Santa Fe

Perotti apunta a los votos ajenos, a los ausentes y a los indecisos

El candidato a gobernador señaló que “hay más de 350 mil votos en juego”, más allá de los que ya lo apoyaron en las Paso

Miércoles 06 de Mayo de 2015

Deshojando el almanaque en las cinco semanas previas a las elecciones generales santafesinas, los postulantes apuran la marcha para mostrar sus planes de gobierno y tratar de sumar nuevos votos a sus listas. Ayer, el candidato a gobernador de Santa Fe del Frente Justicialista Para la Victoria, Omar Perotti, presidió una conferencia de prensa en la cual marcó los lineamientos conceptuales en cada una de las áreas, aunque se negó a precisar nombres y apellidos de un posible gabinete.

Acompañado por el candidato a diputado provincial Héctor Cavallero y por quienes encabezan la lista de concejales en la capital de la provincia –con poco acompañamiento de los sectores desfavorecidos en las primarias–, el exintendente rafaelino se refirió al escrutinio y al caudal de electores que no se definieron en la primera instancia.

“Tenemos una elección abierta, con mucho por definir. Ahora sí la gente tiene la mira puesta en los candidatos con posibilidades concretas”, comenzó Perotti y apuntó las cifras en juego: “Si uno tiene en cuenta el nivel de participación promedio, aun en las elecciones generales de menor convocatoria, con lo que fueron las últimas primarias, hay casi 150 mil votantes que irían a votar el 14 de junio. Hay más de 100 mil votos de votos impugnados, recurridos y en blanco. Hay otros 100 mil que votaron por precandidatos que no alcanzaron el piso en esta elecciones. Hay ahí más de 350 mil votos”. 

“Esto sin analizar qué va a pasar con los votos de (Mario Barletta) y con los de (Eduardo) Bussi. El justicialismo tiene muy claro cómo fue el comportamiento en las dos últimas Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso). Tenemos una elección abierta, con mucho por definir y donde la gente ya tiene la mira en los candidatos con posibilidades, por eso nuestra satisfacción”, analizó.

“¿Qué festejan?”

Satisfecho con los resultados del escrutinio de las Paso, Perotti justificó la celebración de las cifras por parte del justicialismo: “Estamos muy bien, porque cuando comenzamos esto al peronismo le decían que «no iba a quedar nadie» o que «el último apague la luz» y que todos se habían pasado para otro lado. En el tiempo que teníamos y con ese nivel de conocimiento hagan de cuenta que jugamos un partido con ocho jugadores. Nuestro nivel de instalación hoy es mucho más fuerte”.

En contraposición con esto último, sí criticó los festejos ajenos: “Cuando comenzamos esta campaña, la iniciamos con un 9 por ciento de conocimiento; mientras que (Miguel) Del Sel tenía 55 por ciento. Preguntemos a ellos por qué están festejando haber obtenido un 30 por ciento. Nosotros sí sabemos por qué festejamos haber obtenido más del 20 por ciento de los votos”.

El candidato a gobernador también se refirió a las cifras que recabó el oficialismo provincial al consignar: “La expresión ha sido clara, hemos terminado en un cabeza a cabeza con Miguel Lifschitz, el representante directo del gobierno de la provincia, con toda una estructura de instalación de muchísimo tiempo antes en todo el territorio. Eso nos pone con toda la expectativa del triunfo por el nivel de crecimiento que hemos tenido”.

Ausencias

En la conferencia de prensa previa a las reuniones de trabajo que mantuvo con los candidatos de los departamentos San Martín, San Jerónimo, San Cristóbal, La Capital, Las Colonias, Castellanos, San Justo, San Javier, 9 de Julio, Vera, General Obligado y Garay, Perotti no eludió la pregunta obligada acerca de la ausencia y el silencio de algunos de los máximos referentes de su partido, entre ellos legisladores provinciales.

“Yo no dudo del compromiso y esfuerzo que pondrán todos los sectores justicialistas, porque todos saben que mientras más empujan, más posibilidades tienen en una lista que ha quedado integrada por todos de acceder a un lugar”, opinó.

Ante la consulta de los medios acerca del posible arribo de la presidenta Cristina Fernández a la provincia, para expresar su apoyo antes de las elecciones generales, el candidato a gobernador optó por la cautela en sus conceptos: “A mí me gustaría que la Presidenta de la Nación esté en la provincia resolviéndole problemas a la gente, de la misma manera que queremos que un ministro nacional pueda venir y eso lo vamos a seguir gestionando”. 

“Ha estado el ministro del Interior, Florencio Randazzo, mostrando a Rosario como uno de los centros de la reactivación ferroviaria nacional; y hemos podido trabajar con el ministro Julio De Vido con la obra del gasoducto. Queremos que vengan los candidatos a presidente, porque queremos estar en la agenda nacional y que cada uno vea lo que necesita cada lugar. Es mi tarea, como futuro gobernador, plantearles hoy cuáles son las necesidades de Santa Fe. Así vamos a gobernar, gestionando permanentemente”, prometió.

Soledad Mizerniuk / smizerniuk@uno.com.ar

¿Te gustó la nota?