Unión

Spahn: "El silencio es un capital para ver cómo juegan sus cartas los demás"

El presidente contó por qué no confirma si será o no candidato a la reelección, en un momento crucial en la vida política del club. Además, explicó la deuda que Unión tiene con él

Martes 26 de Febrero de 2019

Unión atraviesa un momento muy caliente en cuanto su vida política, ya que a mitad de año se realizarán las elecciones para elegir una nueva Comisión Directiva, y todavía no está confirmado si Luis Spahn irá en busca de la reelección, si participará de una lista del oficialismo o se mantendrá al margen.

Justamente el máximo titular tatengue se refirió a todos los temas que tienen en vilo al hincha, como lo son la vida política y económica del club, todo esto proyectado con lo deportivo. En diálogo con Radio Sol (FM 91.5), comenzó diciendo: "Hay bastante trabajo para hacer en el club, y trabajo sensible ya que no podemos dar un paso en falso en todas las participaciones que tenemos, sobre todo con esta Copa (Sudamericana) donde tenemos la dicha de ser parte. Creo que los unionistas quieren saber noticias del club y no someterse a la vida política a cuatro meses de las elecciones, con lo álgida y áspera que es".

Luego se lo consultó si su indecisión obedece a que está especulando con lo que hagan sus rivales políticos, y dijo: "A veces el silencio es un capital, para ver cómo juegan sus cartas los demás. Sin embargo el evento de la Sudamericana no es de los que hay siempre".

En cuanto a si tiene nombres elegidos para acompañarlo, afirmó: "Hay gente que me dice que va a actuar en consecuencia de lo que decida, es decir participar o no, y es una cantidad importante de personas. Es una veintena de personas que me puso en esa situación, y yo les pedí que sigamos trabajando. Me honra su solidaridad y lealtad".

Mientras que en cuanto a las deserciones que podría haber, dijo: "Es por lo que uno escucha en los medios, hay gente que tiene expectativa de armar una lista, con mi participación o sin mi participación, invitándome a que cumpla una función en esa lista. Pero todavía no recibí esa invitación. Vamos a ver cómo se reparte la torta si se da, cuántos siguen a cada parte. Esto en relación a una presunta lista donde pueda participar".

Y siguió con el tema de las especulaciones y acotó: "Hay muchas malas, pero dependemos de lo futbolístico, ya que si perdemos los cinco partidos que quedan por goleada no tendríamos adhesiones. Pasa en la política nacional, ya que el gobierno especula con un repunte de la economía y no está haciendo nada malo. Está especulando con un factor positivo que le dé respaldo a su política. Especular desde el daño, lo nefasto y lo negativo es feo, pero también hay especulaciones sanas. Lamentablemente una gestión puede cambiar por los goles y no por la gestión en sí. Hay una realidad y es que la administración del club es mucho más compleja de lo que parece y a veces no se valora".

"Los unionistas evaluarán, a nosotros nos tocó participar en un momento donde se venía de muchos años de gestiones amargas, agrias y supimos cambiarles hechos positivos con negativos, y verán si les gustó más los aciertos que los errores. Disfrutamos de partidos inolvidables, de dos ascensos, sufrimos un descenso por lógica... Tuvimos triunfos espectaculares y una tranquilidad en la tabla", agregó en otra parte de la charla.

Sobre el gran pasivo del club, destacó: "Si le hablamos a las personas y les preguntamos si quieren que compremos a dos jugadores nos dicen que sí, los socios quieren un éxito deportivo y no quieren endeudarse... Recibimos un mensaje ambiguo, ¿cómo nos vamos a endeudar por un lado? Mientras que por el otro quieren que compremos a este, otro y este otro".

También se lo consultó por las declaraciones de Rodrigo Villarreal, uno de los públicos opositores a su gestión, quien manifestó que el ciclo de Spahn está terminado, y opinó: "Teníamos diálogo, y lo podemos seguir teniendo, es nada más que una opinión que da. Creo que está bien, puede hacer una apreciación. No voy a salir a decir el ciclo de tal no va a comenzar, porque digan que el mío está terminado. No voy a salir a decir eso, no me interesa. Me gustaría que digan vamos a hacer esto o lo otro, que este club no lo hizo en 10 años. Que digan vamos a jugar la Libertadores y ganarla porque Spahn no lo pudo hacer. O que vamos a hacer un estadio nuevo porque Spahn no lo pudo hacer. Creo que los unionistas podrían entonces votar por lo que se podría hacer".

Se le insistió con los 98.000.000 de pasivo, y los 5.000.000 de dólares que le debe el club, según sus propias palabras, y manifestó: "Recibimos una contabilidad con una deuda histórica con las familias de Malvicino y Vega. Y nosotros para seguir un patrón de trabajo y una norma contable decidimos de la misma manera. Es decir que están contabilizados en esos 98.000.000 de pesos. No tiene nada que ver con el balance, porque ahí figura que todo el predio inmobiliario vale 1.000 pesos y la tribuna 10.000.000. Por eso no me preguntés cómo hay que presentar las cosas en el balance. No me voy a negar a una Asamblea Extraordinaria, a pesar de no estar en la orden del día, será democrático y respetuoso". 

En cuanto a por qué dolarizó su deuda, explicó: "Lo hice porque fue el mismo sistema que aplicaron Malvicino y Vega. Me pareció correcto seguir con esa conducta y también porque se lo planteé en una Asamblea y fue aprobado de forma unánime. Es al dólar del día, si una persona aportó 20.000 dólares se le pagará 20.000 dólares, más allá de la cotización del día".

Más adelante se refirió a la situación financiera de la institución, explicó: "El club tiene cuatro ingresos: televisión, socios, plateas y esponsoreo. Esos cuatro ingresos son intocables, y lo que se determinó es que se tengan que vender jugadores para pagar las deudas. Tendrán la tranquilidad que el 100% de los ingresos ordinarios estarán a disposición de la nueva comisión directiva".

Se le preguntó sobre el club que encontrará la nueva comisión directiva, apuntó: "Encontrarán a un club totalmente viable, porque nosotros vamos a entregar al club y no les va a pasar como a nosotros que por 23 meses no van a poder cobrar los derechos de televisión, que habían sido cedidos. Si asumen un día 10, el 13, 14 o 15 recibirán íntegramente la plata sin cesiones de los derechos de televisión, porque no la hemos tocado. Las cuotas sociales la recibirán todas las que paguen los socios, y recibirán la publicidad, absolutamente todo el dinero que ingrese al club. Para que sea viable tienen que tener una política de administración sana, pero si deciden traer 10 jugadores de un valor desmesurado se termina la contabilidad".

En tanto que sobre el pago a los empleados del club nucleados en Utedyc, dijo: "A los empleados se les paga con las cuotas sociales, hay un impasse muy cortito ya que se cobran las cuotas sociales alrededor del 15 de cada mes y hay que pagar el 10. Por lo que hay que gestionar un poquito. Tuvimos paro porque un día viernes no le pudimos prometer que le podíamos pagar el lunes, y le terminamos pagando un lunes. Que parte del personal está politizado y que la tolerancia es cero no me caben dudas. Tal vez tengamos dirigentes que puedan llevar al personal y que tenga un grado de estabilidad, pero es evolutivo. Hay empleados que me dijeron que gracias a mí hace años que cobran todos los meses, y hay otros que querrán cobrar el día 5".

Por otra parte, se le preguntó si al dinero lo puso antes o después de la suba abrupta del dólar, y contó: "Antes supongo. Estas tres comisiones directivas recibieron al club con mucha deuda, teníamos 230.000 dólares de deuda de servicios. Quedaron afuera de nuestra administración 800.000 dólares de recursos de TV que fueron cedidos. Cancelamos una deuda de 1.300.000 dólares con Malvicino...".

Además, enumeró qué club recibirán sus sucesores, y expresó: "Voy a dejar un club absolutamente viable, con infraestructura mejorada, acorde a las pretensiones y necesidades. No documentamos lo que era Casasol, era falta de luces, de piso, de pintura, de colchones, era indigno para los jugadores. Había una sola cancha, ahora hay tres, baños, gimnasio y muchas cosas más. Arreglamos un Malvicino que tenía años de decadencia, por falta de mantenimiento y trajimos un Mundial. Cambiamos la platea de chapa, mejoramos el campo de juego. Tengo aprobación de la mayoría, y las disidencias que no pasan por mi gestión, sino por diferencias personales u otras cuestiones".

En cuanto a los positivo y negativo que tienen las listas que podría haber en oposición al oficialismo, respondió: "Lo positivo es que hay una alternativa para los socios para que elijan la administración del club, cuando hay competencia hay más esmero, es un elemento de presión muy beneficioso. Lo negativo es la miseria de la política, las mentiras, la chicana, de buscar operadores que digan cosas".

El pase de Fragapane

"Quisimos comprarle el 50% a Franco Fragapane, fue una gestión que se le encomendó a Marcelo Martín, hubo un principio de acuerdo y no se pudo concretar. El representante Menseguez quedó en venir varias veces a Santa Fe, cuando viajé a Buenos Aires no estaba, cuando viajó Martín tampoco. Hubo un acercamiento y no se pudo cerrar. Se le ofrecieron dos inmuebles de mi propiedad, iba a ser otro aporte. Se le dejó en claro que iba a ser una construcción, se está haciendo la tercera losa, es de cinco losas. Estará terminado a mitad de 2020, se le ofreció pagar una renta como si estuviera terminado y lo alquila", dijo sobre las gestiones que no se pudieron cerrar para adquirir la mitad del pase del atacante.

¿Te gustó la nota?