Colón

El inmenso desafío de Pablo Lavallén

El técnico deberá reconstruir el espíritu de un plantel que está muy golpeado por la final perdida. De aquí a fin de año Colón deberá afrontar cuatro partidos vitales por el tema de los promedios

Jueves 14 de Noviembre de 2019

Las horas siguientes a la final perdida tenían un denominador en común y era la enorme tristeza y el desconsuelo por parte del plantel sabalero. La gloria estuvo demasiado cerca y no lograron alcanzarla.

Para la mayoría de los jugadores era la posibilidad de ser campeones por primera vez en su carrera. De allí el llanto de los futbolistas, no solo dentro del campo de juego, sino también en el hotel.

El grupo de jugadores y el cuerpo técnico están muy golpeados, pasaron muy pocos días del partido con Independiente del Valle y es demasiado prematuro pensar en una rápido cambio de ánimo. Por ello, resultó positivo que este fin de semana no haya fecha y que recién vuelva a jugar el lunes 25 cuando Colón reciba a Estudiantes.

El plantel volvió a trabajar este martes y lo hará hasta este jueves, ya que luego Lavallén los licenciará hasta el próximo lunes. De ahora en más, el enorme desafío para el técnico será enfocarse en los cuatro partidos que restan hasta fin de año.

LEER MÁS: El emotivo video que le dejó la familia al Pulga Rodríguez

No será para nada sencillo, ya que la motivación de ganar la Copa Sudamericana, jugar Copa Libertadores, Recopa y Mundial de Clubes era demasiado grande. Y ahora tener que pensar únicamente en pelear para mantener la categoría sabe a muy poco.

Pero justamente, será vital entender que los tiempos cambiaron y que ese horizonte que auguraba éxitos y competencias internacionales, trastocó en la lucha diaria contando las monedas para llegar a fin de mes.

Está claro que Colón tiene plantel para salir de esta situación y en condiciones normales no debería tener problemas en mantener la categoría. Pero en el fútbol las cuestiones anímicas son determinantes y será fundamental observar de qué manera reacciona el equipo luego del cimbronazo en Asunción.

LEER MÁS: Vignatti: "Hay sobrados elementos para iniciar el reclamo"

Se sabe que una cosa es pelear por objetivos importantes y otra hacerlo para mantener la categoría. Hoy Colón, con un partido menos, está cinco puntos por arriba de Patronato quien es el último equipo que está perdiendo la categoría.

No obstante, hay varios equipos en la línea del Sabalero, pero más allá de los números, lo principal será reconstruir el espíritu del grupo. Y allí será decisivo el trabajo que emprenda Lavallén y sus colaboradores.

El técnico tiene contrato hasta junio del 2020 y tiene la banca del secretario deportivo Francisco Ferraro. No obstante, el propio DT sabe que en estos cuatro encuentros se juega mucho, ya que en caso de no obtener buenos resultados no habría que descartar su salida.

LEER MÁS: Independiente del Valle dejó sentada su postura sobre el tema Jorge Pinos

Las estadísticas de Lavallén en Superliga no cierran y por ello en caso de acentuarse estos números negativos, se podría tomar una decisión. Es cierto que pasó por momentos de muchos cuestionamientos y supo acallarlos con el andar de Colón en Copa Sudamericana. Pero esa aventura llegó a su fin y ahora el camino tiene una sola dirección y es el torneo local.

El cuerpo técnico y los jugadores deberán asimilar el golpe, cambiar el chip y entender que si bien se dejó pasar una oportunidad única, lo que viene es muy importante. Si no lo hacen el mundo Colón estará en problemas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario