Santa Fe

Le cambiaron la valija, le pusieron droga y terminó preso en Uganda

Andrés Pérez es veterinario santafesino y fue enviado a Uganda para investigar una epidemia. Al llegar le entregaron una valija que tenía su comprobante pero que no era de él, y adentro estaba colmada de droga.

Viernes 01 de Agosto de 2014

Andrés Pérez vive entre Casilda y Minessota y cuenta su historia para alertar a viajeros y también a las autoridades acerca del modo de operar de las bandas de narcotráfico. El científico viajó a África para tomar muestras para su investigación y al llegar a la ciudad de Entebbe, en Uganda, lo detuvieron porque la valija que llevaba pegada la etiqueta con su nombre, estaba repleta con 40 kilos de cocaína.

Pérez tiene 40 años es profesor en la Universidad de Minessota de Estados Unidos, donde trabaja en investigaciones para el control de las epidemias. "Por suerte estoy acostumbrado a viajar, todos los meses lo hago para tomar muestras para el control de ciertas enfermedades, eso me ayudó a manejar la situación con tranquilidad".

Su mujer y sus hijas viven en Casilda. "Tengo un acuerdo por el que paso medio mes acá con mi familia y medio mes allá dando clases", contó hoy a Canal 3.

El 4 de julio emprendió el viaje desde Rosario, con escala en San Pablo y Johannesburgo, destino final de Entebbe. En el traspaso de avión, alguien le cambió la etiqueta a otra valija que contenía droga.

Pérez contó que cuando arribó a Estebbe no encontraba su valija, por lo cual hizo un reclamo y le entregaron una mucho más grande que contenía droga. "Esa no es mi valija, les dije y ellos me contestaron que tenía la etiqueta con mis datos".

"El comprobante que tengo de la valija que dejo en Rosario decía que tenía 13 kilos y no 40 kilos como pesaba, ese fue un dato por el cual me creyeron que no era mío el equipaje", explicó.

"Lo pudimos resolver porque desde Rosario mandaron las imágenes en las que yo estoy entrando en el sector de seguridad con mi valija que es roja, distinta de la que me entregaban en Uganda que era negra. Tuvieron que chequear mi identidad, corroborar con las imágenes, todo eso tardó dos o tres días, que según dicen fue en tiempo récord para cruzar información con Uganda", relató.

Pérez recordó que "durante el día lo pasaba en Interpol, en la comisaría, en distintas reparticiones, en la policía aeronáutica, cruzando información con la gente de la universidad, permanentemente en interrogatorio, era muy frustrante porque parecía que me creían pero después me mandaban a hablar con otro más", detalló para revelar que cuando terminó fue cuando tomó conciencia de la situación.

"Ahí fue que los de Interpol terminaron contándome otras cosas, es interesante la simplicidad del tema", dijo para describir el accionar de las bandas del delito.

"Lo que hacen es que toman una valija que tiene que ir de verdad al destino donde va la droga. Le sacan la etiqueta a alguien en el aeropuerto y se la ponen a otra valija con la droga, esa es la que se recibe en el aeropuerto. Uno hace el reclamo, la valija no la encuentran, y después de unos días la encuentran y te la mandan, lo que uno no se entera que hay alguien que sabe cómo es esa valija, la retira con la droga y se va, es muy sencillo", dijo para describir los casos en los que la valija con droga es retirada por algún integrante de la banda de narcotraficantes.

Pérez remarcó la recomendación de no tocar el equipaje si no es de su propiedad. "Cuando hago la denuncia, aparece alguien con esta valija, por suerte no la toqué, sabía que no era la mía", dijo.

Por último Andrés Pérez agradeció "a la gente del Aeropuerto de Rosario que se portó muy bien en todo momento", para agregar que la Embajada de Estados Unidos también colaboró ya que el viaje era oficial de la universidad, y también a la Embajada de Argentina que agilizó los trámites vía telefónica desde Kenia. A su valija, la roja, la encontraron en París.

¿Te gustó la nota?