Santa Fe

Ya está instalada la réplica de la Virgen de Guadalupe en Colón

Finalizó el operativo para ubicar la nueva imagen sobre la estructura donde estaba la anterior en el Brigadier López. Anoche la habían traslado desde un galpón de Junín al 4000 hasta la sede del club.

Miércoles 09 de Noviembre de 2011

El martes por la tarde los vecinos de barrio Parque Garay comenzaron a llamar a la redacción de Diario UNO para avisar que frente a un galpón ubicado en Junín al 4.000 se encontraba la nueva imagen de la Virgen de Guadalupe que Colón había presentado en su momento como la restauración de la original.

El operativo del traslado de la figura hacia el estadio Brigadier López demandó mucho más tiempo de lo pensado. En un primer momento se intentó subirla a un vehículo mediano, pero como la réplica pesa cerca de 1.500 kilos –es más grande que la original–, finalmente se decidió transportarla sobre un camión Mercedes Benz.

En el lugar se reunieron más de cincuenta personas, quienes observaron con curiosidad los movimientos de la imagen que en principio estuvo cubierta por un nylon gris que el viento se encargó de apartar de la escultura.

El recorrido que se realizó comenzó en las inmediaciones del Parque Garay; luego se tomó por avenida Juan Domingo Perón. Después el vehículo tomó la autopista a Rosario hasta empalmar por Circunvalación Oeste, el rulo de Cilsa, J. J. Paso hasta llegar al club.

Por los fuertes vientos que hubo en la tarde noche del martes no se pudo subir la imagen al lugar donde se encontraba la escultura original. Esa tarea tuvo lugar hoy por la tarde, en un acto del que no pudo participar ninguna persona ajena al club.

A diferencia de los actos que se hicieron con la primera estatua de la Virgen de Guadalupe que se entronizó en el estadio del club Colón, en diciembre de 2001, esta vez no hubo ningún tipo de celebración religiosa.

Incluso, fuentes consultadas por Diario UNO aseguraron que hasta ayer por la tarde no había llegado al Arzobispado santafesino ninguna comunicación, formal o informal, desde la institución sabalera.

Además, algunos referentes religiosos de la ciudad confesaron haberse enterado de la noticia del traslado de la nueva imagen por los medios de comunicación. De todas formas dijeron que están a la espera de ver qué es lo que puede llegar a pasar.

La determinación de llevar la réplica de la Virgen al estadio justo se dio el mismo día en que se llevaba a cabo la votación para la elección del presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, de la que resultara ganador el arzobispo santafesino, José María Arancedo.

Los referentes católicos consultados dijeron que de haber alguna comunicación desde el club se debería hacer directamente con Arancedo. La máxima autoridad eclesiástica local –y ahora nacional– no volverá a Santa Fe hasta el fin de semana por estar participando de la asamblea plenaria de obispos que se desarrolla en Pilar, provincia de Buenos Aires.

A pesar de las diferencias públicas que existieron en los últimos meses entre la dirigencia sabalera y las autoridades eclesiásticas –que llegaron a hacer una misa de desagravio a la Virgen– por la desaparición de la escultura y su destrucción, las fuentes consultadas desmintieron que la relación se haya resentido. Sin embargo, llama la atención la frialdad y la soledad en la que se llevó adelante la maniobra para colocar la nueva virgen.

Por otra parte, no se sabe si la réplica va a ser entronizada. Esa ceremonia religiosa se lleva a cabo luego de que la figura está fija en un lugar, no puede ser antes. Así sucedió en 2001, aunque en aquella oportunidad hubo una procesión desde Santo Tomé y varios días en los que se realizaron actividades de oración junto a la figura de la patrona de la ciudad.

¿Te gustó la nota?