El autor de la masacre de Mendoza sería un adolescente vecino de la familia

El autor de los cuatro asesinatos sería un menor de 14 años que vive en la cuadra siguiente a la de las víctimas. Según el adolescente, el desenlace fue producto de una discusión que mantuvo en el interior de la vivienda con el chico de 10 por la tenencia de un penn dirve, a quien mató a puñaladas para luego hacer lo mismo con los abuelos y la mamá cuando intercedieron en su ayuda.

Viernes 09 de Diciembre de 2011

Por Leonardo Otamendi

Diario UNO Mendoza

Una verdadera masacre se produjo en la noche de este jueves en el barrio 8 de Mayo de Las Heras. Cuatro personas fueron asesinadas: un hombre de 79 años, su esposa de 86, la hija de ambos de 49 y el hijo de ésta, de 10. Además, la anciana había quedado viva, pero falleció en el Lagomaggiore. La Justicia demoró a un chico de 14 años que vive en la cuadra siguiente a la de las víctimas y que confesó haber sido el autor material del cuádruple crimen.

Según el relato del adolescente, el terrible desenlace habría sido producto de una fuerte discusión que mantuvo en el interior de la vivienda con el chico de 10 por la tenencia de un penn dirve, lo cual derivó en una feroz pelea con el niño a quien mató a puñaladas para luego hacer lo mismo con los abuelos y la mamá cuando intercedieron en ayuda de la pequeña víctima fatal.

De todos modos, pese a la confesión registrada, la fiscal que investiga los hechos Claudia Rìos maneja otra hipótesis que trataría de un acuerdo entre el adolescente y el niño para matar a los mayores, pero luego una brutal diferencia entre ellos habría orginado la muerte del más menor. Incluso la abuela del adolescente relató a la policía que le lavó las zapatillas y la ropa manchadas con sangre, una vez que éste volvió a su casa.

El cuádruple crimen, ocurrido alrededor de las 21.30, convocó a la casa de calle Álvarez Condarco del mencionado barrio al ministro de Seguridad, Carlos Aranda, al jefe policial, Juan Carlos Caleri, hasta el asesor de Gabinete de la cartera, Eduardo Bauzá, que desde mañana será el jefe de Gabinete de Paco Pérez.

"Esto es muy raro. Hay televisores, billeteras, no hay nada revuelto. Esto es de una violencia extrema, jamás vi algo así", había manifestado de manera reflexiva Bauzá en diálogo con diariouno.com.ar

. Para tener una idea del odio con el que fue cometido el múltiple crimen, el anciano tenía diez puñaladas, su esposa ocho y su hija alrededor de 20.

Se trata de Alí Miguel, su esposa Sara, su hija Mónica y Ezequiel, el chico asesinado.

Si bien en un principio el chico de 14 años fue quien relató lo sucedido, luego vertió su confesión. Primero había dicho que el asesino entró por el patio a la vivienda, tomó un cuchillo que había en la cocina y dijo: "Los voy a matar a todos", para luego quebrarse.

El matrimonio de ancianos, su hija, una maestra de 49 años, y el chico de 10, hijo adoptivo de la docente fuieron las víctimas fatales que sufrieron la orgía de puñaladas. El hombre y su hija fallecieron en el lugar, el niño camino al hospital y la anciana en el Lagomaggiore. Había recibido unas ocho puñaladas y debido a su avanzada edad no resistió la gravedad de las heridas.

En una de las paredes del patio quedó una escalera apoyada, la que fue utilizada por el homicida para huir.

Cerca de la medianoche, la fiscal Claudia Ríos allanó una vivienda, ubicada en la esquina de la cuadra siguiente donde vivían las víctimas, hacia el Sur. Allí estaba con su madre, quien intentó impedir la aprehensión para luego comentar que había ayudado a su nieto con la ropa. Fuente policiales manifestaron que "el sospechoso estaba empastillado, muy sacado. Además, se acaba de cortar el pelo y encontramos el cabello".

El detalle sobre el corte al que refieren las fuentes está vinculado con un posible cambio de fisonomía.

¿Te gustó la nota?