Información General

Dos caballos fueron"clientes" de una despensa en Córdoba

Los caballos se pusieron a comer cañoncitos de dulce de leche que estaban sobre el mostrador en la tienda de barrio Carrara Norte, en la ciudad de Córdoba

Viernes 25 de Febrero de 2022

Un insólito episodio sorprendió a la vendedora de un almacén en Córdoba Capital. Mientras un cliente se encontraba en el lugar, dos caballos ingresaron al comercio y se comieron una bandeja de cañoncitos de dulce de leche. En el video se puede observar que los animales estaban muy flacos.

“No es mío, estaba acá al lado”, le advirtió el hombre a Florencia, la mujer que estaba detrás del mostrador mientras los animales atravesaban la puerta de ingreso del local. Si bien el cliente llama al caballo para que lo acompañe a la salida, este sigue de largo y se acerca directamente hacia la vendedora y empieza a buscar comida.

Las cámaras de seguridad de una despensa ubicada en barrio Carrara Norte captaron el momento en el que una dupla equina ingresó sorpresivamente al local.

Mientras una mujer atendía en el negocio, ubicado en calle pública 21, dos caballos se metieron al lugar y empezaron a comer lo que tenían al alcance.

Embed

Florencia, la vendedora que trabaja en el lugar, le contó a Telefé: “Primero me asusté un montón. Llamé a mi patrón e intenté sacarlos con el alcohol en spray, recién ahí empezaron a querer salir”.

Entre risas, la joven dijo que nunca imaginó tener a dos “clientes” así. “Cuando se asomaron por la puerta nunca pensé que fueran a entrar, pero en un segundo los tenía adentro”, recordó.

“Pablo, hay un caballo acá en el negocio y no lo puedo sacar. Se metió otro y están tirando todo”, le explicó Florencia al dueño del comercio por teléfono, mientras los animales tiraban las facturas del mostrador.

Pese a sus intentos por espantarlos con un trapo rejilla y un rociador de alcohol, en la grabación de las cámaras de seguridad que se viralizó, la mujer no pudo manejar a los caballos.

“Los caballos no sé realmente de quién son. Seguramente sean de algún vecino, seguramente se han escapado. Nunca supe de quién eran los caballos. Suelen estar sueltos en el frente, en los espacios verdes, comiendo el pasto. Esta vez habían cortado todo entonces calculo que iban por comida”, explicó Florencia, en declaraciones a C5N.

“Se ve claramente en el video cómo tiran los cañoncitos de dulce de leche y se los comen. Los tira el más grande y después ingresa el otro y se ponen a comer los dos”, detalló la vendedora. “Cuando entró el segundo me fui corriendo para la parte del baño esperando que llegue mi patrón que tampoco podía hacer nada por miedo de que le tire una patada el caballo. Es una locura”, agregó.

“El momento que pasé no se lo deseo a nadie. Sentí nervios, susto”, recordó Florencia. “Se comieron todos los cañoncitos y menos mal que no sacaron nada más porque no iban a pagar por la mercadería. Qué picardía que es el negocio, se ve que vendemos muy buenos productos”, dijo con sarcasmo.

“Les tiré con el trapo rejilla para ver si reaccionaban, pero no reaccionaron bien igual. Ahora yo lo cuento con gracia. Al final, como los caballos no tenían espacio para salir comenzaron a golpear todo: exhibidor, freezer, vidrios”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario