Judiciales

Los fiscales sostienen que el joven asesinado por un policía nunca llegó a cometer el robo

Así se desprende de lo conocido durante la audiencia de medidas cautelares para el agente policial que le disparó por la espalda a un adolescente en Guadalupe Oeste y lo mató

Lunes 04 de Noviembre de 2019

La jueza de la Investigación Penal Preparatoria, Rosana Carrara, ordenó la prisión preventiva del inspector de la policía provincial de 43 años investigado como autor del homicidio del adolescente Lautaro Joaquín Saucedo cometido el pasado martes en la ciudad de Santa Fe. La resolución de la magistrada fue tomada a raíz del pedido formulado por los fiscales Ezequiel Hernández y Martín Torres, quienes tienen a su cargo la investigación del ilícito.

El pasado jueves, F. A. O. fue imputado por los fiscales Hernández y Torres como autor del delito de homicidio calificado por el uso de arma de fuego, por alevosía y por haber abusado de su función como miembro integrante de una fuerza de seguridad.

• LEER MÁS: Murió el joven baleado por un policía: la víctima era hijo de un agente

“Si bien la defensa del imputado hizo diversos planteos técnicos acerca de la calificación penal que atribuimos y de la calificante, la jueza resolvió ordenar la prisión preventiva”, destacaron los fiscales Hernández y Torres. “Por su parte, el imputado declaró y dio su versión de lo ocurrido”.

Los fiscales del MPA indicaron que aguardarán “los fundamentos de la resolución de la magistrada para poder analizar su decisión”.

fiscales fiscales Ezequiel Hernández y Martín Torres caso Joaquin Saucedo.jpg
Los fiscales Ezequiel Hernández y Martín Torres, quienes están a cargo de la investigación de la muerte de Lautaro Joaquín Saucedo
Los fiscales Ezequiel Hernández y Martín Torres, quienes están a cargo de la investigación de la muerte de Lautaro Joaquín Saucedo

Por la espalda

“El homicidio de Saucedo –que tenía 17 años– fue cometido alrededor de las 10.30 del martes en inmediaciones de Ignacio Risso al 2200”, reiteraron los fiscales. “El imputado usó su arma de fuego reglamentaria calibre 9 milímetros con la que disparó una vez e impactó en la zona lumbar del adolescente”, agregaron.

Hernández y Torres relataron en la audiencia que “el hombre investigado tomó posición de disparo y apuntó al lugar en el que estaba Saucedo, quien se dirigía hacia el este por la vereda norte de calle Risso”.

Asimismo, los fiscales añadieron que “el imputado estaba en el lugar brindando un servicio informal de custodia” y argumentaron que “su accionar fue abusando de sus funciones y con alevosía, ya que Saucedo estaba de espaldas y a unos 50 metros de distancia aproximadamente”.

También hicieron hincapié en que “el joven fallecido no cometió el robo. Si bien comenzó a desplegar su accionar tendiente a desapoderar de una bolsa que tenía una mujer que caminaba por el lugar, él mismo desistió de cometer el ilícito ante la resistencia de la señora. Más aún, cuando se estaba yendo, la mujer lo llamó y le dio dinero”.

Por otra parte, Hernández y Torres subrayaron que “antes de disparar, el hombre investigado no se identificó como personal policial ni tampoco dio la voz de «alto». En tal sentido, concluyeron que “F. A. O. actuó sobre seguro, en forma arbitraria y violando los deberes propios de su función de miembro integrante de una fuerza de seguridad”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario