Unión

Jonathan Bottinelli apuntó alto en Unión: "Estamos lejos de nuestro techo"

El defensor de Unión habló en la previa del duelo del sábado en Santa Fe ante Godoy Cruz, sabiendo que un triunfo lo puede llevar a la cima. "No me cambia en nada", dijo

Viernes 26 de Octubre de 2018

Foto: prensa Unión

"Lo que tratamos de hacer es ir cumpliendo objetivos. Las metas que nos trazamos fecha a fecha. Lo ideal era arrancar parecido al torneo pasado para alejarnos de los puestos del descenso. Creo que estamos bien. Le sacamos una buena diferencia y eso nos da tranquilidad". Así abrió la conferencia de prensa de este viernes el defensor de Unión, Jonathan Bottinelli, en la previa del partido de este sábado, a las 20.30 y con arbitraje de Nazareno Arasa, ante Godoy Cruz por la 10ª fecha de la Superliga. 

En una charla muy sustanciosa, el marcador central rojiblanco admitió que todavía no tienen confirmado qué esquema utilizarán, pero argumentó que eso es lo de menos cuando empieza a rodar el balón: "Todavía Leo (Madelón) no nos dijo cuál será la manera de jugar, pero las dos maneras, tanto el 5-4-1 como el 4-4-2, son solo números y sistemas, porque lo importante es lo que se haga dentro de la cancha, ya sea para recuperar la pelota, cortarle los circuitos a Godoy Cruz, que es un gran equipo, y lastimarlo cuando ataquemos".

"El partido conlleva una complejidad importante por lo que venimos haciendo nosotros, que pretendemos seguir peleando en el lugar donde estamos. Dependerá mucho de nuestra cabeza y de saber resolver lo que nos plantee el rival. Si estamos bien, metidos y aplicados, el partido puede ser favorable. Si no es así, tendremos que saber superar la impaciencia, porque la realidad es que dejamos la vara muy alta", agregó.

También ponderó las condiciones del Tomba: "Tienen un gran entrenador. Conozco al cuerpo técnico. Sé que trabaja bien y se le fueron jugadores importantes respecto de la temporada pasada. Recién ahora se está acomodando. Quizás le costó un poco más de lo que ellos pensaban, pero conocen la manera de jugar y siempre proponen partidos aparte. El otro día el último le ganó al primero, entonces en un fútbol argentino muy parejo uno no se puede relajar y ya dar cuenta de que algo está ganado por el simple hecho de lucir en la tabla".

Para muchos, que Madelón dejara el 4-4-2 base fue sorpresa, porque siempre se caracterizó por respetar una idea. Pero en este caso lo hizo para tratar de generar algo nuevo y despistar a los rivales: "Generalmente, cuando empezamos a jugar de esta manera, fue porque creíamos que de visitante teníamos herramientas para ir por más. Uno de los motivos fue aprovechar a los jugadores que van por afuera, que ofensivamente nos dan mucho, y que con Soldano dentro del área seamos peligroso por arriba. Después nos fuimos acomodando contra Argentinos, que nos plantó tres delanteros y creo que lo hicimos bastante bien. Defensivamente no tuvimos problemas, sobre todo en el primer tiempo. Después en el segundo la cosa no fue tal, porque les cedimos la pelota y el terreno. Así y todo no tuvimos complicaciones".

Otro de los datos importantes es que las últimas victorias se dieron sin goles en contra: "Sabemos que si no nos convierten estamos más cerca de ganar. Esto nos da tranquilidad, porque sabemos que tenemos muchas herramientas para meter goles, más que nada de mitad de cancha en adelante, donde generalmente convertimos. Entonces todo eso hace que sea más fácil. Nosotros lo que queremos es ganar y jugar bien y que la gente se vaya contenta por lo que hacemos dentro de la cancha".

Embed

"Uno tiene que tratar de protegerse cuando el rival tiene la pelota, neutralizarlo y luego atacarlo. Hay libertades de ataque, porque a veces terminamos con cinco jugadores dentro del área rival. Entonces muchas veces los números y esquemas no tienen mucho que ver con los despliegues. Somos un equipo ofensivo que entiende las fases de este deporte: defender y atacar", resaltó el zaguero rojiblanco.

Se viene hablando mucho de la presión que podría haber, sabiendo que si Unión gana quedará, al menos transitoriamente, como puntero. Pero Boti fue claro: "No me cambia nada, porque van 10 fechas recién. De qué me sirve estar primero si después terminó 11º y no entro en ninguna copa. Es todo estadístico. Uno hace las cosas para estar lo más arriba posible, pero no es necesariamente relevante para nosotros estar ya en la cima. Buscaremos el triunfo que nos posicione bien. La meta es otra".

Embed

En otro tramo de la charla, admitió: "Dentro de la cancha realmente me siento muy bien y haciendo las cosas de la mejor manera. Todo es en base a lo que mis compañeros transmiten manteniendo un nivel muy parejo. Estoy cómodo en todos los sentidos. Tenemos mucho por mejorar todavía, porque estamos lejos de nuestro techo. Ese es el objetivo. Tratar de superarnos día a día. Godoy Cruz es ahora lo más complejo que tenemos".

En el final, insistió con la ilusión de hacer resaltar a Unión: "Estamos tratando de no cometer los errores del torneo pasado, por ejemplo ante Racing, al que le ganamos un partido bárbaro de local y quizás después nos creímos que ganaríamos los restantes partidos y no fue así, nos costó bastante y bajamos mucho en la tabla. Son las cosas que tratamos de que no sucedan. Que no se dé un triunfo que nos relaje y saque de foco del verdadero objetivo, que es mejorar y sumar para seguir haciendo a Unión cada vez más grande".

¿Te gustó la nota?