Santa Fe

La Sarita del Norte cumple tres años de trabajo

El espacio ubicado en Blas Parera 8800 comercializa 300 kilos de pan mensuales. Para 2019 contará con una línea de producción propia.

Viernes 16 de Noviembre de 2018

El local de ventas la Sarita del Norte, ubicado en Blas Parera 8800 cumple tres años de trabajo. El emprendimiento panaderil solidario Sara María Furman es una iniciativa impulsada por los ministerios de Seguridad, Desarrollo y Justicia a través de la Secretaría de Seguridad Comunitaria y el Instituto Autárquico Provincial de Industrias Penitenciarias (Iapip) en el marco de un convenio con la Fundación Furman de Bariloche.

“La idea de replicar el proyecto en la Sarita del Norte sigue en pie, pudimos avanzar hace unos años con la apertura del local de venta que es hoy está en funcionamiento y se sigue trabajando con recursos de Iapip”, explicó Fernando Demiryi, director provincial de Planificación y Evaluación de Seguridad Comunitaria.

En la actualidad el salón ubicado en barrio Las Flores comercializa unos 300 kilos de pan a un costo mucho más accesible que en el resto del mercado, en este caso tiene un valor de $30 pesos.

“Tenemos una demanda cada vez más grande y la producción se agota cada vez más rápido”, sostuvo Demiryi en relación a la demanda que registra el salón de ventas.

Como consecuencia de las políticas de ajuste del Gobierno Nacional, se vieron obligados a posponer los proyectos pautados. “Del proyecto inicial que estábamos pensando, un espacio importante que pudiese contar con 50 capacitandos, lo que definimos fue establecer una línea de producción más acotada que permita el año que viene elaborar en el lugar para luego ir creciendo en escala”, detalló el director.

Para inicios del 2019 desde el organismo proyectan contar con un montaje de línea de producción que se realizará en la cuadra de Blas Parera.
Por otro lado, una de las aspiraciones de la Sarita del Norte consiste en contar con un nivel de producción que alcance a abastecer a los internos de las Flores.

Reinserción

El modelo implementado en Blas Parera busca replicar la experiencia de la Sarita de barrio Roma, para brindar la posibilidad de la reinserción en la sociedad de exdetenidos con la enseñanza de un oficio. Actualmente 17 jóvenes están capacitándose, con un promedio de edad que ronda entre los 18 a 30 años.

"El esquema de trabajo tiene que ver con tres pasos fundamentales: contención, capacitación y reinserción", explicó Demiryi.
Estos aspectos son los que se trabajan en el día a día con los jóvenes, de los cuales algunos están privados de su libertad, otros pertenecen a planes sociales y el resto fueron  recientemente liberados.

“Lo importante es entender qué es para estos jóvenes contar con herramientas para lograr su reinserción”, valoró el director de Planificación.

El modelo implementado en Santa Fe podría calificarse como exitoso ya que al momento de comparar las estadísticas penitenciarias a nivel nacional, en el que la variable de reincidencia ronda el 30%, mientras que esta cifra en Furman se reduce a un 4%. “Nosotros en Furman  tenemos registrados que de más de 100 jóvenes que han pasado, superan apenas el 4%, es una muy buena cifra y un dato alentador que marca el camino a seguir” , aseveró Demiryi.

¿Te gustó la nota?