Invasión de Rusia a Ucrania

Tras el hundimiento de un buque insignia, Rusia asegura que comenzó la tercera guerra mundial

Si bien la información respecto al hundimiento del boque lanzamisiles es confusa, el Kremlin habló de un ataque provocado por Kiev.

Viernes 15 de Abril de 2022

Para Rusia, la tercera guerra mundial ya empezó. Así lo deslizó una presentadora y comentarista política del canal Rossiya 1, Olga Skabeyeva, quien mantuvo la bajada de línea del gobierno de Vladimir Putin al afirmar que el buque insignia de la flota rusa en el Mar Negro se hundió producto de un “incendio”. Sin embargo, habló de una “escalada” de parte de Ucrania al admitir que sus misiles alcanzaron al buque. "Esto podría llamarse con seguridad la Tercera Guerra Mundial”, sentenció.

“Estamos, definitivamente, luchando contra la propia Otán”, dijo la mujer, una de las voces más fieles al Kremlin en los medios rusos.

En la misma línea confusa que por un lado responsabiliza a Ucrania por el hundimiento pero, por el otro, rechaza la idea de un ataque con misiles, expertos que acompañaban a Skabeyeva calificaron al hecho como “una causa absoluta de guerra, 100 por ciento” y dijeron que “no hay nada en qué pensar, tiene que haber una respuesta”, deslizando incluso la necesidad de un ataque nuclear, según reprodujo The Daily Mail.

Otro programa de televisión estatal ruso, Vremya Pokazhet, afirmó anoche que Occidente estaba suministrando “trillones de armas” a Ucrania y que, en una demostración a ellos, Kiev estaba llevando a cabo “todavía más provocaciones, sangrientas, horribles, completamente impensables”.

La conductora de ese programa, Olesya Loseva, dijo que Occidente cree que “Rusia es un país que no es digno ni siquiera de estar en el mapa mundial y que todos los rusos simplemente deberían ser borrados de la faz de la tierra”.

En Channel 1, también estatal, un comentarista militar, Dmitry Drozdenko, afirmó que “Occidente se ha estado preparando durante mucho tiempo para la guerra” y que Rusia enfrenta “una guerra de múltiples niveles a gran escala” contra el “Occidente colectivo”.

La derrota simbólica de perder el buque insignia de su flota en el Mar Negro también tuvo una reacción inmediata. El Ministerio de Defensa prometió aumentar los ataques con misiles sobre Kiev en respuesta a las supuestas “incursiones militares” ucranianas en suelo ruso.

El Moskva tenía capacidad para 16 misiles crucero de largo alcance. Su retiro del combate reduce enormemente la capacidad ofensiva de Rusia en el Mar Negro. El hundimiento es un fuerte revés para el prestigio de Moscú en una guerra que ya está considerada por algunos como un fracaso histórico.

En el inicio de su octava semana, la invasión rusa ha quedado estancada debido a la resistencia de los combatientes ucranianos, reforzados con armas y otras ayudas de naciones occidentales.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario