comienzo de clases

Vuelven las clases presenciales, vuelven los uniformes escolares para miles de alumnos

Ante el inicio de clases presenciales, las familias de Santa Fe se están organizando para comprar y vender los uniformes escolares que no se usaron en 2020

Domingo 21 de Febrero de 2021

El comienzo de clases presenciales se dio de forma irregular en el territorio santafesino y se mantuvo con mucha incertidumbre hasta último momento. Más de 90 mil alumnos de grupos prioritarios (es decir, de 7° grado de la escuela primaria y de 5° y 6° año de la escuela secundaria) volvieron a las aulas este miércoles, mientras que serán acompañados por el resto de los cursos el 15 de marzo.

UNO Santa Fe dialogó con Cecilia Osswald, la dueña de la feria americana Mi Carrito, que normalmente cuenta con ropa infantil diaria pero que esta semana tuvo un boom de compra y venta de uniformes escolares.

“Cuando empezamos a escuchar más fuertemente los rumores de que iban a empezar las clases presenciales todos pensamos lo mismo: «¿Qué vamos a hacer con los uniformes que compramos en marzo?». Ahí se me ocurrió la posibilidad de que quien quiera vender su uniforme, lo traiga a la feria, le ponga un precio sugerido y yo le hago la venta, es decir: la promoción, publicidad y el espacio”, explicó Cecilia.

La idea de Cecilia no es competir en precio o disponibilidad con las instituciones o tiendas especializadas, sino darle el espacio a quien quiera vender el uniforme y esté disponible para probarse. “De esta manera obtienen un dinero con el que pueden volver a comprar un uniforme ya sea acá o en su institución”.

clases presenciales coronavirus pandemia barbijo uniformes.jpg

La explosión de consultas

Cecilia, que antes de la pandemia tenía una agencia de viajes y como tantos otros tuvo que reinventarse para subsistir, explicó que al principio gestionó toda la compra y venta de uniformes por fotos. Sin embargo fue tan grande el boca a boca en grupos de padres que decidió que a partir de la última semana de febrero comenzará a recibir las prendas y calzado en su local, para dedicarle un lugar exclusivo.

“El fin de semana pasado explotó”, dijo Cecilia. “Al principio contestaba uno por uno, me mandaban la foto y listo. El domingo cuando vi que esto explotaba cambié de opinión y dije «necesito tener la prenda acá para que la vea la gente»”.

“Cada uno viene, me trae su uniforme y yo le doy un código. Le pongo el precio sugerido por el vendedor y si se llega a vender le retengo una comisión”, precisó. Las prendas se dejan en consignación y cada vendedor le pone su precio. “A lo mejor vos no necesitás comprar otro uniforme nuevo, quizás solo querés sacarle unos mangos. A lo mejor en vez de pagar cinco mil un zapato nuevo, lo pagas tres mil quinientos pesos”.

Aseguró que la diferencia de precios entre lo que se compró el año pasado, prácticamente sin estrenar, y lo que se vende nuevo este año es de casi el doble. Por lo tanto, para los chicos que ya nos les entra lo que compraron el año anterior, es bastante costoso reemplazar la ropa. "A la gente le importa eso, que compró todo un uniforme nuevo y se quedó con el uniforme impecable en el ropero y cuando se lo fueron a probar ya no le entraba.”

Los más buscados

Sobre las prendas más pedidas, Cecilia detalló que "cuando te hacen la consulta te piden específicamente una institución pero muchas veces te piden el básico, el pantalón azul, la pollera pantalón, el buzo gris, calzado" y aseguró que "los básicos son los primeros que van a salir porque son los más baratos".

Entre las instituciones más buscadas incluyó las escuelas Sara Faisal, Dante Alighieri, Adoratrices, La Salle, Fátima, San Roque. “Las prendas que yo recibo son nuevas o con una semana de uso, que no se pudieron usar el año pasado", aclaró.

Para contactarse brindó un número de teléfono (342-5108401), tanto para consultas como para agendar una cita, y recordó que por protocolo no puede dejar entrar a mucha gente a la vez, así que se maneja con un sistema de turnos.

Precisó además que se reciben uniformes de primaria y secundaria, aunque la feria americana en sí es de ropa diaria infantil. Por otro lado destacó que cada vez más este tipo de compra y venta de ropa usada. "Antes uno disponía de más dinero para los chicos, hoy ya es más asidua la feria, sobre todo de mujeres. Además de los uniformes va a ser mas asiduo este tipo de negocios", opinó y concluyó: "Yo todo lo que recibo está en excelente estado y te da gusto comprar".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario