Judiciales

Cómo fue el femicidio por el que se imputó a un policía vial

El femicida estaba de servicio con dos compañeros que no hicieron nada para impedir el femicidio. Además intentó matar al hombre que acompañaba a su expareja

Lunes 20 de Septiembre de 2021

El sábado generó conmoción el caso de un policía vial que persiguió y asesinó a su expareja al interceptarla en la Ruta 90, en cercanías de Elortondo. El agente policial fue imputado por femicidio este domingo. Así lo dispuso el juez Aldo Baravalle al hacer lugar al pedido del fiscal de la causa, Julián Cochero, quien el próximo martes pedirá su prisión preventiva por el plazo de ley en el marco de una nueva audiencia que también se desarrollará en Melincué.

Al hombre de las fuerzas de seguridad se le atribuye el delito de homicidio triplemente calificado por femicidio contra la mujer que fue su pareja y hacerlo mientras desarrollaba funciones policiales. Y además se le achaca el ilícito de tentativa de homicidio contra la persona que acompañaba a la víctima.

El caso se produjo este sábado, cerca del mediodía, luego de una persecución que protagonizó el femicida con un vehículo oficial de la Policía de Seguridad Vial en compañía de dos compañeros de trabajo con los que estaba afectado a un control vehicular y quienes también fueron imputados como partícipes secundarios del hecho.

Según La Capital, luego de hacer unos15 kilómetros logró interceptar sobre la Ruta 90, en jurisdicción de Elortondo, el Peugeot 307 en el que ella viajaba rumbo a Alcorta con su actual pareja y padre de su hijo y la historia terminó de la peor manera. Tras un discusión que mantuvo con el hombre, el agente desenfundó el arma y efectuó un tiro certero que le quitó la vida a Claudia Lorena González, quien tenía 27 años y era oriunda de Villa Cañás.

· LEER MÁS: Femicidio: un policía mató a balazos a su expareja

También intentó dispararle a la actual pareja de la víctima, pero “no pudo al encasquillarse el arma”, según explicó a La Capital el funcionario del Ministerio Público de la Acusación, quien además detalló que “luego se trabaron en lucha y (el agresor) intentó ahorcarlo”.

Cochero, sostuvo que “se trata de un hecho muy grave no solo por el lamentable resultado sino también por las circunstancias en las que se dio ya que el policía estaba en funciones junto a otros dos agentes que, todo indica, no hicieron nada para impedir (el fatídico) desenlace”.

Otro intento de femicidio

A solo 12 horas de ese tremendo suceso se sumó otro caso de violencia de género en el departamento General López que tuvo como escenario la localidad de Hugues, donde un hombre de 59 años atacó salvajemente a su expareja en plena vía pública y luego intentó quitarse la vida. El caso también es investigado por Cochero, quien esta tarde formuló la imputación contra el agresor por el delito de intento de femicidio, mientras que la audiencia cautelar se llevará adelante el miércoles de la semana entrante.

La víctima sufrió múltiples lesiones y continúa internada en la unidad de terapia intensiva del Hospital “Dr. Gutiérrez” de Venado Tuerto en estado reservado, en tanto que el atacante, quien tiene antecedentes, está fuera de peligro y fue detenido momentos después del hecho.

El conmocionante suceso se produjo este sábado por la noche en la intersección de Aaron Castellanos y 25 de Mayo cuando un sujeto, identificado como O. H. G, atacó con un arma blanca a su expareja causándole graves heridas cortopunzantes en el cuello y otras partes de su cuerpo.

Tras el furibundo ataque, el agresor quiso acabar con su propia vida auto infringiéndose cortes en sus muñecas, pero no logró el cometido y terminó siendo arrestado por efectivos de la comisaría de Hugues después de ser curado.

La víctima, quien tiene 52 años, debió ser intervenida quirúrgicamente debido a las diversas lesiones que sufrió en las zonas del cuello, abdomen, tórax, y miembros.

“La paciente fue operada, se encuentra con respiración artificial y su pronóstico es reservado”, indicaron a este medio desde el hospital, para luego precisar que “se le practicó una esplenectomía (procedimiento quirúrgico para extirpar el bazo), sutura vascular y reparación de lesión de tráquea”.

En julio de este año, la comunidad de Hugues, ubicada a unos 150 kilómetros de Rosario, ya había visto alterada su habitual tranquilidad por otro hecho violento que tuvo como víctima a una mujer que fue asesinada por su pareja de un disparo de escopeta y que luego se entregó y confesó. El episodio, del cual dio cuenta este diario, se produjo en el domicilio que ambos compartían en Laprida al 600. La policía se enteró del hecho luego de que uno de los hijos de la pareja alertara que su padre había matado a su madre.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario