Santa Fe

Imputaron a otro hombre vinculado al femicidio de Liliana Sala

Se le atribuyó el delito de "encubrimiento agravado" por tener en su poder el celular de la víctima y resetearlo.

Lunes 17 de Enero de 2022

Fue imputado Eric A. por el delito de encubrimiento agravado en el marco de la investigación por el femicidio de Liliana Sala. El hombre de alrededor de 30 años fue detenido este viernes a la noche en un allanamiento realizado en Santo Tomé.

La fiscal Alejandra Del Río Ayala, a cargo de la investigación por el femicidio de Sala ocurrido el 20 de diciembre del 2021, explicó a UNO Santa Fe: "Se lo imputó por encubrimiento por tener en su poder el teléfono de Liliana Sala. Es una circunstancia que surge desde el primer momento, es un teléfono que se sustrae de la misma escena del hecho, de momentos inmediatos al asesinato de Liliana. Con lo que suponemos que la persona que la mata es la que se lleva el teléfono y luego, con una diferencia de una semana o menos, lo comercializa. En esta instancia de comercialización del teléfono lo que hace es entregarlo, no sabemos cuantas personas intermediaron, pero finalmente le llega a quien se imputó hoy que es quien recibe el teléfono, lo resetea a valores de fábrica. Le borró toda la información, lo dejó en cero como si fuera un teléfono nuevo, y luego lo comercializa".

Al ser consultada si Eric A. formaría parte de una banda organizada, la fiscal detalló que no tienen información aún para sostener esa hipótesis y que está en investigación si el imputado se dedica a comprar teléfonos robados o provenientes de hechos ilícitos, resetearlos y revenderlos. "No puedo decir lo mismo de la persona que le entregó a él el teléfono", señaló la funcionaria judicial.

Del Río Ayala comentó sobre el hallazgo del celular que "se llegó a partir de informes por el impacto de líneas de teléfono en el mail del aparato. Cada celular tiene un mail que por suerte en este caso no se borro y cada vez que uno utiliza con una línea de teléfono ese aparato tiene un impacto que es informado por la empresa prestataria".

Sobre lo que se podría rastrear del celular de Sala, la fiscal informó: "En general no se recupera cuando se resetea a valores de fábrica, hay un mínimo de porcentajes con algunos equipos de alta gama que pueden llegar a recuperar muy poca información. En este caso no se recupero nada. Sin embargo de la pericia del teléfono, mas allá de que ya estaba siendo utilizada por otra persona surge muy clara esta maniobra de borrar los datos cuando se consigue. Lo que se investiga es quién es la persona que le entregó el teléfono a quien imputamos hoy".

La audiencia imputativa se realizó este lunes por la mañana en los Tribunales de Santa Fe con el juez José Luis García Troiano. Se pautó que la audiencia de medidas cautelares será el miércoles con horario a determinar por la Oficina de Gestión Judicial. UNO Santa Fe preguntó si la fiscalía solicitará que Eric A. quede en prisión preventiva o si se solicitarán otras medidas. Del Río Ayala respondió que aguardan pericias de elementos encontrados durante el allanamiento del viernes y que, de acuerdo a los resultados, se evaluará qué medidas de restricción requerirán contra el imputado.

Femicidio

El femicidio de Liliana Sala ocurrió el 20 de diciembre de 2021 en Sauce Viejo. Está imputado y en prisión preventiva Pablo Flatt de 18 años, quien fue vecino de la víctima durante muchos años y forma parte de una familia que trabajó de manera constante en la casa quinta en la que se la encontró asesinada.

En la última audiencia en Tribunales de medidas cautelares del 3 de enero de este año, Del Río Ayala señaló a Flatt como "responsable de la muerte de Liliana Sala" y describió que la golpeó "salvajemente" hasta que uno de esos impactos le provocó la muerte. Relató que la víctima tenía 13 puntadas con la que la habría hecho retroceder producidos probablemente con un cuchillo, varios golpes en la cara y uno con una barra de hierro en el cráneo. Además calificó al crimen como "femicidio sexual no íntimo".

En cuanto al vínculo entre Sala y Flatt, la funcionaria dijo que pudo establecer a través de varias entrevistas que había una relación de vecindad y de trabajo entre ella y la familia del joven. El padre, la madre y varios hermanos del detenido realizaron todo tipo de trabajos de mantenimiento y construcción en su casa durante años. Era tal la confianza, que la mujer les dejaba el portón abierto para que trabajen. Hasta tenían un juego de llaves de la casa, y en general les avisaba cuando estaría en esa casa que era una quinta de fin de semana.

En la mañana del 20 de diciembre, el acusado manejó la camioneta Jeep Renegade de Sala por Sauce Viejo, Santo Tomé y Santa Fe. Quedó registrado en varias cámaras de la policía y viales. En un momento, después de manejar en zig zag y a gran velocidad, pinchó una rueda. En el intento de querer arreglarla habló con varias personas que luego ofrecieron describirlo para que se realicen identikits que Del Río Ayala mostró en la audiencia y tenían parecido. La prueba principal que presentó la fiscal fue la de una imagen que capturó una cámara de una estación de servicio Puma, donde el imputado se bajó del vehículo y se lo ve de frente.

Además, hay varios testigos que describieron una remera negra con un dibujo de un ave fénix y letras rojas, que fue secuestrada durante un allanamiento en la casa de Flatt. Hay dos personas que hablaron con él en el transcurso de su trayecto en camioneta que lo identificaron en ruedas de reconocimiento. Otro testigo relató que el Jeep Renegade colisionó con su auto y escapó. El hombre lo persiguió por Circunvalación, lo cerró y le exigió que le brinde datos para hacer el reclamo en el seguro. El conductor, al que reconoció luego como Flatt en el proceso de investigación, le tiró por la ventanilla la tarjeta verde del auto y se fue.

El Jeep fue hallado minutos más tarde en Circunvalación a la altura del relleno sanitario, sin conductor, después de una llamada al 911. Cuando la policía revisó el vehículo encontraron un cubrecama con sangre y la barra de hierro con sangre. También se tomó como prueba huellas dactilares, cabellos, entre otros elementos que son analizados en laboratorio en este momento.

La fiscal también expuso que se intervinieron 12 líneas de teléfono del grupo familiar de Flatt. Dijo que había llamadas a dos de sus hermanos entre las 5.19 y las 5.45, que hacen suponer que podrían tener conocimiento de los hechos. También se analiza una llamada que habría hecho el imputado al 107 para, probablemente, dar aviso del cuerpo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario