernández.

Michlig (2).jpg
Felipe Michlig, el senador radical por San Cristóbal.
Felipe Michlig, el senador radical por San Cristóbal.

"Además de hacer un análisis pormenorizado pudimos mejorar el mensaje del Ejecutivo, incluso con una mirada desde el ciudadano, poniéndole un tope al impuesto inmobiliario donde había categorías que pasaban el 100 por ciento de aumento y nosotros pusimos un tope máximo donde ninguna partida puede superar el 65 por ciento, que es mucho, pero hay que tener en cuenta que el Inmobiliario no se venía actualizando en los últimos años de acuerdo al nivel inflacionario. Esa mirada también la tenemos con los pequeños contribuyentes. En el sector rural tuvimos especial cuidado de los pequeños contribuyentes para que el impacto del Inmobiliario no sea gravoso", argumentó.

Luego dijo que todo ese trabajo fue para darle "las herramientas necesarias al Ejecutivo provincial para el funcionamiento del Estado provincial, de los tres poderes, y para que puedan empezar desde el 1 de enero con esta ley tributaria que es muy importante para el funcionamiento del Estado".

Al ser consultado sobre qué otros cambios se le introdujeron al mensaje del Ejecutivo, Michlig dijo: "Fuimos muy cautos en las cuestiones que tienen que ver con Ingresos Brutos donde había una propuesta de llevar al 7 por ciento al sector financiero, pero nosotros hemos hecho hincapié en la banca cooperativa que tiene sede en nuestra provincia y en el banco municipal de Rosario donde dejamos una alícuota del 5,5 por ciento. Mientras que las entidades financieras que tienen más volumen de percepción de intereses quedaron con el 7 por ciento. Hemos tenido esa defensa de la banca provincial y del Banco Municipal de Rosario ya que ayer estuvimos en contacto con el intendente de esa ciudad, Pablo Javkin".

En cuanto a cómo quedará el gravamen a las cerealeras, Michlig dijo que ahí hay un tope en el consenso fiscal de 2017 donde estaba establecido para el 2019 un 1,5 por ciento y que la propuesta del Ejecutivo lo superaba para llevarlo al 2 por ciento. "Eso se lo señalamos a los ministros del Ejecutivo que estuvieron el jueves aquí, pero le dimos la derecha a la propuesta del Ejecutivo", admitió.

No sale

Donde no hay consensos es en el proyecto de ley de emergencias. Allí los senadores del PJ empezaron a limar algunas asperezas, aunque la que refiere a Seguridad genera muchos reparos. Pero el propio Michlig admitió que ese mensaje podía avanzar en el Senado con la mayoría que tiene el peronismo (12 de 19 senadores) y con la posibilidad de que se sumen los dos senadores de la UCR que no están en el Frente Progresista.

Sin embargo, ese texto no tiene ninguna chance de ser aprobado en Diputados, donde el Frente Progresista tiene mayoría y no está dispuesto a avanzar con una norma que es lapidaria con las gestiones de los gobernadores socialistas, pero fundamentalmente de Miguel Lifschitz quien asoma como el principal referente de la oposición.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario