Colón

Colón: el vaso medio lleno y el vaso medio vacío

El empate en el Clásico, dejó sensaciones encontradas en Colón. Por un lado el empate que no es un buen resultado, pero se destaca el partido que hizo

Lunes 13 de Junio de 2022

El Clásico dejó un sabor amargo para Colón y no es para menos, ya que hizo los méritos suficientes como para quedarse con la victoria. Por lo cual, a la hora de hacer un análisis, se podrán destacar varios aspectos positivos y otros tantos negativos. Por un lado el rendimiento aceptable y por el otro el resultado final.

A la hora de mirar el vaso medio lleno, se podrá afirmar que el Sabalero fue protagonista a lo largo de los 90'. Y que fue muy superior a su rival, mostró determinación para jugar el Clásico y aún con un hombre menos adoptó una postura ambiciosa, más allá de estar perdiendo el partido.

Generó muchísimas chances como para convertir, además de marcar dos goles e incluso en un momento logró dar vuelta el resultado. Al final del primer tiempo, el panorama era complicado, ya que estaba perdiendo y jugaba con 10 futbolistas por la expulsión de Facundo Garcés.

LEER MÁS: Lértora le apuntó al árbitro tras el empate de Colón

Sin embargo, logró revertir ese momento y estuvo a minutos de ganar el partido. De hecho, en la última jugada, Ramón Ábila desperdició un mano a mano de frente al arco. El equipo a diferencia de otros partidos en el torneo local, tuvo funcionamiento colectivo, respaldando a las individualidades.

Es cierto que en el fútbol de poco o mejor dicho de nada, sirven los merecimientos. Y los partidos se ganan con goles, pero más allá de esta cuestión que es innegable, también se debe analizar el contexto. El mismo indica que Colón mejoró muchísimo en relación a lo que venía mostrando en la competencia local.

Por su parte, el vaso medio vacío, dirá que Colón pese a los convincentes argumentos futbolísticos, no pudo ganar y suma 12 partidos sin victorias. Y que una vez más el equipo sufrió goles. El equipo adoleció de eficacia en las dos áreas, un pecado que pagó muy caro.

LEER MÁS: El uno por uno de Colón en el Clásico contra Unión

Unión llegó tres veces al arco defendido por Leonardo Burián y le marcaron dos goles. En contrapartida, Colón generó no menos de ocho situaciones muy claras para convertir y tan solo anotó dos goles. El Sabalero fue infinitamente superior a Unión en todos los sectores de la cancha, menos en las áreas.

Está claro que la eficacia es una virtud indispensable en el fútbol. Y Colón no la tuvo, por eso terminó lamentando el empate. Sin dudas que el principal defecto del equipo sabalero fue desperdiciar las muchas chances que tuvo y cometer un par de errores en su área.

En consecuencia, el vaso medio lleno dirá que Colón jugó para ganar el partido, que dominó casi a voluntad a Unión marcando una superioridad muy nítida y sobreponiéndose a un contexto complicado. El vaso medio vacío, indicará que pese a eso debió conformarse con un empate que lo terminó frustrando y prolongando una racha negativa ante su clásico rival.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario