Santa Fe

Playeros y empresarios piden por seguridad para las estaciones

Ambas partes presentaron en conjunto un pedido de audiencia a las autoridades del Ministerio de Seguridad. Proponen implementar patrullajes más intensivos en las zonas alejadas del Centro

Lunes 17 de Noviembre de 2014

Como consecuencia de los crecientes hechos de inseguridad que se vienen registrando en las estaciones de servicio de nuestra ciudad, Javier Secco, secretario general del Sindicato de Obreros de Estaciones de Servicio, confirmó en diálogo con Diario UNO que están a la espera de mantener un encuentro con las autoridades del Ministerio de Seguridad de la provincia.

“Nosotros la semana pasada presentamos una nota ante el Ministerio de Seguridad, solicitando una audiencia juntamente con la cámara empresaria”, explicó Secco. Ayer por la mañana les contestaron que la fecha para la realización del encuentro será informada hoy. De la reunión participarán los representantes de los trabajadores, la Cámara de Expendedores de Combustibles de Santa Fe y autoridades del Ministerio de Seguridad.

“Ambas instituciones plantearán el gran problema de los robos en las estaciones de servicio. Ese es el tema principal”, agregó el representante de los trabajadores.

Según el sindicalista, en los últimos meses los comercios que expenden combustible se convirtieron en blanco fácil para los ladrones. En ese sentido, Secco recalcó que la zona más castigada por los delincuentes es el norte de la ciudad.

“Si bien en la zona del microcentro hubo un par de robos, en el norte se agudizó más cuando se registraron agresiones al personal”, apuntó el referente.

Con el objetivo de brindar una solución a la situación de temor que en la actualidad viven los trabajadores de las estaciones de servicio, desde el sindicato llevarán a la mesa de diálogo la propuesta de que se hagan más intensivos los patrullajes en las que se encuentran más alejadas del centro de la ciudad.

“Ese es el análisis que hicimos en conjunto con la cámara empresaria, la cual se mostró de acuerdo con esta medida. Vamos a pedir más seguridad”, agregó Secco.

Tanto el sindicato como el sector empresario están a la espera de que se concrete la reunión, para llegar a un acuerdo y resguardar a los trabajadores, que son quienes se llevan la peor parte, en el caso de que se registre un hecho delictivo.

La apuesta por el diálogo

Si bien aún dependen de la respuesta que les brinde el Ministerio de Seguridad a la situación de desamparo que atraviesa el sector, en caso de no arribar a una solución a sus pedidos, analizarán la posibilidad de llevar a cabo medidas en conjunto con los comerciantes.

El sindicalista aclaró que cuentan con una solución rápida, pero que la mantendrán en reserva hasta contar con la respuesta por parte de las autoridades de Seguridad.

En ese sentido, Secco dijo que de no lograr una respuesta positiva a su pedido, lo primero que se propondrá a los trabajadores será la posibilidad de realizar asambleas para analizar los pasos a seguir. “Tomaremos la decisión por la que opten los compañeros”, agregó Secco.

Una de las hipótesis que los trabajadores barajan para resguardarse de los violentos en el horario nocturno (al cual calificaron como el más vulnerable), es la posibilidad de atender solo a los clientes que abonen con tarjeta de crédito. “Pero he aquí que los robos antes eran de noche y ahora no tienen horario fijo, tanto a la noche como a media tarde o al mediodía. Por eso es cuestión de evaluar entre los cuerpos orgánicos del sindicato para saber qué podemos implementar”, aclaró el titular de la filial Santa Fe, una medida que, según explicaron, ya se está llevando a cabo en algunas estaciones de servicio locales.

“Durante el día es imposible aplicar esto, porque mucha gente se maneja con efectivo. De acuerdo a los caudales que cargan los vehículos en combustible, el incremento del dinero en cuatro o cinco autos se hace abultado”, agregó el referente.

Presencia policial

Desde el sindicato aclararon que no piden una custodia permanente en las estaciones, pero sí una ronda más continua. En la actualidad, se ve presencia policial, pero los ladrones no pierden tiempo en analizar las diferentes opciones que tienen al momento de atacar un negocio. Los trabajadores referenciaron que luego de que el patrullero termina de hacer su recorrido habitual, los malvivientes hacen su aparición.

“Hay algunas estaciones que tienen custodia las 24 horas, pero los empresarios manifestaron que pagar una custodia de ese tipo genera un incremento importante en los costos que es muy difícil de solventar”, aclaró el dirigente gremial.

Las estaciones en las cuales se implementó esa presencia policial permanente, desde hace un tiempo hasta ahora no tuvieron que lamentar asaltos u otro tipo de situaciones violentas, pero en aquellas que no cuentan con este servicio son presa fácil para los delincuentes.

Incertidumbre

Ante la situación de desprotección y constante amenaza a la que se ven expuestos, los empleados exigen más seguridad. “Cada vez que toman su turno no saben si van a volver o van a estar con la cabeza rota o con un disparo. Los últimos dos acontecimientos que fueron de amplio conocimiento público sufrieron una agresión total”, expresó Secco. El objetivo de reforzar las medidas de seguridad busca prevenir situaciones de violencia. Hoy los trabajadores acuden a sus puestos laborales con más incertidumbre y temor que años atrás.

Desde el sindicato aclararon que su preocupación por la seguridad de los trabajadores es constante. Por ese motivo se viene haciendo un seguimiento pormenorizado de los últimos sucesos violentos que se registraron.

Las situaciones más violentas

Para graficar las agresiones que padecieron los estacioneros, Secco recordó que uno de los trabajadores agredidos por los asaltantes recibió una sutura de 17 puntos. 

Ese robo se registró en la estación de servicio ubicada en avenida Blas Parera y Millán Medina, frente al barrio Las Flores. “Es una estación de bandera blanca y está desprotegida. En la zona que está es insegura, lamentablemente es así”, dijo Secco y recalcó que el sector que representa trata de dar los pasos correspondientes para tener un acuerdo por parte de los entes oficiales y para que los trabajadores puedan trabajar tranquilos.

Tanto hombres como mujeres están expuestos a los hechos de inseguridad, pero lo que realmente preocupa es que en lo que va del año se registró un incremento importante de la violencia en este tipo de robos. “Los ladrones siempre trabajan de a dos, movilizándose en moto y utilizando casco. Camuflados de esta manera sacan a relucir un arma de fuego y reducen a los trabajadores del local que eligen asaltar”, describió el sindicalista.

Ante esta situación, el accionar de los empleados es entregar el dinero que tengan en su poder. Sin embargo, y según los comentarios que recibe el sindicato, en los últimos meses se hizo difícil contentar a los asaltantes que, según los trabajadores, siempre exigen más.

Ahora, las expectativas están puestas en la respuesta que brinden las autoridades del Ministerio de Seguridad a la solicitud del sector empresarial y sindical.

“Acá se trata de salvaguardar la vida de los compañeros que trabajan en esta actividad. Desde ya que estamos esperando una buena noticia por parte del Ministerio. Ojalá que sea satisfactoria la respuesta que tengamos”, finalizó el secretario general del sindicato.

¿Te gustó la nota?