Santa Fe

La tradicional panadería "9 de Julio" cerró sus puertas

La medida es consecuencia de un acuerdo entre los propietarios y la imposibilidad de sostener el local, después de 96 años

Lunes 29 de Abril de 2019

La tradicional panadería" 9 de Julio", ubicada en Bulevar Gálvez al 2300, cerró sus puertas tras 96 años de historia. La medida se tomó luego de seis años de litigio entre las familias propietarias.

Embed

A raíz del fallecimiento de uno de los socios comenzó un enfrentamiento que llegó a su fin tras acordarse el cierre de las sucursales de la firma en la ciudad.

“Esta situación comenzó a gestarse en el 2013, desde ese entonces estamos tratando de conservar la firma. Este año se nos juntó la crisis interna del local con la crisis del país y no lo pudimos sostener más”, explicó Gabriela Maidana, integrante de una de las partes societarias de la empresa.

Si bien el establecimiento panaderil tiene una tradición de 96 años en la mesa santafesina, la sociedad conformada por los Maidana-Sabena era propietaria de la empresa desde hacía 46 años. "Nosotros hace varios meses tomamos la decisión, los empleados estaban al tanto, –aclaró Maidana– demoró un tiempo porque queríamos cumplir con todos los aspectos vinculados con las indemnizaciones, buscamos la mejor forma para poder cumplir con todos.”

La firma contaba con un total de 23 empleados con los que la familia se mostró agradecida por el acompañamiento y respaldo tanto de parte de los trabajadores como de sus proveedores.

Una de las patas del acuerdo al que llegaron las familias consiste en el hecho de que ninguna de estas podrá utilizar a futuro el nombre “9 de Julio”.  Tras una historia de trabajo y haber conformado una familia junto a los empleados que trabajaron codo a codo, hoy los socios atraviesan una etapa de duelo. "Las dos familias crecimos con el negocio", destacó la integrante de la firma.

Maidana aclaró que a pesar de los intentos por salvar el local económicamente, los incrementos en las tarifas, la baja en las ventas y las cargas impositivas fueron el cóctel que llevó a tomar la determinación de cerrar las puertas. "El año pasado lo habíamos logrado porque era un negocio que estaba convocado. La verdad estábamos bastantes optimistas y este año empezamos a endeudarnos de vuelta y fue lo que nos llevo a tomar la decisión", contó.


¿Te gustó la nota?