Santa Fe

Temen el cierre de un centro de día para personas con discapacidad

Denuncian que es por la falta de acreditación de los fondos nacionales de los que dependen. Se adeudan sueldos de diciembre y de enero a 35 trabajadores. De cerrar, 38 personas con discapacidad quedarían sin asistencia

Viernes 07 de Febrero de 2020

El Centro de Día Burburinho funciona hace diez años en el norte de la ciudad –Blas Parera 9501– y contiene hoy a 38 personas con discapacidad que no tienen obra social o que son parte de familias con limitaciones económicas. El espacio surgió por iniciativa de un grupo de profesionales de la salud ante la falta de instituciones que aborden el tratamiento y contención de patologías severas y profundas, que decidieron brindar el servicio. Hoy el espacio está en crisis por falta de pagos de los fondos nacionales y temen el cierre.

Hugo Gigliotti, responsable del área contable de la institución describió a UNO Santa Fe que son 35 trabajadores que conforman el Centro de Día: "Es prácticamente una atención personalizada, porque son muy dependientes, necesitan atención para comer, en el baño, prácticamente es un uno a uno". Asimismo describió la complejidad en la que desarrollan las diferentes tareas: "Burburinho es para quienes tienen discapacidades severas y profundas en su gran mayoría. Solo hay tres chicos que son autoválidos, muchos tienen sonda y otros son incontinentes. El 98 por ciento de los chicos usan pañales. Abrimos a las 8.30, acá desayuna, tiene una colación de acuerdo a la indicación que deja la nutricionista, luego almuerza, merienda y se retira cerca de las 16. Es una jornada doble lo que hacen los chicos acá".

En relación a la crítica situación que están viviendo, describió: "Dependemos mucho de los pagos de Nación, específicamente de la Agencia Nacional de Discapacidad. Tenemos chicos por el sistema de Incluir Salud, que es un programa para chicos carenciados que no tienen obra social. Desde el 28 de noviembre que no recibimos ningún pago. Estamos esperando. El nuevo director de la Agencia, Claudio Espósito, reconoció la deuda que se tenía a nivel nacional con las instituciones que es alrededor de nueve mil millones y que entre 20 y 60 días a partir de mediados de enero que se hizo cargo de la agencia iba a empezar a liquidar los pagos. Al día de la fecha nosotros no recibimos nada".

"Sabemos que hay otras instituciones en la ciudad de Santa Fe que ya han recibido, nosotros aún no, al igual que varias en la provincia. Pero por lo menos sabemos que han empezado a pagar. A nosotros el corte nos ha generado una cesación de pago total en los sueldos de diciembre y enero. Por suerte hay organizaciones que nos dan una mano con los alimentos. Estamos esperando que nos toque en esta rueda de cobro", observó.

Al ser consultado sobre qué pasará si la situación económica no se revierte en las próximas semanas, respondió: "cerrar". "No queremos hacerlo porque sería dejar no solo a familias de trabajadores, sino a los chicos. Hasta ahora uno va avanzando gracias a la buena voluntad y predisposición de la gente a la que les estamos debiendo. Pero esto tiene un límite de aguante. Hoy la esperanza está puesta en recibir el cobro. Si eso sucede nos llevaría unos 40 días tener todo solucionado, por lo menos en lo que sería pagos y servicios", explicó.

En relación a las estrategias que debieron desplegar para subsistir estos meses detalló: "Fuimos pagando de a puchitos de acuerdo a algunas obras sociales que han abonado, pero bueno, el grueso lo tenemos con Nación. Hemos tratado de pagar como sea y gracias al personal sigue manteniéndose firme la atención porque lamentablemente lo que más sufren son los chicos, sobre todo en este tipo de discapacidad. Pero se están adeudando sueldos de enero y diciembre completos".

Cómo colaborar

Quienes concurren pertenecen –en un gran número– a sectores vulnerables del norte de la ciudad, debido a que sus ingresos económicos son escasos, viéndose agravados por los costos que generan los cuidados de su salud; además sus viviendas se encuentran en barrios periféricos de la ciudad y no cuentan con acceso a medios de transporte propios ni públicos adecuados para su traslado.

Sobre las posibilidad que tiene la comunidad santafesina de colaborar con la institución, Gigliotti apuntó: "Las necesidades básicas están solucionadas gracias a la gente que nos brinda el servicio de raciones y pañales. De todas maneras leche, yogur, gelatina, frutas para las colaciones para la merienda es lo que falta comúnmente, porque si no lo conseguimos por donaciones, lo tenemos que comprar y se complica porque los fondos son insuficientes". Para más información sugieren ir al Centro de Día en los horarios en que está abierto o llamar al 4884473 o al 154 357434.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario