Santa Fe

Uriel atraviesa la última etapa de su tratamiento y espera el autotrasplante

Tramo final. El nene de cinco años se realiza radioterapia en Buenos Aires y así se prepara para recibir células madre extraídas de su médula. Con muchas ganas espera su recuperación definitiva para regresar a Santa Fe. Hay una campaña para ayudar a sus papás  

Lunes 04 de Mayo de 2015

Uriel Cheyle, el nene de cinco años que le dio batalla al cáncer, ahora atraviesa la última etapa del tratamiento para dar por cumplida la misión. Desde el 9 de abril está en Buenos Aires junto con su papá Luis Cheyle, su mamá María José Tochi y su hermanito menor, Benjamín. El domingo se sometió a una cirugía a través de la cual se le extrajeron mocos en los senos paranasales; y durante dos o tres semanas deberá hacerse radioterapia y de esta manera prepararse para el autotrasplante. 

Su papá aseguró que según las evaluaciones de los médicos, “Uriel está muy bien para el autotrasplante”, pero era necesario hacerle esta pequeña intervención para extraerle esos residuos que pueden llegar a ser un foco infeccioso en su etapa final. “Mientras tanto la semana pasada comenzó con radioterapia, donde todas las tardes está yendo un ratito. Una vez que esto se termine, que se estiman dos o tres semanas, tenemos que tener todo preparado para el autotrasplante. Si no fuera por esa sinusitis ya hubiera comenzado, pero era necesario saber si eso podía acarrear una infección. Mientras tanto se comenzó con la radioterapia”, detalló Luis a Diario UNO desde Buenos Aires.

Cuando finalice con esta etapa, Uriel será internado para extraerle las células madre y luego siguen ocho días de quimioterapia “más potentes” que las comunes. Al noveno día le hacen el autotrasplante y durante 30 días aproximadamente permanecerá con cuidados estrictos para su recuperación final. “Después de esto, su médula empezará a trabajar sola y eso es como si arranca todo de cero. Es por eso que sus defensas bajan y no debe tener nada que pueda generarle riesgo alguno, porque hasta una carie puede hacer infección y complicar su salud”, detalló su papá.

“Última etapa”

Con mucho optimismo, esperanzas y expectativas están los padres, pero también el cuerpo de profesionales que trata al pequeño en Buenos Aires. “El estado de ánimo de Uri es el mejor, como siempre. Acompañado por el amor de su familia y los rezos y las buenas energías que todos le envían. Los médicos están contentos porque está muy bien encaminado y los estudios salen todos bien. En general el nene viene muy bien, con la enfermedad no trae complicaciones, solo esas cositas que son normales dentro de todo. Por eso las expectativas son muy alentadoras”, explicó Cheyle.

Aún no se puede precisar el tiempo que Uriel deberá permanecer en Buenos Aires, pero lo que sí está en claro es que “estamos en la última etapa del tratamiento”, aseveró su papá, quien se animó a decir que “cuando todo esto pase volverá a Santa Fe y seguro tendrá que visitar a los médicos, pero será para controles”. En definitiva, este es el último tramo del camino y el pequeño volverá a tener una vida normal.

Con mucha emoción y orgullo por el hijo que tiene, Luis dijo: “Está como siempre, alegrándote con sus locuras, dándote ánimo, fuerzas, enseñándote a estar tranquilo. Como siempre digo, es un ejemplo a seguir porque nunca está preocupado ni se queja por nada. El domingo estaba por entrar al quirófano y estaba más tranquilo que todos nosotros afuera. Siempre le digo que disfrute cada momento porque son merecidos”.

Ahora en Buenos Aires, Uriel está con sus papás y la semana pasada llegó su hermanito Benjamín. “Él pedía por sus hermanos y fui a buscar a Santa Fe a Benja porque le hace bien. Ulises no pudo venir por la escuela. Cuando comience con el autotrasplante tendrá una visita más estricta que suponemos que seremos su mamá y yo, por eso queremos que ahora disfruten”, dijo Luis.

Las manos solidarias se tienden en todos lados. En Santa Fe, familiares, amigos y conocidos realizan cadenas de oración por la familia Chayle-Tochi, pero también organizan campañas para juntar fondos y así colaborar con la estadía en Buenos Aires. Ahora está en marcha una Rifa Sabalera, el valor es de 20 pesos por número y el primer premio es una camiseta oficial de Colón mangas largas; el segundo es un short oficial blanco del mismo club; y el tercero son las medias oficiales negras. El sorteo será el viernes 15 de mayo por la quiniela nacional nocturna. Se pueden adquirir en Tecno Litoral, 1° de Mayo 1910, en horario de comercio.

¿Te gustó la nota?