Santa Fe

Liberaron a una mujer que fue tomada de rehén en Santo Tomé

Fue después de las 17, a más de cuatro horas de negociaciones con Miguel Duarte de 30 años, quien tomó de rehén a la madre de su amigo, Mauro Ardiles de 20, causadas por presuntas desaveniencias íntimas con este joven. Actuaron el juez penal Carraro y su secretario Fontana, el subjefe de la UR I comisario Mayor Martini y el subjefe de las TOE, comisario principal Siboldi.Galería de fotos y vídeos.

Jueves 01 de Diciembre de 2011

Juan Trento

lectores@unosantafe.com.ar

Todo sucedió minutos después de las 13, en una finca ubicada sobre calle Rivadavia al 3.600 de la ciudad de Santo Tomé, adonde una mujer fue tomada de rehén por un muchacho de 30 años que se abrió paso con disparos de arma de fuego, desde el exterior de la vivienda hasta llegar al interior adonde también ejecutó varios tiros; uno de los hijos de la mujer que es minusválido, Federico Ardiles de 15 años,  fue rescatado por la policía después de una intensa negociación hasta que lograron hacerlo entrar en razón al captor, y de esa manera lo recuperaron sano y salvo.

Tensión en barrio monseñor Vicente Zazpe

Los minutos que siguieron a las 13, fueron de gran tensión porque hasta ese momento la policía desconocía el motivo de la iracundia del muchacho que había ingresado a la vivienda de barrio monseñor Zazpe a los tiros, hasta que uno de los hijos de la mujer que estaba de rehen, les narró a los vigilantes que él Mauro Ardiles de 20 años, mantenía una sostenida relación desde hacia años con el atrincherado, y que en realidad lo buscaba a él, que de milagro lo vio por una ventana y logró escapar.

Martini y Siboldi se hicieron cargo de la situación

Desde entonces, a las 13,45, desde la unidad regional uno, el subjefe comisario mayor Javier Martini se hizo cargo de la situación y convocó a los agentes de las tropas de operaciones especiales TOE, que arribaron a las 14, y fue comandante del comité de crisis el subjefe de esa dependencia, comisario principal Luis María Siboldi, que generó un comité de crisis e incorporó un negociador para que comenzara a mantener un diálogo con el captor de la mujer de 49 años, que permanecía como rehén dentro de su casa.

El amigo del captor contó la historia

La tensión en el barrio monseñor Vicente Zazpe de la ciudad de Santo Tomé se respiraba en el aire, y quien fuera la amigo íntimo del captor de la mujer que era su madre, y que estaba custodiado por policías en el interior de un patrullero, y narraba voluntariamente cual era la situación de crisis personal e íntima que atravesaban, e inclusive les mostraba a los agentes los mensajes de texto de su amigo íntimo que recibió con tono amenazante desde hace un mes en su teléfono celular.

Un cuadro ordenado

Desde la jefatrua de la UR I, La Capital, y en conjunto con las TOE, convocaron al médico de la repartición policial, una ambulancia del sistema integrado de emergencias sanitarias SIES, al grupo de operaciones especiales GOE, de operaciones tácticas de las TOE y cuerpo guardia de infantería CGI, el cuerpo de bomberos zapadores ABZ  y del negociador de las TOE. Luego, minutos antes de las 15, arribó al lugar el juez penal de la 6º nominación en turno Sergio Carraro junto al secretario penal Marcelo Fontana.

Comité de crisis

Un negociador de las TOE, que arribó de la ciudad de Rosario, comenzó un diálogo con el captor, y éste le aseguró y garantizó en presencia de su abogado personal Hugo Tallarico, del juez y el secretario penal en turno ya mencionados, y le dijo que gozaba de todas las garantías, a cambio le pidió que dejara en libertad a la mujer, y que depusiera la actitud pacíficamente.

El final

A las cinco y cuarto de la tarde, Miguel Duarte de 30 años, oriundo de la localidad de Franck en el departamento Las Colonias, que había llegado a la una de la tarde, había disparado con un revólver calibre 32 contra dos personas sin llegar a herir a nadie se entregó, fue neutralizado por los policías que intervinieron directamente, que lo desarmaron secuestrándole un revólver calibre 32, y lo llevaron detenido a la sede de la jefatura de la unidad regional uno de la policía santafesina.

La instrucción de las actuaciones

Son responsabilidad de los oficiales sumariantes de la unidad regional uno,  por orden directa del juez penal Sergio Carraro, bajo la comisión de los presuntos delitos de: "privación ilegítima de la libertad calificada, lesiones dolosas, abuso de armas y portación de arma de uso civil"

¿Te gustó la nota?