Secciones
Colón

El recuerdo de Carignano a 12 años del Pirulazo

César Carignano compartió un texto en sus redes sociales recordando el gol de Germán Rivarola ante Racing, que llegó al corazón de los hinchas de Colón.

Lunes 22 de Junio de 2020

Se cumplen 12 años de uno de los goles más festejados en los últimos años por los hinchas de Colón, cuando el equipo que dirigía técnicamente Antonio Mohamed derrotó a Racing por 1-0, para confirmar su permanencia en Primera División. El autor del tanto fue Germán Rivarola, con una participación clave de César Andrés Carignano.

El cotejo correspondió a la última fecha del Torneo Clausura 2008, y se disputó el 22 de junio de 2008. A Colón le alcanzaba hasta con el empate para zafar de la Promoción, donde esperaba Belgrano. En el tramo final del encuentro, el Turco Mohamed mandó a la cancha a César Carignano, quien terminó siendo protagonista principal del gol de Pirulo Rivarola, quien tomó una pelota que le dejó el goleador de Freyre e hizo delirar al público sabalero.

LEER MÁS: A 12 años del Pirulazo que mantuvo a Colón en Primera

César Carignano, quien hoy se desempeña como periodista en LT10 y que habitualmente deja sus opiniones y pensamientos en su cuenta de Instagram, dejó un escrito que llegó a lo más profundo de los corazones de los hinchas de Colón, recordando el tanto de RIvarola.

La opinión de Carignano

Ellos estaban desesperados. Su historia, su escudo y su urgencia los desesperaba. No quedaba nada. Solo la esperanza y su autoestima inclaudicable para sostenerlos en pie.

Nosotros estábamos desesperados. Nuestra historia, nuestro escudo y la necesidad de que termine el juego nos desesperaba. No quedaba nada y quedaba todo. Nada de tiempo y un lugar en el confort de Primera por definir.

Capu me vio, la soltó y tuve que correr. El bullicio en crecimiento, mis lesiones, mis treinta y ocho meses sin goles, esa porción de gloria al alcance de mis pies, el nacimiento de mi hijo horas antes, mi revancha con el fútbol. Todo en mi mente, todo en quince metros, todo en nada de tiempo. ¿Era mi momento? Creí que sí.

La idea madre, la del amago y posterior remate se esfumó cuando la pelota me desobedeció. La idea secundaria, la de cederla, se elevó sobre mis nubes en el instante en que Germán pasó a mi lado.

Carignano.jpg
Carignano junto a Sungui Blanco y Chipi Gandín, excompañeros durante diferentes etapas en sus carreras.

Carignano junto a Sungui Blanco y Chipi Gandín, excompañeros durante diferentes etapas en sus carreras.

¿Era mi momento? No, era el de todos y con todos, aunque la justa historia dirá que la zurda de Rivarola aflojó el nudo que incomodaba la nuez y las gargantas fueron libres para gritar gol con la fuerza que solo tiene el desahogo.

Colón fue de Primera, otro año.

Racing, también, aunque transitando el agobiante examen que pudo luego promocionar.

Yo debí aguardar, gracias a Collado, otro largo tiempo para gritar un gol de mi autoría.

Y Pirulo se hizo inmortal en tonos rojinegros. #Pirulazo

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

Santa Fé

paraná

Policiales

Ovación